Alex Berber
Comm Politics por Alex Berber.
             Rafa Mendoza, alcalde de Cuauhtémoc, apostó nuevamente por el escándalo y el enfrentamiento político para salir de entre las sombras y colocarse en el centro de la atención pública, en mucha medida gracias a sus detractores.
            Si volverá a funcionarle la estrategia al alcalde cuauhtemense, y saldrá con más positivos que pérdidas, es la gran duda que deja el inicio de este enfrentamiento, ahora entre la municipalidad de administración panista y la Secretaría de Movilidad del Gobierno del Estado de Colima.
            Ni pronta ni perezoza, la “wanna be Margaret Thatcher” colimense, Gisela Méndez, advirtió incluso antes de que Rafa Mendoza inaugurara sus moto-taxis gratuitas para los adultos mayores, que esta modalidad violaba la nueva (y huelga decir, criticada y denostada) Ley de Movilidad Sustentable, argumentando que era un proyecto de transporte público que pone en riesgo a aquel que decida utilizarlo.
            Lo interesante de este proyecto “innovador” es que colocó nuevamente a Rafa Mendoza en el spotlight después de que a inicios de este mismo año decidió regalar gasolina y poco menos que se enjauló para protestar ante la lesiva alza a los combustibles que, como buenos mexicanos, ya parecimos olvidar. En aquel momento, el alcalde cuauhtemense subió sus bonos de tal manera que algunas televisoras internacionales voltearon a ver este escondido territorio mexicano que es el estado de Colima.
            Hay varias vertientes a analizar. Como bien dicen, lo que se ve no se pregunta, y no cabe duda de que la advertencia pública de Movilidad estatal tiene tintes políticos; pero también es innegable que el proyecto de las moto-taxis tiene enormes dosis de oportunismo político y pocos fundamentos legales, específicamente en el rubro que le demanda Movilidad: la seguridad de los usuarios y choferes.
            Si las moto-taxis llegan a convertirse, ¿por qué no?, en un atractivo turístico para Cuauhtémoc, Rafa Mendoza podrá decir que la volvió a hacer, y que su estrategia de innovar, escandalizar y mediatizar sus proyectos, le dejará nuevamente dividendos positivos.
            Ya los regidores de su municipio, taxistas organizados, Movilidad estatal, y no van a tardar los diputados tricolores, especialmente aquellos interesados en ocupar su lugar, han arremetido contra él, casi al nivel de cuando todos se lanzaron por su destitución, tras el escándalo del delito electoral en la campaña extraordinaria de Jorge Luis Preciado.
            Como en aquel tema electoral, Rafa Mendoza debe tomar en cuenta que el PAN le dará apoyo a cuenta gotas. Sin poderlo apoyar desde el Congreso del Estado, la lucha de Rafa Mendoza ante los detractores de su proyecto de moto-taxis se dará desde su poca o mucha estructura municipal. Sin embargo, sea cual sea el desenlace, da la impresión que desde que volvió a salir de entre las sombras, el alcalde cuauhtemense ya está facturando.
            Rafa Mendoza y su gusto por el escándalo como estrategia publicitaria, todo un caso de estudio para los amantes de la mercadotecnia política colimense.
 
Pase de salida…
 
LAS ESCUELAS NO SON GUARDERÍAS NI REFORMATORIOS
Riñas afuera de las escuelas, casos de bullying, un menor que extorsiona a compañeros con un arma blanca… las escuelas son un caldo de cultivo que nos confirma que la sociedad mexicana se está reflejando en la educación. Sin embargo, hay algo que los padres de familia no han entendido: las escuelas no son guarderías y mucho menos reformatorios. Los maestros, cada vez más “amarrados de las manos” por la Ley de Educación, no van a resolver los problemas familiares y/o sociales con los que carga un infante. El mejor ejemplo, los niños ya no pueden ser reprobados, y esto en lugar de convertirse en un estímulo para que los estudiantes transiten por su vida educativa con menos stress, se ha convertido en el pretexto perfecto para no hacer tareas y trabajos escolares. La realidad del tercermundista país en el que cohabitamos, nos ha alcanzado.
 
LA VISITA DE AMLO A COLIMA VUELVE A GENERAR EXPECTATIVA
Andrés Manuel López Obrador en Colima, ahora para firmar el “Acuerdo por la Prosperidad y el Renacimiento de México”. Interesante analizar a los presentes, a los firmantes y a los espías. Un tema que dará de qué hablar por varias semanas.
 
*Columnista  #G8-Independiente…
Alex Berber

Autor del libro "El hacedor de goles ha muerto"

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.