Vislumbres-Abelardo Ahumada

¿Avances incuestionables?

El 1 de octubre pasado, el gobernador de Colima protagonizó, según sus alabadores cotidianos, “un hecho histórico”, porque aparte de ir a entregar su primer Informe de Gobierno por escrito a los diputados, les echó un speech y luego se fue a difundir su aliento a los habitantes de Tecomán y Manzanillo, para cerrar la jornada con un broche de oro, en otro show “muy exclusivo”, en el Teatro Hidalgo, en Colima, donde “logró reunir a una importante suma de políticos de talla nacional”, etc.

La pregunta es ¿qué tiene de histórico el hecho de que un gobernador se dedique a emitir mensajes alegres ocultando lo que no ha podido (o no ha querido) hacer durante el lapso que debería informar y rendir cuentas? ¿Qué tiene de histórico el hecho de que haya reunido a gobernadores y secretarios de estado si en todos los informes de otros gobernadores sucede exactamente lo mismo, aunque cambien las caras de los asistentes?

Sus alabadores cotidianos podrían argüir que lo histórico consiste en que “rompió el molde tradicional y se fue a desparramar su mensaje en Tecomán y Manzanillo”, como no lo había hecho ningún otro gobernador; pero ése podría ser, en efecto, un hecho histórico por intrascendente. Porque ni en Tecomán, ni en Manzanillo, ni en el Teatro Hidalgo, ni en el Congreso rindió Nacho lo que se llamaría un verdadero informe, puesto que lo único que llegó a decir fueron puras medias verdades, y a veces, ni siquiera eso, porque ocultó asuntos que no quiere asumir, porque lo incomodan, y porque le darían pie a los diputados y a los electores en general a señalar sus fallas y sus omisiones, que no son pocas.

Un ejemplo: la inseguridad. Colima tiene nueve meses consecutivos ostentándose a nivel nacional con el más alto índice de asesinatos “por cada cien mil habitantes”. Otro ejemplo: la obra pública. ¿Cuál obra, al margen de lo que esté haciendo el gobierno federal, ha hecho el estatal que valga la pena mencionar? ¡Ninguna! Puras pequeñeces, aunque, claro, la suma de pequeñeces también se carga en las cuentas.

En el Casino de la Feria de Tecomán concretamente dijo: “Aunque no estamos satisfechos con todo lo alcanzado, logramos avances incuestionables y se consolidaron las bases para fijar nuevos objetivos hacia el futuro inmediato … [Se tiene] una recuperación progresiva de la credibilidad gubernamental”… Y “comentó – dice la nota- que aunque este informe es sólo un bosquejo, en los siguientes días tendrán lista la información completa del documento entregado al Congreso del Estado, para que la sociedad interesada pueda consultarla y analizarla”. O sea, puras vaguedades, nada en concreto. Entonces ¿qué tiene eso de histórico y cuáles son esos “avances incuestionables” a los que se refirió?

Hace un año

Aunque este subtítulo alude a una vieja canción que decía. “hace un año que yo tuve una ilusión que se cumple en este día”, no me quiero referir a eso, sino al dato de que, en efecto, hace un año que JIPS asistió, como invitado especial de Mario Anguiano, a la lectura escondida que éste hizo en la Casa de Gobierno de su sexto y último informe. Y porque en esa fecha, Nacho no sólo alabó y aplaudió a Mario Anguiano, sino le predijo un futuro promisorio.

Según una serie de notas publicadas 2 de octubre de 2015, en diversos diarios locales, el texto del Sexto Informe de MAM fue entregado protocolariamente al Congreso local por Rafael Gutiérrez Villalobos, Secretario General de Gobierno, y luego de ello, por el miedo que al parecer tenía en esos días de finales de su mandato, Mario dirigió un mensaje a la ciudadanía desde sus oficinas de la Calzada Galván, donde JIPS fue, como dije, el invitado más especial de todos cuantos especiales fueron, y fue el único que estuvo sentado al nivel del gobernador, aunque a la izquierda.

Al término de dicho evento, JIPS fue entrevistado por un reportero de Diario de Colima y, atenido a lo que había visto y oído unos minutos antes, reconoció los logros de MAM y justificó algunas de sus “fallitas” pecuniarias. Pero para que no vayan a creer nuestros lectores que miento, transcribiré lo medular de la nota, cuyo contenido se puede verificar en la edición de dicho periódico del día 2 de octubre:

“[…]  El gobernador electo, José Ignacio Peralta Sánchez, reconoció los logros que se han tenido en el gobierno de Mario Anguiano Moreno, quien ayer rindió su sexto y último Informe de Labores.
Peralta Sánchez dijo que el Mandatario ha dado cuenta “de manera clara y puntual de las problemáticas que se han venido atendiendo y resolviendo, así como de los logros y resultados durante esta administración”.

Lo anterior lo señaló Peralta Sánchez, tras asistir al Último y Sexto Informe de Mario Anguiano.
Vamos a recibir una administración que, efectivamente, tiene retos, pero con el esfuerzo, el apoyo y el compromiso de todos los colimenses, no tengo ninguna duda de que las vamos a superar”, expresó […]

Además, dijo que ve a Mario Anguiano como un Gobernador en plenitud en su carrera, “con una enorme madurez política, que se pone a disposición de Colima y de los colimenses, para que desde cualquier trinchera que se encuentre siempre estar presto para apoyar a Colima”.
En este sentido, agradeció al titular del Ejecutivo su generosidad y su mensaje de respeto político a la administración que está por iniciar el próximo 1 de noviembre.

Señaló que el tema de inseguridad y las finanzas públicas han sido dos de los retos más importantes que ha tenido que enfrentar el actual gobierno.

En relación al crédito por más mil 700 millones de pesos que autorizó el Congreso del Estado, Peralta Sánchez señaló que Mario Anguiano explicó las razones y las causas que obligaron al gobierno a tomar decisiones para enfrentar la crisis financiera.

Por último, Peralta Sánchez reiteró que trabajará muy duro para estar a la altura de las expectativas que ha generado desde la campaña política, para darles a los colimenses buenos resultados”.

Un poco tiempo después.

Antes de que concluyera ese octubre, sin embargo, el Tribunal Federal Electoral anuló, como bien saben los lectores, la elección ordinaria y ordenó reponer el proceso mediante una elección extraordinaria, cuyos resultados todos conocemos también. Pero lo muy raro de aquellos momentos fue que, apenas iniciada dicha campaña extraordinaria, JIPS ya no volvió nunca a hablar bien de MAM, sino, por el contrario, le comenzó a echar más tierra que una Caterpillar a un pozo para rellenar, diciendo, por ejemplo, también en Tecomán:

“Parece que en Colima no hubo gobierno durante 6 años. Por ello es necesario que haya un gobierno serio, responsable y con valores que le dé rumbo al estado”.

“Estoy dispuesto a pagar por los platos que yo rompí, pero no por los que rompieron otros”.

Y muchas frases más, por el estilo. Pero sin mencionar jamás que las decisiones económicas que Mario había tomado en las últimas semanas de su mandato habían sido “consensuadas” (¡qué fea palabra¡) con él.

Con base en las frases que acabo de citar, yo mismo me pregunté:

¿En dónde estuvo Nacho durante los seis años anteriores que jamás se dio cuenta de los platos que según él estaban rompiendo Mario y sus principales colaboradores en el gabinete?

Volviendo al punto.

Aquel 1° de octubre de “hace un año”, MAM leyó delante de su presunto sucesor los siguientes párrafos:

“Durante el periodo que se informa no se ha recurrido al endeudamiento adicional, por el contrario, se ha venido cumpliendo el pago mensual de todos y cada uno de los financiamientos [previamente contratados] de acuerdo a los montos autorizados por el H. Congreso del Estado dentro del Presupuesto de Egresos para el presente ejercicio fiscal.

[…] En este sentido seguimos manteniéndonos dentro de las seis entidades federales menos endeudadas a nivel nacional…

[…] El saldo estimado de la Deuda Pública Directa al mes de octubre de 2015 es de 2 mil 180 millones 700 mil pesos [… misma cuyo] saldo promedio ponderado es de 19.4 años [a] una tasa de interés promedio ponderada de 4.7 por ciento anual […] Y en lo que respecta a la Deuda Pública Indirecta se estima un saldo al cierre del Ejercicio Fiscal 2014 de 127 millones 500 mil pesos… [No obstante lo anterior] la Deuda Pública se encuentra en niveles manejables bien estructurados, con un perfil sano”, etcétera, etcétera. ¡Y Nacho se sumó a los aplausos que todos los demás invitados especiales le brindaron a Mario escondido!

Hoy, un año después, Nacho insiste en que el anterior gobierno fue caótico y llevó a las finanzas estatales a una crisis sin precedentes. ¿En dónde estaba su mente mientras que Mario leía en su cara lo que leyó? Y ¿en dónde estuvo metido el economista graduado en el ITAM durante los seis años que Mario gobernó, sin darse por enterado de lo que los diarios y los articulistas que ahora lo aplauden informaban hasta con fiereza de lo que el ahora ex gobernador hacía o dejaba de hacer?

La hipocresía como sistema de vida.

Frente a tamañas realidades uno podría concluir que Nacho, como muchísimos otros políticos, tiene a la hipocresía como norma o sistema de vida. ¿Quién que se precie de ser un ciudadano honesto y veraz puede aplaudir, entonces, las medias verdades que acaba, en su Primer Informe, de pronunciar nuestro gobernador? Entiendo que sólo podrán hacerlo aquellos que tengan comunión de intereses o la misma norma o sistema que él, u otros que por flojera, incapacidad o mirada chata no vean más allá de lo que alcanzan a tocar sus manos.

Porque hay otros, muchísimos, sobre todo jóvenes, que al no leer esos medios comprados o cooptados que tan rabiosamente le aplauden, han tomado respecto de Nacho, Peña Nieto y todo lo que ambos representan, una actitud crítica que por lo regular tiende a desmentirlos, y lo hace incluso hasta con buen humor, porque casi cada que hablan “se ponen de pechito”.

Y hablando ya de esto último, la comentada entrevista que hace una semana le hicieran a Nacho en el “Ángel Guardián”, fue uno de los más graves momentos en que el novel gobernador desbarró públicamente. No sólo porque no supo evadir una pregunta que nada tenía que ver con las novedades de su Primer Informe, sino porque a partir de eso, y de un coraje evidente, él solo cometió la errata de manifestar algo que nunca debió decir: que el gobierno federal jamás lo ha tomado en cuenta para designar, o para mantener como delegados a quienes cumplen en Colima con dichas funciones, “comenzando –dijo, o dio a entender- por la designación de Nabor Ochoa”, que ni siquiera es del PRI.

Con semejantes declaraciones ni quien lo pueda ayudar.

 

Abelardo Ahumada

Crónista y Profesor

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.