TAREA POLÍTICA

El PRI del salinista Enrique Peña Nieto ya probó en siglas y colores propios que no es lo mismo contender por una sola gubernatura a la vez como fue la elección extraordinaria de gobernador de Colima del domingo 17/01/2016, que hacerlo por una docena de ellas como las que se disputaron en las urnas el también domingo pero el 05/06/2016.
Como los dueños de la franquicia nacional del tricolor ya debieron haber aprendido la lección, porque el próximo año 2017 únicamente tres gubernaturas estarán en disputa, y no una ni doce, por lo que representa el Estado de México, concentrarán la mayor parte de los recursos del estado mexicano a la retención a como haya lugar de tan importante bastión del priísmo nacional y guarida del grupo en el poder.
Ahora sí que el salinismo librará la madre de todas sus batallas en el muy violento solar mexiquense donde han hecho y deshecho los del Mazo, Montiel Peña, Ávila y demás yerbas. Para plantarle cara a las desteñidas camisas rojas del Estado de México en proceso de cambiar a blancas en vano intento de disminuir el rechazo ciudadano, los partidos de verdad opositores al PRI deben postular a un candidato fuerte, competitivo, que le entre con valor y decisión a la guerra política-electoral que no será florida.
Los partidos políticos de verdad de oposición al PRI deben ponerse serios y ver lo que está en juego en la elección del Estado de México en 2017 que definirá en buena medida el rumbo de la presidencial del 2018. La ocasión se presenta calva para que la planteen como una evaluación electoral de la muy accidentada gestión peñanietista que para entonces se encontrará en su etapa final.
Ni a Coahuila ni a Nayarit juntos le meterá el grupo salinista-peñanietista la mitad de la mitad de los recursos de todo tipo que tiene considerado aplicar en el Estado de México que es el de mayor peso electoral de los pocos donde todavía no se inaugura la alternancia política en la gubernatura, bandera ésta que deberá ser enarbolada por la oposición y a la que pueden alineársele los astros para hacer morder el polvo al PRI en tan significativa plaza electoral.
Los nombres y apellidos de los aspirantes de todos los partidos políticos a suceder a Eruviel Ávila ya empiezan a ventilarse. Tiempo y oportunidad habrá de versar sobre ellos y sus posibilidades. En tanto, basta con dejar sentada la importancia de la fiera contienda que se avecina por la gubernatura del Estado de México que será de mucho más fragor e intensidad que las de Coahuila y Nayarit juntas. El aprendizaje obtenido por la oposición al PRI en las elecciones del 05/06/2016, si logra capitalizarlo, les será de gran utilidad para salir avante.
EL ACABO
En los estados de Campeche, Coahuila, Colima, Durango, Hidalgo y Estado de México no ha alumbrado todavía la alternancia política en sus gubernaturas.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.