TAREA POLÍTICA por José Luís Santana Ochoa.

Quedaron ya definidas las tres fórmulas de candidatos a senadores de la República y a diputados federales a decidirse el domingo 01/07/2018.  Por  la coalición PRI/PVEM van la alcaldesa ex panista de Manzanillo, Gabriela Benavides Cobos, y el  siempre polémico Fernando Moreno Peña, quienes para ganar tendrán que obrar el milagro de imponerse a los negativos asociados a las siglas y colores priistas, al presidente Peña,  al gobernador Peralta, más los suyos propios.

La regidora capitalina emecista María Elena Abaroa y el diputado local plurinominal panista Luis Humberto Ladino Ochoa son los gallos de la coalición “Por México al Frente” conformada por los partidos Acción Nacional, de la Revolución Democrática y Movimiento Ciudadano. Ellos le apuestan al mal humor social de los colimenses provocado por el disociado gobernador José Ignacio Peralta y al presidente Peña que generará miles de votos de castigo que ellos sueñan con  recibir gratis.

Abaroa se arma de valor para decir que vencerá incluso al priista Fernando Moreno Peña quien “representa todo lo que no queremos como ciudadanos”, a sabiendas de que  se daría por bien servida si alcanzara el segundo lugar en la contienda para entrar al Senado como primera minoría, pero para ello tendrá que vérselas con Indira Vizcaíno Silva y Joel Padilla Peña, abanderados por  la coalición “Juntos  haremos historia”.

Como regidora del H. Ayuntamiento de Colima, María Elena Abaroa se dio gusto aventando tronadores cohetes al cielo para aturdir a su ahora compañero de viaje el alcalde panista de Colima, Héctor Insúa García, y le ha llegado la hora de que recoger las varas. Para colmo, la escoltará uno de los principales oponentes panistas a la participación del partido Movimiento Ciudadano propiedad de Leoncio Morán Sánchez  en el Frente Por México en Colima, Luis Humberto Ladino Ochoa,  nunca jamás probado en contiendas electorales de mayoría relativas.

“Me voy a enfrentar a él (Fernando Moreno Preña) y a quien sea como lo hice en el 2005, cuando fui candidato a gobernador del estado, y hoy tiene una motivación para poder enfrentar todo lo que ese personaje representa y que es lo que los colimenses no queremos más (…) para mí es un motivo de seguir adelante, en ningún momento tiene que ver con una decisión particular”, baladronea fanfarrón como siempre ha sido Leoncio Morán Sánchez en su carácter de coordinador de campaña de María Elena Abaroa, el mismo que le sacó la vuelta yéndose tras una diputación federal por la cómoda y segura vía plurinominal.

Como Kalimán, el locochón de Locho jura y perjura que será  “implacable para que personajes como él (Fernando Moreno Peña) no sigan enquistados en el poder y tratando de manejar y lastimando a esta tierra como Colima porque han humillado y ofendido a muchas personas especialmente a los más vulnerables”, bravatas que ni él mismo se cree, mucho menos los electores que le pueden mandar hasta el tercer lugar a su candidata que si sabe contar no debe hacer cuentas alegres. Para tratar de despistar, el embaucador comerciante de la política partidista  despotrica en contra de FMP, burda tetra con la que no engañará a los panistas que tanto ha vilipendiado ni a los ciudadanos que muy presente tienen que ya van dos veces que se baja una candidatura a senador de la República.

La coalición PRI/PVEM le puso en charola de plata a la “Por México al Frente” (PAN/PRD/MC) la candidatura a la diputación por el Segundo Distrito Electoral Federal al nominar al impresentable porteño Francisco Zepeda González que va directo a la derrota frente al minatitlense Alejandro Mancilla González, joven político sin negativos y con una buena presencia y aceptación en los municipios de Armería, Ixtlahucán, Manzanillo, Minatitlán y Tecomán. Por  las actitudes y comportamientos personales del tal Pico, corruptelas, promesas incumplidas cuando fue diputado federal como la de retirar la caseta de cobro de Cuyutlán,  y el haberle dado sepultura al PRI en Manzanillo, se la tienen sentenciada los electores porteños que el domingo 01/07/2018 lo ajusticiarán en las urnas.

Por el Primer Distrito Electoral Federal, PRI/PVEM cometieron el error de nominar a la misma mujer que tiró la senaduría justo a la mitad de los seis años para los que fue contratada por los electores colimeños, Mely Romero Celis, quien habrá de vérselas con la inteligente, combativa y electoralmente más atractiva, Martha Zepeda Del Toro, quien esta vez tendrá el voto duro panista a su favor.

EL ACABO

  • Para el diputado panista de mayoría relativa, Crispín Guerra Cárdenas, lo que pasó en la Comisión Permanente Estatal del PAN Colima fue un “abuso de parte del grupo político de Jorge Luis Preciado que benefició a sus allegados. Se me hace abuso de cualquier actor que haga acciones como ésta, hay muchos cuadros valiosos que los están haciendo a un lado por imponer a amigos, compadres y gente que le deban favores y representan ir a perder. Todavía no es definitivo y confiamos tener buenos resultados”. ¡No pos’ sí¡
  • La semana pasada el senador panista de primera minoría, Jorge Luis Preciado Rodríguez, fue acusado públicamente de haber inscrito ante el CEN del PAN como aspirantes ciudadanos a diputados federales plurinominales a su compadre Óscar Carlos Zurruoza Barrea, y a su mujer Isis Amaya Salazar Martínez; también, a su hija Georgina Selene Preciado, “orgullo de su nepotismo” , a quien impuso candidata suplente de la villana Yulenny Cortés Rojas que empecinada está en buscar la relación en el cargo de alcaldes de Villa de Álvarez.

 

José Luís Santana Ochoa

Analista político

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.