Rogelio Guedea

“Jorge Luis Preciado: el PAN reanuda el vuelo”

El nombramiento como nuevo secretario general del PAN en Colima a Jorge Luis Preciado Rodríguez sólo indica una cosa: que el PAN se ha dado cuenta de que no puede perder su liderazgo como primera fuerza política del Estado y de que sería impermisible ponerlo en manos de los traidores para que, estos a su vez, lo pongan en manos del gobierno priista de Nacho Peralta. Los que han acusado a Preciado Rodríguez de caciqueji del panismo local y lo han satanizado con el fin de arrebatarle el liderazgo que se ganó a pulso en las pasadas elecciones (la ordinaria, primero, y la extraordinaria, después), sólo lo hacen precisamente por el temor de que este aguerrido político colimense enderece el rumbo del panismo local, eche fuera a sus traidores, unifique a sus dispersas o perdidas ovejas y haga un contrafuerte real (con el Congreso del Estado y los municipios panistas) que sirva de contrapeso a las decisiones de gobierno, cuya conducta, de no hacerlo así, tendría nuevamente carácter arbitrario, lo que iría en directo perjuicio de la población colimense.

Una malévola propaganda por parte de los partidarios priistas intenta crear en la sociedad la percepción de que, incluso, Preciado Rodríguez es un López Obrador más, cuando en realidad (para los que tienen memoria) no es difícil recordar que fue precisamente Preciado Rodríguez quien, dándose cuenta de la traición que escondía Virgilio Mendoza para su partido, tomó la candidatura a la gubernatura del PAN, promovió las demás candidaturas entre fieles panistas (aunque algunos estaban sólo disfrazados) y consiguió que el PAN en Colima lograra un triunfo inédito en el Estado, logrando por primera vez arrebatarle la mayoría al PRI en el Congreso del Estado.

La sociedad colimense, pues, no será engañada con el cuento de que Preciado Rodríguez es un enfebrecido político con aires mesiánicos sino lo que ya demostró en las pasadas elecciones: un panista de pura sepa que al día de hoy ha permanecido fiel a la ideología albiazul y no ha tenido que saltar a otro instituto político en aras de seguir sus intereses personales. Hoy está demostrando, nuevamente, el interés suyo y de muchos panistas de no convertir al PAN en una comparsa del gobierno porque sería no sólo traicionarse a sí mismo sino también traicionar a más de cien mil colimenses que en las pasadas elecciones le dieron su voto. Siendo Preciado Rodríguez el máximo líder moral del panismo local, además de su figura más emblemática en este momento, tiene como deber impedir que el panismo local quede en manos de quienes están prestos para venderlo al mejor postor. De no hacerlo así, el propio Preciado Rodríguez estaría también sepultando la posibilidad de crear un sano equilibrio de poderes en la gobernanza estatal, tan necesario para que a nuestra entidad le vaya como se merece (esto es muy bien) en los próximos seis años.

rguedea@hotmail.com
www.rogelioguedea.com
@rogelioguedea

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.