TAREA POLÍTICA- José Luís Santana Ochoa.

La segunda edición del Festival Internacional del Volcán (FIV) superó con creces las expectativas de sus organizadores, tanto por el número y la calidad de los eventos como por la gran participación de los colimenses que se apropiaron del centro histórico de la ciudad de Colima durante los diez días que duró el evento. Nadie nunca jamás había congregado a tantas  personas en el foro de convivencia familiar que fue el Jardín Libertad, pero también el Jardín Núñez lució en todo su esplendor  e hizo recordar los tiempos idos en que la “Feria de Todos Los Santos”  lo tuvo como aposento principal.

Hubo artistas para todos los gustos y generaciones: Aida Cuevas, Carla Morrison, grupo Elefante, MC Davo, Mariachi Vargas de Tepatitlán,  Mon Laferte, Ballet Folclórico de la Universidad de Colima, Armando Manzanero, Rayito Colombiano y Julieta Venegas. Además, muy bien montadas  áreas gastronómicas, exposiciones artísticas y artesanales, teatro, un pueblito español y juegos mecánicos que disfrutaron a lo grande los miembros más pequeños de las familias visitantes. La gente, contenta, relajada, logró olvidar por unos días del incumplimiento de la promesa que José Ignacio Peralta les hizo en su campaña electoral de que con él como gobernador vivirían felices y seguros.

Digno de reconocerse es el enorme esfuerzo organizacional hecho por el alcalde Héctor Insúa García y su equipo de trabajo para mejorar la primera edición del FIV celebrada el año pasado, y abonarle a una larga vida y proyección del mismo. Con inteligencia, visión, carácter, capacidad de gestión y oficio político, el reelegible presidente municipal de Colima se creció al castigo al que desde el arranque de su administración el 15 de octubre de 2015 lo tienen sometido quienes celan y recelan que luzca ante los ciudadanos más que el gobernador Peralta. Al golpeteó sistemático y reiterativo que todos los días recibe de la prensa oficialista y de los sicarios sindicales Audelino Flores Jurado y Héctor Arturo León Alam, el alcalde Insúa García les ha respondido a los ciudadanos del municipio con hechos, obras, servicios y resultados.

Sabedor de que la confabulación orquestada por la pandilla peraltista  para desprestigiar a Héctor Insúa García ante los electores ha rotundamente fracasado, el diputado local pri-dependiente que anhela con ansias locas ocupar a partir del 15 de octubre de 2018 la oficina principal del Palacio Municipal ubicado en la calle Torres Quintero de la ciudad capital , Nicolás Contreras Cortés, aferrado está a obligarlo en la nueva ley electoral local a que se retire el próximo mes de noviembre para que no llegue al Colima Fest 2017, y fuera del aire, de las cámaras, del contacto con la gente como alcalde, como piensa que santo que no es visto no es adorado, espera que los votantes  se olviden de él (Héctor Insúa García) para cuando a principios del próximo año vaya a su encuentro por la relección.

Cierto es que la concentración de miles de asistentes a los eventos del Festival Internacional del Volcán  rebasó la capacidad de las instalaciones sanitarias previstas por sus organizadores, pero no al grado en que magnificaron el problema  los interesados detractores de todo lo que hace o deja de hacer el alcalde Insúa García. Las fallas fueron remediadas de inmediato y son una experiencia a capitalizar en la próxima edición 2018 del FIV. Por cierto, con festival o sin él, los espacios públicos de la  ciudad de Colima necesitan ser dotados de instalaciones sanitarias dignas y accesibles para quienes los visitan. Este puede ser un buen proyecto a concretar en los próximos meses por la administración municipal insuísta.

 EL ACABO

  • El alto mando priista estatal sabe que el excesivo e inmerecido castigo que le ha aplicado al alcalde panista de Colima, Héctor Insúa García, lo ha hecho crecer como a las vejigas al grado de que ya luce invencible en las elecciones de 2018.
  • Será el Sereno, pero Guillermo Brun Solórzano tiene razón y le asiste todo el derecho cuando a nombre de sus compañeros dice “nos sentimos defraudados, lo que es una muestra más de que no hay congruencia con los diputados. Creo que si un grupo de empresarios, ciudadanos y amas de casa, de toda la gente: creo que lo mínimo es que tenemos derecho a que se vote una iniciativa. La decisión de votar a favor o en contra, es de cada uno de ellos”, pero los diputados no se mandan solos, lo sabe bien.
  • “En Chihuahua no hay sumisión ante nadie, ni siquiera ante la dirigencia nacional”, le espetó directo a la cara el ex alcalde de la norteña capital, Marco Quezada, al delegado del CEN  del PRI en esa entidad, Fernando Moreno Peña, porque éste manoseó la integración del Consejo Político Estatal. ¡Síganlo invitando¡
José Luís Santana Ochoa

Analista político

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.