TAREA POLÍTICA

Mañana domingo, entrada la tarde noche, se sabrá si al Partido Revolucionario Institucional que dirige el mafioso sonorense Manlio Flavio Beltrones Rivera le rindió dividendos suficientes para ganar el paquete de candidaturas a los gobiernos de doce entidades del país, entre ellas, Quintana Roo, Tamaulipas y Veracruz, la guerra sucia por él orquestada  para derrotar a como dé lugar al odiado adversario político que ha alcanzado niveles y expresiones nunca antes vistas en contiendas electorales anteriores, algunas de las cuales ensayó en la elección extraordinaria de gobernador de Colima cuando no se tentó el corazón para calumniar al entonces candidato del PAN, Jorge Luís Preciado Rodríguez,  acusándolo sin pruebas hasta de traficante de personas.

A pesar de que en Veracruz se juegan una gubernatura de sólo dos años, los priistas liderados por el nefasto gobernador Javier Duarte De Ochoa, directo responsable de la  corrupción, la violencia y la represión mortal a periodistas y activistas sociales que han marcado su gestión, desataron feroz embestida en contra del candidato de la coalición  PAN-PRD Miguel ángel Yunes Linares acusándolo hasta de pederastia en perjuicio de su propia hijastra Sofía Garfias Ortega, a través de un video hecho por los expertos en campañas negativas al servicio de Beltrones Rivera en el que presentan a una de las víctimas del satánico Jean Succar Kuri, la entonces menor de edad y ahora con 31 años a cuestas, Edith Encalada, cantante profesional a la que le armaron  declaraciones a modo en las que afirma que durante los años que fue abusada sexualmente por Succar Kuri estuvo en contacto con dos niñas identificadas como Sofía ( Garfias Ortega) y Sandra, “que pasaban tiempo con Yunes Linares”.

“No es cierto que Miguel ángel Yunes Linares abusó de mí. No entiendo por qué las necesidades políticas son superiores o más importantes que los vínculos de afecto. Él fue mi padrastro, me apoyó, pero nunca abusó de mí”, atajó Sofía Garfias Ortega, pero el daño por la  masiva difusión de ignominioso video ya estaba hecho. “Todo esto me produce ansiedad. Se me revuelve el estómago. No puede ser que, otra vez, seamos agredidos a causa de las labores políticas de alguien más. Es algo recurrente. Empezó en el 2003 y no ha parado. Cada vez que quieren atacar a Yunes sacan esta historia. Es muy incómodo. Yo no tengo nada que ver. Procuro una vida propia que no tenga que ver con el trabajo político de nadie”, todo lo cual les importó un comino a Manlio Flavio Beltrones Rivera y a sus pelafustanes convencidos de que el fin justifica los medios, así se lleven entre sus pesuñas a gente inocente.

¿Cómo le voy a decir  a mi novio que esto está pasando? ¿Cómo le voy a decir a la familia de mi novio que no es cierto que mi padrastro abusaba de mí como dicen los medios?, preguntas que deberán contestarle Manlio Flavio Beltrones Rivera y sus expertos en guerra sucia electoral. “Esto es una aberración. Las declaraciones de la señorita Encalada son una infamia”, aberración e infamia que para la mafia que se resiste a perder Veracruz es ‘peccata minuta’. Estos mismos usos y costumbres infamantes y difamatorias están también  siendo observados  por los priistas en Sinaloa y Quintana Roo.

En la entidad norteña la principal arma utilizada por los tricolores es ligar a los adversarios con los narcos , misma artimaña usada para detener el avance del candidato de la coalición PAN-PRD a gobernador de Quintana Roo, Carlos Joaquín González, a quien el mismo siniestro  Manlio Fabio Beltrones Rivera pidió se le investigue  por unas fotos en las que aparece junto a Jamil Hindi, líder de hoteleros de Playa del Carmen, supuestamente indiciado por presuntos vínculos con el narcotráfico, mismo personaje que, por cierto, también fotografiado al lado de Enrique Peña Nieto.

Por supuesto que en las restantes nueve entidades el PRI también está jugando sucio, rudo, chueco, en lo que es todo un ensayo de cara a la elección presidencial de 2018, cita a las urnas a la que llegarán más devaluados que el peso mexicano. Al tiempo.

EL ACABO

  • En vano intento de justificar la rudeza innecesaria y fuerza desmedida de la Policía Estatal Acreditable en contra de Mely Pastora Beltrán, el presidente del CDE del PRI, Rogelio Humberto Rueda Sánchez, acusó al PAN de “querer utilizar políticamente la detención de la militante panista para desacreditar el trabajo que realizan las corporaciones de gobierno en materia de seguridad”. ¿Cuál trabajo, Rogelio Humberto?
  • “Hay señalamientos de que tiene una legítima propensión a hacer señalamientos críticos respecto del gobierno, pero en este tema en particular ha habido una utilización política no solo de ella sino de su partido”. ¡Ah que Rogelio Humberto tan asustón!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.