Jesús CP

Pocos alcaldes logran tener un consenso respecto a su actuar. Yulenny lo tiene: negativo. Si la alcaldesa quería remar contra corriente para lograr la reelección el próximo año, ayer (03/10/2017), con el desastre en que se convirtió su municipio ante latormenta, sus posibilidades se ahogaron.

Pocos le dábamos el beneficio de la duda. Pocos considerábamos, al evaluarla, las circunstancias en las que su nefasto antecesor, Enrique Rojas, le dejó el municipio: quebrado, inseguro y fundido. No era fácil darle la vuelta a la situación del municipio, y a pesar de algunas mejoras en diferentes aspectos, a dos años, ha fracasado.

Lo sucedido en la avenida Ayuntamiento, pareciera un retrato fiel de la administración de Yulenny: un desastre. Sus decisiones sin sentido, como llevar juegos mecánicos a las fiestas de San Francisco de Asís, poner juegos en el jardín principal de la Villa (¿Se imaginaría usted juegos infantiles en el jardín Libertad?), pintar todos los espacios municipales de un terrible color azul, así como sus faltas de pago a personas de la tercera edad, bomberos y protección civil, así como la inseguridad que sufre el villalvarense, parece una mezcla irreversible que finiquitará su futuro político (sin considerar la actual situación interna de su partido). Tendría la alcaldesa ocho meses para hacer milagros y salvar su administración, pero los milagros se compran y no hay dinero.

Seamos honestos. No se necesitaba ser ingeniero civil para saber a simple vista que la remodelación de la avenida Ayuntamiento, era una porquería. Igual de porquería que la avenida Providencia. Igual de porquería que el reencarpetamiento de la Niños Héroes. “Obras de calidad”, se la pasa repitiendo la alcadesa en la radio. No recuerdo obras tan corrientes en la historia de la zona conurbada. Chafas, insultantes. Y no, no se trata de si las obras tienen seguros y garantías. Se trata de ver cómo obras nuevas han sido destrozadas por el agua y se ha destapado la corrupción con las que fueron construidas ¿Será verdad eso de que piden el 20% para adjudicar las obras? Que mejor no remodele la Benito Juárez.

¿Con qué valor puede ahora Yulenny Cortés criticar la corrupta obra de la remodelación del centro que realizó Enrique Rojas? Si la comparamos con lo que ha realizado la alcaldesa, el quebradizo pórfido pareciera de primer mundo.

De coraje. De pena.

Jesús CP.

"Hombre de costumbres."

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.