*Mariana Pérez, Gerardo Wolburg y Enrique Jiménez forman parte de un grupo de 100 estudiantes mexicanos que obtuvieron una beca completa para realizar estudios durante un año en Francia, a través del programa MEXFITEC.

En una emotiva ceremonia realizada en días pasados en la Ciudad de México, el secretario de Educación Pública, Aurelio Nuño Mayer y la embajadora de Francia en México, Maryse Bossiére, dieron la despedida a 100 estudiantes mexicanos reconocidos por haber ganado una beca completa para realizar estudios durante un año en Francia a través del programa MEXFITEC, tres de los cuales son de la Universidad de Colima.

Nuño Mayer y la embajadora Maryse Bossiére estuvieron acompañados por el subsecretario de Educación Superior, Salvador Jara Guerrero, y el coordinador nacional de Becas, José Ernesto Medina Aguilar.

Por la Universidad de Colima, los estudiantes becados son Mariana Valeria Pérez Farías, del programa de Ingeniería Química Metalúrgica, así como Kurt Gerardo Wolburg Martínez y Luis Enrique Jiménez Campos, ambos del programa de Ingeniería Civil, quienes partieron a Francia el 4 de agosto por la noche. Para obtener esta beca, los alumnos deben tener amplios conocimientos en ciencias exactas y del idioma francés.

La U de C participa en el programa “México-Francia. Ingenieros y Tecnología” (MEXFITEC) desde que inició en México la primera generación, en 2002. Este programa incluye el proyecto “Formación internacional de Ingenieros en el Campo de la Química y de la Ingeniería Química”, en el cual participa también la Universidad y cuyo objetivo es formar ingenieros con una doble cultura, adaptada particularmente al conocimiento del desempeño del mundo industrial y a su integración dentro de la empresa.

La beca es una ayuda total de 300 mil pesos, mismos que son aplicados a la compra del boleto de avión de ida y vuelta (sin cambios), gastos de alimentación, hospedaje y transporte en Francia; un seguro médico que incluye la seguridad social, así como un curso intensivo del idioma francés que se imparte durante cuatro meses en Francia. Éste es el tipo de oportunidades que el rector de la Universidad de Colima, José Eduardo Hernández Nava gestiona y establece institucionalmente para que todos los estudiantes tengan la oportunidad de alcanzar competencias internacionales.

En la ceremonia de despedida, Kurt, Luis Enrique y Valeria lucían emocionados, felices y muy conscientes de su papel como representantes de la Universidad de Colima y de México en el extranjero.

Entrevistada al respecto, Mariana Valeria Pérez Farías señaló que la experiencia en el proceso MEXFITEC tuvo sus momentos de estrés, pero sobre todo de inmensa alegría al estar entre los 100 seleccionados para obtener esta beca y representar a México durante un año en Francia. “Este abanico de emociones se ha visto beneficiado por nuestros padres, maestros, directores y las autoridades de la Universidad de Colima, sobre todo del rector, que gestiona este tipo de oportunidades para nosotros y sin el cual nada de lo que hoy acontece habría sido llevado a cabo tan favorablemente”.

Por su parte, Kurt Gerardo Wolburg Martínez dijo que se trata de una experiencia que jamás olvidará; “agradezco a mi familia, a mis maestros y a la Universidad de Colima que me dieron la oportunidad de solicitar esta beca; ahora es para mí una meta más que cumplir”, enfatizó.

Luis Enrique Jiménez Campos, a su vez, dijo que esta viaje académico representa una oportunidad que lucía impensable y que poco a poco se fue materializando; “siento un gran compromiso con mi universidad, con mi estado y mi país al ir a otro continente a representarlos, pero sobre todo un compromiso con mi familia y conmigo mismo de hacer el máximo esfuerzo por superar las expectativas”.

Por su parte, la embajadora de Francia en México, Maryse Bossiére dijo a los estudiantes mexicanos que esta experiencia los marcará toda la vida y que el vínculo con el país europeo, su idioma y cultura será permanente de distintas formas: “A partir de ahora se enfrentarán a una experiencia llena de desafíos y emociones por el reto no sólo cultural sino lingüístico”.

En su turno, Aurelio Nuño compartió con los jóvenes beneficiados que él también tuvo la oportunidad de estudiar en el extranjero gracias a una beca, y los exhortó a que aprovecharan cada momento de aprendizaje “porque México tiene las esperanzas puestas en quienes se forman con los más altos estándares de calidad, y ustedes son parte de este gran proyecto”.

Remarcó que la oportunidad de ir a Francia es importante porque se trata de un país con uno de los mejores sistemas educativos del mundo, “y en México –dijo– le apostamos a la educación porque es la única vía por la que podemos avanzar y ayudar a nuestra sociedad a prosperar”.

Los cien estudiantes partieron a Francia el 4 de agosto a las 12 de la noche. Tendrán un periodo de adaptación y aprendizaje cultural y lingüístico antes de iniciar sus clases en las distintas escuelas de ingeniería francesas. Así, la Universidad de Colima cumple con su responsabilidad social de preparar a sus estudiantes con los más altos estándares de calidad.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.