PARACAÍDAS por Rogelio Guedea

Nació en Ocotillo, un pequeño poblado del municipio de Cuauhtémoc, aquí en Colima. De origen más bien humilde, a sus padres todavía se les puede encontrar en el tianguis de Guadalajarita vendiendo camotes tatemados. Él mismo, siendo todavía niño, vendió dulces. Desde entonces tuvo la ilusión de ser un gran comunicador y pronto, apenas la edad se lo permitió, empezó a trabajar en distintos medios de comunicación de nuestra entidad: Grupo Acir, Televisa Colima, etcétera. La incertidumbre que vio en el oficio lo llevó a estudiar, sin embargo, una carrera distinta: Contaduría y Administración, precisamente en nuestra máxima casa de estudios, la Universidad de Colima, de la que se siente sumamente orgulloso. La consideró, en realidad, una profesión salvavidas: si su oficio como comunicador naufragaba, echaría mano de ese As que llevaría siempre bajo la manga. No fue ni ha sido necesario: Gabriel Preciado persistió en el ámbito de la comunicación y cuando vio un día canceladas sus posibilidades en nuestro Estado –no tenía el título requerido para seguir ascendiendo como comunicador pese a sus evidentes cualidades-, entonces emigró a los Estados Unidos. Se fue sin que muchos lo notaran, ni –sobre todo- sin que a nadie o a casi nadie le importara el sobrado talento de Preciado. Nada que no sepamos: en nuestro país el talento produce urticaria. En nuestro vecino del Norte, Gabriel Preciado empezó a colaborar en varias cadenas de televisión, como presentador, reportero e incluso como productor. Lo hizo como reportero presentador en Telemundo Oklahoma City T30 y en Telemundo El Paso T48, como presentador y productor en Univisión Nevada Canal 15 en las Vegas, tanto en el noticiario matutino como vespertino, donde ocuparon en los últimos cinco años el primer lugar en audiencia.  Gracias al trabajo que hizo y que dio cobertura a la masacre ocurrida en Las Vegas, fue nominado a un Emmy en octubre 2017, y como presentador también fue nominado a este premio en tres ocasiones. El año pasado ganaron, incluso, la categoría de reportaje de investigación a nivel regional y este año van por otro Emmy nacional por la pieza “El milagro del perdón”. Actualmente es reportero/presentador en Univisión Houston 45 del nuevo noticiero matutino, colabora para edición digital Houston y hace las corresponsalías para los breves informativos de Despierta América y, cuando así se requiere, para el noticiero Nacional Edición Digital de la cadena Univisión. Como he visto que nadie se ha dado cuenta de lo que ha hecho este colimense ejemplar, consideré oportuno escribir unas líneas muy sentidas sobre él. Lo he venido siguiendo con orgullo y con alegría en todo este tiempo en el que lo único que he constatado es su crecimiento profesional y personal, porque Gabriel Preciado es, además o primero que nada, un ser humano admirablemente humilde. Me siento contento de saber que pudo hacer cristalizar ese sueño que entrevía en la distancia mientras vendía dulces en su pueblo natal. Ojalá que no se nos olvide nunca que si hay algo que podemos aprender de los sueños es que, en el fondo, todos están hechos de realidad.

Rogelio Guedea

Poeta y académico

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.