Con sólo ver anuncios de vacantes, te das cuenta que en Colima gana igual un licenciado que una empleada doméstica, por eso vemos licenciados ganando $5,000 o $6,000 pesos mensuales, y empleadas domésticas ganando $200 pesos diarios o más. Sin demeritar el trabajo e importancia de las empleadas domésticas, con esos sueldos, ¿Cuál es la motivación para que la juventud aspire a tener una carrera? Los sueldos deberían coadyuvar a elevar la tasa de escolaridad y no al revés.

La mejor forma de combatir la desigualdad económica y equilibrar la distribución de la riqueza, no es mediante las dádivas gubernamentales ni políticas sociales que luego sólo se traducen en clientelismos políticos. Ni siquiera es cobrando más impuestos a quienes más producen. La mejor forma de combatir la desigualdad es aumentando los sueldos de las personas.

El ingreso promedio en Colima apenas sobrepasa los $6,000 pesos mensuales (el ingreso promedio de las mujeres apenas sobrepasa los $5,000), y aunque supuestamente, Colima está por encima de la media nacional, el mérito no es de la iniciativa privada, ya que en este promedio están incluidos los trabajadores de gobierno, (que representan el 5.6% de la población y quienes, a nivel nacional, suelen tener mejores sueldos que los proporcionados por la IP.)

Colima tiene una tasa de desempleo de 4.5% (Abril 2016) que es más alta que la media nacional, sin embargo, a esto habría que agregarle una tasa de informalidad laboral de 53.8% (poco menos que la media nacional) y en el caso de las personas aseguradas, los trabajadores de Colima tienen un ingreso promedio menor al nacional (314.8 vs 266.3)

Los empresarios, con sus bajos sueldos, son los culpables de que en Colima, la mayoría aspire a tener un puesto en el gobierno y por lo tanto son corresponsables de las nóminas infladas e insoportables con que cuentan los gobiernos estatales y municipales. Son culpables de que muchas personas prefieran ganarse la vida pidiendo en la calle, y en una sociedad con valores débiles como la mexicana, provocan que la gente prefiera ganarse el dinero fácil (con todas las consecuencias sociales que esto implica).

Empresario: deja de descontarle a tus empleados por cualquier pretexto, deja de cobrarles los uniformes que tú les exiges usen, deja de pensar en el recorte de personal como la primera opción para reducir costos, ofréceles tú las herramientas que necesitan para trabajar (nada de buscar empleados que te ofrezcan vehículo, teléfono o computadora para uso laboral), haz el reparto de utilidades que la ley te obliga.

¿Cómo puede alguien mantener a su famila si gana 6000 u 8000 pesos al mes, de los cuales casi 1000 se le irán en impuestos? (esto si tiene la “fortuna” de estar asegurado). Porque este es otro problema, la falta de seguridad social. No darle seguro a tus empleados, es quitarles la oportunidad de tener una vivienda, es quitarles la oportunidad de tener un retiro cuando sean adultos mayores, es quitarles la seguridad de salud a toda su familia, es quitarles la seguridad de contar con una incapacidad si un accidente llegara a pasar. No darle seguro a tus empleados es la mayor muestra de egoísmo y desinterés por la vida  de quien te apoya a salir adelante.

Jesús CP.

"Hombre de costumbres."

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.