TAREA POLÍTICA por José Luís Santana Ochoa.

 

A poco más de un año de distancia del domingo 01/07/2018 cuando el Partido Revolucionario Institucional y sus candidatos amancebados al gobernador Peralta fueron arrollados por la ola amloísta , continúan desconcertados por la derrota, sin moral ni entusiasmo, mucho menos ilusiones, con la fe y la esperanza perdidas, sin brújula ni dinero y con la acusación que pesa sobre su anterior dirigente estatal de haber desaparecido varios millones de pesos que eran para la construcción de su nueva sede estatal . Quebrados en todos sentidos. A estas alturas pocos dan un cacahuate por ellos. Deambulan como ánimas en pena.

Priistas hay que saben que uncidos a José Ignacio volverán a perder en forma tan estrepitosa como la vez anterior, pero no se atreven a romper lanzas con él. Ven venir la próxima tempestad electoral y siguen fieles y leales a Peralta hasta la ignominia por así convenir a sus intereses de pandilla. Si no se apean de su averiada carreta a tiempo, se los llevará la tía de las muchachas al rancho de Andrés Manuel López Obrador, terminarán por tocar fondo.

Los líderes del Otro PRI que sottovoce despotrican en contra de  José Ignacio,  a quien con su respaldo sumado al que le otorgaron Enrique Peña Nieto y Luís Videgaray y Castro, ahora en la picota, lo impusieron en 2015 como gobernador  del estado, no romperán con el bilingüe egresado del Itam y de Essex UniversIy , miembro de la clase ilustrada de Colima, totalmente “fifí, neo liberal y conservador”, en tanto sigan haciendo “negocios” a su amparo.

Aunque los morenos tampoco cantan mal las rancheras, tanto en el Congreso del  Estado como en los ayuntamientos que gobiernan, y su estructura organizacional como partido no se ve ni se siente, llegado el momento, dispondrán de los programas sociales y recursos presupuestales provenientes de la Federación para dar y prestar, para avituallarse de cara al 2021, mientras que los  tricolores no tendrán ni en qué caerse derrotados.

Hay algunos priistas ajenos a  Peralta que esperan el momento propicio para sacudirse tan perniciosa tutela, salir del traspasamiento  y, una vez liberados , lanzar sus propios proyectos políticos más ciudadanos que partidistas con los que participarían en la contienda electoral que viene. El tiempo vuela y se va, y el perdido hasta los santos lo lloran, cuantimás los políticos  desencantados del gobierno para olvidar de José Ignacio.

Los priistas colimeños desplazados por Peralta nada tienen ya que perder, perdidos están, y como un perdido a todas va, ellos, llegando el momento que no está lejos, tendrán que abrirse de capa y atorarle con valor y decisión a lo que les venga. Total, peor no les podrá ir. Todo es cuestión de que se armen de valor para lanzarse al ruedo 2021.

EL ACABO

 

  • “Llevamos un promedio de 125 recorridos en los 5 meses; resulta prácticamente que cada día estamos en un municipio distinto, exceptuando los domingos. Hoy quien no entienda a la política como presencia, va estar despistado, estamos entusiasmados y contentos por el trabajo que hoy nos toca. En Colima no ha aumentado la militancia, pero sí la presencia y el entusiasmo de muchos militantes”, informa y sentencia Enrique Rojas Orozco, Presidente del CDE del PRI. Lástima que su presencia, entusiasmo y contento no le ajusten para compensar el enorme rechazo social hacia su primer militante, el reprobado gobernador del estado.

  • Valientes, aunque temerarias, la palabras que hace unos días le dirigió el presidente del Comité Directivo Estatal del Partido Revolucionario Institucional en Colima, Enrique Rojas Orozco, al presidente de la República , Andrés Manuel López Obrador, en las que lo conmina a que meta a la cárcel a quienes se le compruebe ser corruptos, sin importar que sean de su mismo partido tricolor. Juega con fuego el líder priista al exponer a sus propios compañeros de partido a la ira del Señor.

  • Cierto es que, como alega Enrique, “ a un año que Morena gana las elecciones no vemos a nadie detenido. Es absurdo porque luego dice que por los corruptos que se fueron y no hay ningún corrupto en la cárcel; que los meta a la cárcel por favor… de cualquier partido y si detectan un acto indebido, hoy que tienen el control de las instituciones, que se castiguen de quien sea”, pero su temeridad puede hacer enojar a AMLO al grado de enderezar sus baterías judiciales hacia quienes a su paso por el Gobierno del Estado, la Universidad de Colima y los principales ayuntamientos, coludidos con sus cómplices y presta nombres, se han enriquecido hasta decir basta. Sus inmensa fortunas están a la vista de todos los colimenses.

  • No es broma, los silveristas Itzel Sarahí Ríos de La Mora y Carlos “Don Gato” Cruz Mendoza son los coordinadores de campaña en los Distritos Electorales Federales Uno y Dos, respectivamente, del candidato a la presidencia del “Nuevo PRI”, Rafael Alejandro Moreno Cárdenas, quien jura y perjura que su partido no está en la lona a pesar de que según encuesta nacional levantada por “México Elige” el día 7 de julio de 2019, tiene solamente el 9.40 % de preferencias electorales, muy por debajo del 40.6% del Partido Movimiento de Regeneración Nacional y del 23.4%  de Acción Nacional.

  • El diputado local de consolación, Rogelio Humberto Rueda Sánchez, no se irá al Partido Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA), ya se fue, allá esta desde hace rato.
José Luís Santana Ochoa

Analista político

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.