*Sobre las licencias de edificación de Jardines Vista Hermosa el Edil  expuso que  no hay actos de corrupción en su tramitación. 

El presidente municipal de Colima, Héctor Insúa García, acudió al Congreso del Estado para informar a los integrantes de Quincuagésima Octava Legislatura sobre las acciones realizadas por las diversas dependencias de la administración municipal de Colima, respecto a la remodelación de la calle Francisco I. Madero del Centro Histórico de la ciudad, así como la edificación que se construye en la calle Primo de Verdad, ubicada en la colonia Jardines Vista Hermosa.

Citado a propuesta de los diputados locales, Nicolás Contreras Cortés, Francisco Javier Ceballos Galindo y Luis Ayala Campos, durante más de tres horas de reunión, el alcalde capitalino respondió a pregunta expresa los cuestionamientos de los integrantes de la Comisión de Planeación del Desarrollo Urbano y Vivienda, presidida por el diputado Eusebio Mesina Reyes, así como otros integrantes de la actual Legislatura.

En primer término, se tocó el tema de la edificación que se construye en la calle Primo de Verdad #1201 de la Colonia Jardines Vista Hermosa, cuya discusión inició con un video en el que los vecinos inconformes daban su punto de vista sobre esta obra que en la actualidad está cancelada, hasta que el Tribunal de lo Contencioso Administrativo resuelva sobre el caso de manera definitiva.

Insúa García expuso, ante los cuestionamientos de los diputados Nicolás Contreras y Federico Rangel, principalmente, que las dos primeras licencias que solicitó el constructor ya no existen jurídicamente, y en la actualidad “existe una tercera que cumple con todas las especificaciones técnicas y de procedimiento”. Agregó que “esta tercera licencia de construcción, emitida el 01 de agosto del presente, para una superficie de construcción de 234.52 m2, se determinó que cumple con dimensiones de espacios y demás artículos del Reglamento de Construcción del Municipio de Colima”; sin embargo, “los vecinos inconformes únicamente demandaron ante el TCA la nulidad de la primera licencia de construcción emitida; nunca pidieron, ni mucho menos el Tribunal ordenó, la demolición de las obras de construcción, ni la aplicación de sanciones administrativas al perito supervisor municipal”. Posteriormente, el TCA admitió la segunda demanda y concedió la suspensión de los actos reclamados, por lo que “en cumplimiento a la suspensión concedida”, aseguró el alcalde, “se acudió al domicilio y se colocaron sellos de clausura de la obra y se interpuso recurso de reclamación en contra de la suspensión concedida por el TCA, toda vez que la licencia de construcción que fue impugnada por los vecinos ya no existe jurídicamente”.

El alcalde capitalino hizo énfasis en señalar que le parece un despropósito que este tema se maneje por parte de los vecinos inconformes como acto de corrupción, ya que se ha cumplido a cabalidad con los requerimientos del Tribunal, y la licencia vigente, la tercera después de los cambios que hizo el constructor, se ajusta a la normatividad. Pese a esto, dijo, “hay actores políticos que se han sumado a esta causa para sacar tajada”.

Insúa García cuestionó al diputado Nicolás Contreras sobre la invitación a explicar el tema de una construcción de poco más de 200 metros cuadrados, “cuando hay temas de mayor relevancia que he propuesto venir a discutir, como la pésima situación económica en la que recibimos el municipio, propuesta que yo hice y para la que nunca fui invitado”.

Entre reclamos del diputado panista manzanillense, Alejandro García, sobre el proceso de cuestionamientos que interpusieron al alcalde capitalino en lo que primeramente se había planteado como una reunión de trabajo, la sesión continuó para tocar el tema de la obra de remodelación de la calle Madero.

Sobre ese tema, el alcalde de Colima destacó que la obra tuvo el consenso de toda la comunidad del Centro de la ciudad, ya que se hicieron mesas de trabajo previas, donde se enlistaron las peticiones de todos los sectores, incluyendo las de los comerciantes de la Madero.

A pregunta expresa del diputado priista Federico Rangel, Insúa fue enfático al señalar que “el recurso para esta obra ya está ministrado, por lo que no hay riesgo de que paren los trabajos, como se ha dicho en algunos medios de comunicación, y por parte de algunos actores políticos”.

Asimismo, explicó que en este momento no había recursos para, además de renovar el adoquín, se cambiara el sistema hidráulico de la calle Madero, pero “realizar este mantenimiento mayor a la calle más importante del primer cuadro de la ciudad, no podía esperar a que hubiera recursos para cambiar el sistema hidráulico, porque con esta mejora se beneficia posteriormente al turismo y el desarrollo económico”. Al final de cuentas, dijo el munícipe, “la calle Madero es de todos los ciudadanos”.

Sobre los retrasos iniciales en la obra, y ante cuestionamientos de parte del diputado Nicolás Contreras sobre que no hay tres turnos trabajando, el edil explicó que, por ley, solamente se trabaja hasta las 02 de la mañana, pero que eso no impedirá que la obra se termina antes del 30 de noviembre. Incluso, explicó Insúa, recibieron la petición de los comerciantes de parar las obras y abrir la circulación los días 17, 18, 19 y 20 de noviembre, por el “Buen Fin”, y se accedió, refrendando el compromiso de que se termina a tiempo.

Para finalizar esta reunión de trabajo, Insúa García exhortó a los diputados a también considerar otras temáticas de interés para la administración. “Yo propuse en su momento venir a tocar el tema de la comprometida situación financiera del municipio, como lo recibimos de la anterior administración, y nunca se logró, también pido que revisemos el tema de CIAPACOV, ya que los ciudadanos piden que se cambie la infraestructura hidráulica y no hay viabilidad presupuestal para ello”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.