Diurnarius por Miguel Ángel Sánchez Romero.

Mientras que Colima se encuentra al borde del caos y a punto de convertirse en el mismo infierno, la súper delegada Federal en Colima, Indira Vizcaíno Silva pareciera estar más preocupada por alimentar su ego y sus ambiciones personales, que no le ha importado mentirle al Presidente, con tal de seguir utilizando discrecionalmente los recursos y programas federales con fines político- electorales para su beneficio personal y de algunos de sus llegados.

La también conocida como #LadyAltozano, por su oscuro pasado al frente de la alcaldía de Cuauhtémoc a la que presuntamente le ocasionó un daño patrimonial de cerca de 100 millones de pesos y que hasta ahora gracias a su posición política y su cercanía con el gobernador de José Ignacio Peralta, las denuncian en su contra misteriosamente no han prosperado.

Lo cierto es que la súper delegada Federal le ha fallado al presidente, no solo al ocultarle su turbio pasado, sino al mentirle sobre la realidad que vive Colima, pero sobre todo  por el cuestionable manejo que ha hecho de los programas federales de desarrollo social, lo cual ha sido denunciado por la Senadora Gricelda Valencia de la Mora y la Diputada Federal, Claudia Yáñez Centeno, tras considerar que pudiera haber incurrido en posibles actos de corrupción.

Pero las denuncias hechas por las legisladoras federales, en contra de los posibles malos manejos de los programas federales no son los únicos que se han hecho públicos, sino que en redes sociales, medios de comunicación y entre la voz populi sobran las quejas e inconformidades de personas que habiéndose registrado en tiempo y forma, no han recibido ningún beneficio o les adeudan algún bimestre o parte de los recursos que les fueron prometidos, lo que ha dejado al descubierto una serie de irregularidades y desorden en el manejo de los programas federales, que la súper delegada federal, Indira Vizcaíno a calificado como “fallas técnicas”; fallas que tan solo en el programa de becas Benito Juárez han afectado a cerca de 2 mil jóvenes colimenses; pero aún falta saber cuántas personas de otros programas se han visto afectadas por esas supuestas “fallas técnicas”.

Pero no solo Indira Vizcaíno le ha mentido a AMLO, en cuanto al manejo de los programas federales, sino en la realidad de violencia e inseguridad que vive la entidad, al minimizar y no dar la importancia que el tema amerita por desconocimiento o complicidad con el gobernador; además de que su relación con la mayoría de alcaldes y legisladores federales es de confrontación, lo que en nada favorece a la población colimenses.

Sin embargo, el afán protagónico y el ego desbordado de la #LadyAltozano, al sentirse intocable y la toda poderosa de Colima por su supuesta cercanía con AMLO y su amistad con el Coordinador de Diputados Federales, Mario Delgado Moreno no solo ha han hecho perder piso, sino sentirse la dueña y señora de todos los programas federales, y contrario a lo dispuesto por el Presidente de no utilizar los recursos públicos con fines político-electorales, a Vizcaíno Silva pareciera no importarle y más que una representante del gobierno federal, parece una candidata en campaña.

Sin duda alguna, por el bien de Colima y de la 4T, Andrés Manuel López Obrador y su asesorar, deberían de valorar la sustitución de Indira Vizcaíno de la representación Federal, por una persona sin intereses político-electorales en la entidad, a fin de evitar que los programas sigan siendo utilizados con fines electorales, pero sobre todo para que le dejen de mentir al Presidente de la realidad que se vive en Colima.

miguelinosan@yahoo.com.mx

 

 

Miguel Ángel Sánchez Romero

Analista Político

miguelinosan@yahoo.com.mx

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.