Este año habrá de renovarse la totalidad de la Cámara de Diputados federales y locales, ayuntamientos e inclusive la gubernatura de nuestra entidad. El 2015 no será un año fácil en ningún sentido, las proyecciones económicas no son nada alentadoras, en el ámbito de la seguridad todavía hay un gran tramo para poder volver a percibir la calma y tranquilidad que en nuestro país había imperado, pese a los grandes esfuerzos que se han hecho por recuperarla. A todo esto, en un ambiente de desesperanza por las diversas crisis atravesadas en el pasado año, que sin lugar a duda tendrán un capitulo consecutivo en el presente, habrá que sumarle la efervescencia cotidiana de los periodos electorales.

Por ello, es imprescindible el evaluar objetivamente a las personas que recurran a nuestro hogar a pedir nuestro voto de confianza para representarnos en los diversos cargos de elección popular que se jugarán a mediados de este año. Es indispensable el conocer a fondo sus trayectorias académicas y políticas, analizar a conciencia sus antecedentes y verificar múltiples aspectos antes de tomar una decisión; desde si tiene la capacidad académica para poder realizar un buen papel, hasta si es digno de depositarle nuestra confianza, constatando si tiene un estilo de vida ejemplar y honesta.

Recuerden, que como la misma Biblia lo dice (Mateo: 7:15): “Guardaos de los falsos profetas, que vienen a vosotros con vestidos de ovejas, pero por dentro son lobos rapaces”. De esta misma forma, tratarán muchos lobos políticos de pasar por ovejas ciudadanas, con la ya famosa moda de hacerse pasar por candidatos ciudadanos ajenos a los vicios de la política, a pesar de haber vivido y subsistido, ellos y sus familias, de la política durante toda su vida. Ojo, no nos dejemos engañar. Más que nunca debemos tener la madurez e inteligencia necesaria, para, en este clima de descomposición y degradación superlativa de la política mexicana, saber elegir a conciencia y eficazmente a nuestros representantes.

Los que colaboramos en la Revista Colima XXI aprovechamos este espacio para desearles de todo corazón que la dicha reine en sus hogares y que el año 2015 les depare mucha salud, amor, alegría y felicidad. ¡Feliz año!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.