TAREA POLÍTICA por José Luís Santana Ochoa.

La titular del Órgano Superior de Auditoría y Fiscalización Gubernamental (OSAFIG), Indira Isabel García Pérez, debe saber que otra de las “más graves fuentes o formas de corrupción” del gobierno peraltista se encuentran en la Secretaría de Salud y Bienestar Social del Gobierno del Estado que lleva ya tres titulares al hilo, pero sus hospitales y centros de salud continúan operando con graves carencias y limitaciones imputables a la corrupción en ella imperante en perjuicio de miles y miles de pacientes que todos los días demandan atención en sus hospitales y centros de salud . Si lo ignora, malo; si es de su conocimiento y nada hace para desfacer entuertos, peor.

Parafraseando sus recientes declaraciones, hay casos que resaltan por el enriquecimiento ilícito al disponer de recursos públicos destinados a la salud , “por el beneficio particular de aquellas personas físicas o morales privadas que hacen uso indebido de esos recursos derivados de los contratos que legal o ilegalmente obtienen con entes públicos”, como los relacionados con los servicios de laboratorio y banco de sangre graciosamente otorgados por la SS y BS en abril pasado a la empresa Distribuidora LAGH S.A. DE C.V. a pesar de haber presentado sus propuestas varios millones de pesos por encima de las que le hizo la  injustamente desplazada IMPROMED, S.A. DE C.V.

Si de verdad García Pérez que conoce a detalle la corrupción en la “pre-contratación, contratación y post-contratación con sobrecostos, opacidad o una calidad cuestionable, de la que se benefician intereses de grupos especiales, a costa de las contribuciones de los mexicanos, a costa del bien común”, convencida está de que “combatir la corrupción es algo que tenemos que hacer no sólo por razones éticas, morales o legales; lo tenemos que hacer porque es lo que como Sociedad no nos ha permitido crecer en términos económicos, sociales, políticos y hasta humanos”, debe intervenir más rápido que inmediatamente , acompañada de sus auditores, a la Secretaría de Salud y Bienestar Social del Gobierno del Estado.

La Auditora Superior del Estado debe esclarecer fehacientemente cómo fue que la  empresa IMPROMED, S.A. de C.V. que presentó las mejores ofertas económicas fue desplazada por las más onerosas de Distribuidora LAGH S.A. DE C.V. Las diferencias entre ambas no fueron de centavos sino de millones de pesos. En el caso de los servicios de laboratorio, en números redondos, 41 millones de pesos de la primera por 51 millones de la segunda, mientras que para la operación del Banco de Sangre por 19 meses de servicio fueron 28.8 millones de pesos y 36 millones de pesos, respectivamente.

A pesar del mucho mayor atractivo económico de las dos propuestas presentadas por IMPROMED, S.A. de C.V., 10 y 7.2 millones de pesos más debajo de las que hizo Distribuidora LAGH S.A. DE C.V., aquella fue descalificada con un requerimiento técnico que, a valores entendidos con ésta,  por órdenes superiores, le pusieron como trampa la Directora Administrativa de la SS y BS, Licenciada en Administración de Empresas Turísticas Leticia Guadalupe Delgado Carrillo, y su Subdirector de Adquisiciones y Servicios Generales, C.P. Arnoldo Moreno Medina.

La titular del Órgano Superior de Auditoría y Fiscalización Gubernamental (OSAFIG) tiene la oportunidad de reivindicar ante los colimenses al ente a su cargo que hasta ahora sólo ha sido tapadera de las trapacerías de funcionarios públicos locales,  entrándole derecho a  este caso y a otros como las compras multimillonarias de medicamente al coyote matrero del Sinahí, Hendy Zaga, buena parte de ellos a punto de caducidad o hasta piratas, operaciones todas en las que siempre aparece este traficante de influencia protegido del gobernador del estado.

EL ACABO    

Para la Auditora Superior de Estado, Indira Isabel García Pérez, “combatir la corrupción es algo que tenemos que hacer no sólo por razones éticas, morales o legales; lo tenemos que hacer porque es lo que como Sociedad no nos ha permitido crecer en términos económicos, sociales, políticos y hasta humanos”. ¡Adelante¡ En la SS y BS del Gobierno del Estado tiene la gran oportunidad de pasar de las declaraciones a los hechos, de desquitar los atractivos sueldos y prestaciones que ella y sus colaboradores puntual y religiosamente reciben de los contribuyentes colimeños.

José Luís Santana Ochoa

Analista político

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.