TAREA POLÍTICA

Quienes le hayan vendido a José Ignacio Peralta la peregrina idea, el insensato proyecto, la burda jugada, de operar para que la nueva dirigencia del Sindicato de Trabajadores al Servicio del Gobierno del Estado quede en su familia, lo metieron en una situación perder-perder, o lo que es igual, en un berenjenal. Lo que menos importa son los nombres y apellidos de quienes encabezan las dos planillas contendientes, el dato relevante y significativo es que la señora Espíndola  y sus aliados  embarcaron a José Ignacio en una aventura de reconquista con pocas probabilidades de éxito porque topará con los muy curtidos en esas lides Víctor Vázquez Cerna y Martín Flores Castañeda que tienen el control de la mesa electoral.

Si José Ignacio llegara a ganarles la partida a Martín y a Víctor, malo; si estos lo hacen morder el polvo como es altamente probable, peor. Y es que el ánimo de la burocracia estatal sindicalizada no está para bollos; además, sabe muy bien que si el patrón les amanceba a sus dirigentes se los llevará la tía de las muchachas, quedarán a merced de los funcionarios peraltistas como el Secretario de Administración y Gestión Pública, Kristian Meiners Tovar y su simplista enfoque hacia el manejo de los recursos humanos en el sector público que presenta características muy diferentes a las del privado de donde procede.

Otro garrafal error de las perras bravas peraltistas, incluidos los columnistasnachoperalta@gmail.com , es el haber planteado la disputa por el liderazgo formal del STSGE como una entre el defenestrado ex gobernador Mario Anguiano Moreno y quien de todo culpa a éste, José Ignacio Peralta. Tal medición de fuerzas, además de que nada abona al restablecimiento de la armonía perdida entre los priistas, necesariamente arrojará como perdedor al gobierno cuya carencia de oficio político hasta su propio editor critica. Por supuesto que ni Martín ni Víctor son moneditas de oro, mucho menos peritas en dulce, pero sus liderados saben que con ellos al frente de la organización sindical que los cobija, sus derechos laborales tendrán defensa frente a las embestidas de la gavilla tecnócrata de  los Peralta, Meiners, Noriega, García y demás.

Los trabajadores al servicio del Gobierno del Estado que con sus votos definirán su propio futuro y el de la organización sindical a la que pertenecen saben lo que está de por medio en su evento electoral, nada que ver con el fin de un ciclo y el inicio del otro, mucho menos con el advenimiento dizque de caras nuevas, sino con la defensa y preservación de sus conquistas gremiales. Como la mayoría de ellos tontos no son, saben que necesitan de un liderazgo experimentado en la materia y con el oficio político que se necesita para lidiar con funcionarios que piensan que la luna es queso. Nada personal a favor de Martín Flores Castañeda y Víctor Vázquez Cerna, pero de que le van a ganar a la planilla nachista no hay duda, pues la neta del planeta es que ellos son quienes en el escenario actual y en construcción mejor garantizan cierto grado de independencia respecto del patrón y mayor compromiso con los trabajadores cuyo respaldo deberán pagarles con hechos y resultados. Tiempo y oportunidad habrá de ocuparse del desarrollo y resultados de la competencia electoral sindical en marcha. En tanto, pesos contra centavos a favor de los espolones del muy jugado gallo coquimatlense.

EL ACABO

  • El junior verde ecologista que cobra como titular de la inoperante e inútil Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT), rodeado de puros blanquitos como él, apareció en Manzanillo para otorgarle a la Administración Portuaria Integral de Manzanillo (APIMAN) el reconocimiento “Puerto limpio” dizque “por los esfuerzos que ha realizado para lograr que sus instalaciones, procesos y concesionarias cumplan con políticas en materia de protección al medio ambiente”. Al evento en cuestión no fue invitado el delegado de la dependencia en el estado, Nabor Ochoa López, a quien su racista jefe discriminó por su apariencia.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.