TAREA POLÍTICA

La pandilla otro-priista que manda y gobierna en el estado se fijó en su agenda política (grilla) tres objetivos: la rectoría de la Universidad de Colima periodo 2016-2020; la titularidad de la Secretaria de Educación Pública; y la Coordinación de la Fracción Priista en el Congreso del Estado. En el primer caso su gallo era el Secretario General de la Universidad de Colima, Cristian Torres Ortiz Zermeño; en el segundo, el ex rector de la misma institución, ex diputado federal y delegado de la SEP en la entidad, Miguel Ángel Aguayo López; y en el tercero, el ex presidente de la FEC y diputado local Héctor Magaña Lara.
El movimiento golpista orquestado para tumbar del macho al ya reelecto rector de la Universidad de Colima, Eduardo Hernández Nava, fracasó porque éste a tiempo hizo lo que tenía que hacer para neutralizarlo, los exitosos amarres correspondientes con los grupos de consejeros universitarios que decidirían su reelección. Ante el consenso logrado por Hernández Nava en torno a su reelección para un segundo periodo cuatrianual, a los complotistas no les quedó de otra que cabrestear para no ahorcarse. Como tontos no son y sí muy vividores, los promotores de Torres Ortiz Zermeño recularon para continuar en la nómina universitaria donde Hernández Nava los mantendrá ojo a visor por si acaso.
El rector de la UdeC ya la libró, pero no pueden decir lo mismo el Secretario de Educación, Óscar Javier Hernández Rosas, ni el coordinador del grupo de diputados priistas en el Congreso del Estado, Federico Rangel Lozano, que siguen en la mira de los golpistas. Si se descuidan les van a dar bajón para poner en su lugar a Miguel Ángel Aguayo López y Héctor Magaña Lara, respectivamente.
El golpeteo “periodístico” en contra del Secretario de Educación Hernández Rosas continuará hasta que lo desinflen lo suficiente como para que José Ignacio Peralta se vea obligado a sustituirlo nada más ni nada menos que por el delegado de la SEP en Colima Miguel Ángel Aguayo López. Lo mismo continuará haciendo la prensa peraltista respecto al coordinador de la diputación priista en el Congreso del Estado, Federico Rangel Lozano, a quien lleva ya más de un año culpando de que la gente simple y llanamente no se le haya entregado al egresado del ITAM y de ESSEX University como soñaba. El fernandista ex dirigente de la FEC, Héctor Magaña Lara, relevaría al profesor Federico.
De los tiros planeados por los golpistas ya fallaron el primero que les salió por la culata, pero les quedan dos para hacerse del control de la SEP y de la diputación tricolor en el Congreso del Estado. Hay que ver si logran su propósito.
EL ACABO
Su tío el editor ya le ordenó a José Ignacio Peralta correr al Secretario de Administración y Gestión Pública, Cristian Meiners Tovar. ¿A quién querrá imponer en su lugar?
Con la estrepitosa derrota del presidente del CEN del PRI, Manlio Fabio Beltrones Rivera, sufrido el domingo 05/06/2016, el gran perdedor en Colima es Rogelio Humberto Rueda Sánchez.
Tan campante como Don Sebas, continúan incrustados en delegaciones federales y en el primer equipo nachista, ex funcionarios silveristas-anguianistas que ni sudan ni se acongojan porque los nacho-peraltistas traen como perico a toallazos a quien fue su benefactor, Mario Anguiano Moreno.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.