TAREA POLÍTICA por José Luís Santana Ochoa

La alcaldesa de Manzanillo, Griselda Martínez, tiene razón y le asiste el derecho a reclamar que los recursos económicos que la Federación le asigna a los municipios del país dejen de pasar por las secretarías de Planeación y Finanzas de los gobiernos de los estados que les retienen el dinero para jinetearlo financieramente a placer y mantener a los alcaldes sujetos a su nada santa voluntad.

El justo reclamo hecho por la alcaldesa porteña en la Reunión Plenaria de Trabajo entre diputados coordinadores de los grupos parlamentarios y los presidentes municipales que integran la Conferencia Nacional de Municipios de México celebrada el jueves 7 de noviembre en la sede el Congreso de la Unión, para que los legisladores federales presenten iniciativas a fin de que el “cash” les llegue directamente a los gobiernos municipales para evitar el intermediarismo pernicioso de las autoridades estatales, es digno de ser respaldado por los otros nueve ayuntamientos del estado y por todos los del país, pues solamente así podrán salir del entrampamiento en el que desde hace décadas los tiene metidos en centralismo de los gobernadores auspiciado por el Gobierno de la República.

En estos nuevos tiempos del régimen de la Cuarta Transformación que privilegia la entrega directa y personalizada del gasto social y la inversión productiva a todos los mexicanos que necesitan del apoyo gubernamental, sin intermediarismos de ninguna clase, decretar la misma práctica respecto de los ayuntamientos del país tiene lógica y sustento como lo tienen las palabras de Griselda Martínez cuando apunta que “el principal problema de los municipios es que no se ha legislado para crear los mecanismos necesarios para que sean realmente autosustentables. Si no se legisla en ese sentido, vamos a estar cada año acá peleándonos entre los legisladores y la Secretaría de Hacienda y todo mundo, por recursos, creo que se tiene que permitir que los municipios -que ya no son las condiciones que estábamos antes de la elección pasada- puedan ejercer los recursos y obviamente que haya mecanismos duros en caso de que no se ejerzan bien”.

La alcaldesa de Manzanillo, ciudad portuaria que “ni siquiera tiene un parque, ni siquiera tiene un hospital de especialidades médicas, ni siquiera tiene un teatro, no tiene siquiera lo indispensable, a pesar de ser el municipio que más recursos aporta a la Federación”, denunció ante el pleno de la CONAMM que “actualmente la mayoría de los recursos se entrega a los gobernadores, y sin embargo esos recursos tardan en llegar a los municipios o no llegan y les pongo nada más un ejemplo de mi estado (Colima):

El Gobierno del Estado destinó para este año 400 millones de pesos para ejercer en obras ¿saben cuánto le tocó a Manzanillo? un poquito más de 3 millones de pesos; sin embargo, ni siquiera eso se ha ejercido y ya se va a acabar el año. Es una burla. Luego nos enteramos que la Auditoría Superior de la Federación detectó que el gobierno estatal no comprobó más de 19 millones de pesos del fondo de aportaciones para infraestructura social que es dinero para ejercer proyectos para combatir la pobreza y la marginación en los municipios. También en el ramo 28 fue observado el Gobierno del Estado de Colima por parte la Auditoría Superior de la Federación por 426 millones; y la Federación le sigue otorgando más y más a los estados en vez de voltear a ver a los municipios”.

Para seguridad, este año 2019, informó la alcaldesa manzanillense, el Gobierno Federal le asignó al estado de Colima “la mayor cantidad de recursos que a ningún otro estado del país, 258 millones, un incremento del 39 por ciento respecto al año anterior, pero ¿saben cuánto le tocó a Manzanillo de esa cantidad? El gobernador nos prometió una patrulla y ni esa tenemos”. Más claro ni el agua de CAPDAM.

Verdad de a kilo es la expresada por la alcaldesa Martínez en el sentido de que son los gobiernos municipales las instancias que todos los días reciben las demandas y quejas ciudadanas en todos los rubros habidos y por haber, mismas que van desde el de la seguridad hasta los problemas de salud,drogadicción,etc., no los gobiernos estatal y federal que ven los toros desde sus respectivas barreras.

EL ACABO

Además de su demanda de ponerle fin al pernicioso intermediarismo que los los gobiernos estatales hacen del dinero federal destinado a los municipios, Griselda Martínez les pidió a los legisladores federales que de manera urgente busquen los mecanismos de sustentabilidad económica de los municipios.

Al Presidente de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública de la Cámara de Diputados,Alfonso Ramírez Cuéllar, la alcaldesa de Manzanillo le pidió que de manera inmediata se forme una comisión que reciba las demandas y propuestas de los presidentes municipales de todo el país hechas en la Reunión Plenaria de Trabajo entre diputados coordinadores de los grupos parlamentarios y los presidentes municipales que integran la Conferencia Nacional de Municipios de México, AC, a que se hace referencia.

José Luís Santana Ochoa

Analista político

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.