Alex Berber
Comm Politics
 
            La semana pasada nos preguntábamos qué se pudiera presumir en el cercano “pr1mer 1nforme” de Ignacio Peralta, a quien en esta columna llamaremos “Nacho”, pues el lema oficial de la campaña publicitaria referente a esta exposición de resultados gubernamentales es: “Lo hicimos Pos1ble”, 1er. Informe de Gobierno, Nacho Peralta (sic).
            Dadas las condiciones de inseguridad, que crecen cada día más en todos los rubros, el desastroso manejo que la administración estatal le ha dado al zika, que le ha pegado a colimenses de todos los municipios, y la economía  estancada en diversos sectores sociales, no hubo a la mano logros importantes que los “marketineros” políticos que pudieran aprovechar en este “1nforme” de resultados.
            Obviando el hecho de que el emblema y el slogan dan preponderancia a un número “1” tan gigante y rojo como la sangre que se ha derramado por la gran cantidad de víctimas de la inseguridad, la ciudadanía ha hecho escarnio del intento de acreditar una naciente administración que ha fallado en la promesa esencial, al enturbiar la calidad de vida de los colimenses con sus fallas en los rubros ya mencionados.
            Los “memes” generados a partir del lanzamiento de la campaña de promoción de este “pr1mer 1informe” (¡plop!) de “Nacho”, se mofan de los logros de la administración peraltista, fundamentados en que las fallas de su gobierno son más imponentes que sus triunfos. A falta de un par de días de intensa promoción de este evento de rendición de cuentas, el gobierno de “Nacho” ha promocionado la entrega de becas de toda índole a 8 mil estudiantes colimenses, la construcción de 2 mil cuartos adicionales en igual cantidad de hogares, la entrega de nuevas patrullas a la policía estatal, y apoyos a 15 mil productores del campo colimense, entre otros.
            El problema para la administración de “Nacho” es que el descontento social es superior al beneficio de la duda que pudiera otorgársele. El “pr1mer” lugar en homicidios, el “pr1mer” lugar en robo a casa habitación, la pérdida del “pr1mer” lugar en el Doing Business cuando se suponía que el fuerte del gobierno peraltista iba a ser el rubro económico, son indicadores que la ciudadanía colimense guarda en pecho cual bodega, dadas las afectaciones que generan en su vida personal y familiar.
            La burlona reacción social hacia el “pr1mer 1informe de Nacho” (y esto no es burla, es nada más para estar “inn” con lo de “Pos1ble”) es el descrédito más sentido para la administración pública vigente. Para esta primera rendición de cuentas solamente tuvieron seis meses, tras llegar después de las elecciones más sucias y cuestionadas de la historia. Ojalá en un año el descrédito y el escarnio no tengan razones tan válidas.
           
            Pase de salida…
 
            En unas cuantas semanas, MACSA (oficialmente llamada Yazaki) abrirá su planta maquiladora en Tecomán, donde dará empleo a 2 mil personas, bastante necesarios en esa zona del estado. Un proyecto que, desde su llegada al cargo, impulsó y destrabó el actual presidente municipal tecomense, “Lupillo” García Negrete, quien no debe tardar en presumir este logro, antes de que le quieran arrebatar el mérito, adjudicándoselo al gobierno estatal.
 
            Pase de salida 2…
 
             Se han encendido las alarmas en cierto sector del sindicato de trabajadores del H. Ayuntamiento de Colima, que desde la llegada de Héctor Insúa a la presidencia, no ha hecho más que poner piedras en el camino para dicha administración panista. Después de que Héctor Arturo León Alam fue a posar para la foto con “Nacho” Peralta, y ahora ha dado de baja a casi cien trabajadores “disidentes”, creció exponencialmente el movimiento y la petición de la toma de nota al TAE del Sindicato de Unidad y Armonía de Trabajadores Jubilados, Pensionados, Activos y Organismos Descentralizados del Ayuntamiento de Colima, cuyo líder es Francisco Javier Isais Mayoral. Tal vez no es casualidad, más bien un síntoma.
 
            Pase de salida 3…
 
            Reiteradamente, buscan la cabeza de integrantes del gabinete del gobernador Ignacio Peralta; hay voces que no toleran al ex Secretario de Cultura, Rubén Pérez Anguiano, pese a su amplia experiencia que lo justifican como un asesor válido para el mandatario estatal, y ahora se lanzan sobre el Secretario de Educación, Oscar Javier Hernández Rosas, con el pretexto de los uniformes para estudiantes de preescolar. Si hay gente que deba irse del gabinete, parece que están viendo hacia el lado equivocado…
Alex Berber

Autor del libro "El hacedor de goles ha muerto"

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.