Fragmento del libro <Cuentos colimotes >

< Cuentos colimotes > es un libro maravilloso de Gregorio Torres Quintero, que guarda en su interior la belleza de la ciudad de Colima  y los recuerdos y experiencias del autor, lo cual resulta una combinación exquisita para los lectores.  Además de ser un libro  importante y significativo, es mágico, ya que a través de sus palabras es posible viajar en el tiempo, llegar al pasado y ser testigos de momentos especiales.

 

Colima es designada comúnmente con el poético nombre de la Ciudad de las Palmas, debido a las muchas que crecen en sus huertas. No es una ciudad india sino española. Por el centro de la ciudad pasa el río Colima, entre huertas y fábricas y bajo numerosos puentes, de los cuales,  el Viejo y el Zaragoza son los más importantes y notables. El río divide la ciudad en dos barrios, siendo el oriental más alto que el occidental.

La ciudad es muy limpia, con sus casas pintadas a la cal de diversos colores, que se cambian cada dos años; y sus calles están esmeradamente empedradas con piedra de río, redonda y azul. Son sus habitantes proverbialmente limpios.

Un obispo de Colima, Monseñor Silva, juzgaba que la ciudad de las Palmas no tenía suficientes cocoteros para recibir tan bello nombre; y una vez aconsejó a sus fieles, que siempre que les fuera factible, sembraran una palma en el corral de sus casas; y encomiaba la medida diciendo que el aspecto de la ciudad sería, en verdad, verdaderamente encantador.

Tenía mucha razón el ilustre prelado.

De eso hace ya más de treinta años.

Si los fieles hubiesen acatado fielmente aquella encomiable iniciativa, ¡cuánto más linda fuera la Ciudad de las Palmas!

Por Andrea Montserrat Arreola Ramírez
Por Andrea Montserrat Arreola Ramírez

Torres, G. (1931). Cuentos colimotes: descripciones, cuentos y sucedidos. Colima: Universidad de Colima.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.