TAREA POLÍTICA por José Luís Santana Ochoa

Se decía que el ex presidente de la República, Adolfo López Mateos (1958/1964), cuando lo despertaban al despuntar del alba les preguntaba a sus asistentes, ¿viaje o vieja?, pues además de muy paseador tuvo también fama de Don Juan Tenorio. No se sabe si el gobernador José Ignacio Peralta hace o no la misma pregunta, pero de que supera de calle en millas acumuladas a sus antecesores inmediatos en el cargo, no hay ninguna duda. En un país y un mundo donde las comunicaciones a distancia a través del internet y demás yerbas, teleconferencias incluidas, no se justifica tanto desplazamiento geográfico de los gobernadores como antaño, por lo que se colige que el gobernador viajero frecuenta vuela para evadirse en las nubes más altas y en los grandes aeropuertos y ciudades del país y del extranjero, Europa incluida, de la problemática estatal y de tanto malqueriente.

Está bien que los viajes ilustran, pero José Ignacio se pasa de tueste, pues según ha denunciado el diputado presidente de Comisión de Hacienda del Congreso del Estado, Francisco Rodríguez García, ex priista, ex perredista y de momento panista, en los “casi tres años de gobierno, el titular del Ejecutivo, Ignacio Peralta Sánchez, ha gastado 42 millones de pesos en el pago de viajes aéreos”, y amenaza con hacerlo al mismo ritmo e igual frecuencia durante el próximo 2019 al tener contemplada una partida presupuestal de 14 millones de pesos para ese rubro.

Rodríguez García quiere que Peralta les informe a la ciudad y al mundo del motivo, causa y razón de sus muy frecuentes viajes, su costo real, resultados, etc. “No es posible que los colimenses no sepamos en dónde está el titular del Ejecutivo, y si él dice que va a hacer gestiones, entonces que informe, porque el que nada debe, nada teme. Si las iniciativas son menores a tres días, entonces que informe al legislativo del monto, la partida; y segundo, que diga cuánto va a costar el viaje y los resultados, eso es algo de lo más natural cuando se ejerce un presupuesto, y si va a tardarse más de tres días, entonces que solicite el permiso del Legislativo, y creo que no existirá ningún diputado que vote en contra de un permiso cuando es para realizar gestiones”, sentencia el representante en Colima del líder del Movimiento Nacional por la Esperanza (MNE), René Bejarano Martínez.

“Está bien que se fiscalice, siempre es importante que se justifique si se hace un viaje, a dónde, para qué, aquí lo importante la aplicación de este tipo de medidas no sea asimétrica, es decir para unos sí y para otros no, que también se fiscalicen los viajes que hagan los alcaldes, los diputados e incluso el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador”, revira el gobernador aéreo Peralta a quien nadie le quitará lo mucho que se ha paseado en la primera mitad de su gobierno.

Peralta alega que entre sus funciones como mandatario se encuentra la gestión de recursos a nivel central, “y sería muy perjudicial para Colima restringir viajes cuando son necesarios, solamente por cuestiones ideológicas o diferencias políticas”, pero con su amiga Indira Vizcaíno Silva como plenipotenciaria del presidente de la República en el estado , a partir del primero de diciembre próximo no tendrá necesidad de viajar ni a la capital ni a ninguna otra entidad a donde lleguen a mudarse algunas dependencias federales. En adelante la viajera frecuenta será Doña Indira y no él.

EL ACABO

 Según su propio dicho, el gobernador Peralta “es el que más recursos trae al estado, el que más gestiona recursos y sería muy perjudicial para Colima restringir viajes cuando son necesarios, solamente por cuestiones ideológicas o diferencias políticas”. ¡No pos’ sí! Luego entonces, si existe una relación directa entre el número de viajes y la lluvia de recursos federales a la entidad, ¡adelante, que siga acumulando millas¡

 La alcaldesa de Amlópolis, Griselda Martínez, ya amancebó a dos que tres de sus detractores comunicadores porteños más severos al grado de que desde ahora la ven conformando un poderoso “dream team político” pensando, desde luego, en la posibilidad de poder ser la candidata de MORENA a la gubernatura del estado en el 2021”. ¡La misma novela de política ficción de siempre¡

 A los colimenses no los consuela que, según asegura José Ignacio, otros gobernadores panistas y perredistas vuelen más que él.

José Luís Santana Ochoa

Analista político

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.