TAREA POLITICA 

La insistencia en culpar de todos los males que sufre el estado a quienes lo gobernaron del día 5 de mayo del año 2005 al último de octubre de 2015, Jesús Silverio Cavazos Ceballos y Mario Anguiano Moreno, para justificar la inoperancia de quien manda y gobierna en el estado desde hace ya 7 meses, José Ignacio Peralta, además de simplista y parcial, pasa por alto un pequeño gran detalle: las pandillas silverista y anguinista fueran herencia maldita del tecomense Gustavo Alberto Vázquez Montes, de nadie más, pero, amnésicos y convenencieros, los peraltistas lo cuecen aparte. También salvan de la quema, por supuesto, al ex gobernador que les construyó edificios editoriales y castillos del chayote, no se diga al que le dio cálida acogida en Coquimatlán al señor Don  Manuel Salcido Usueta. Porque así lo ha sentenciado la prensa nachista, la violencia imperante en Colima, la quiebra financiera de la administración estatal, el desempleo y en general la incapacidad de respuesta del gobierno nachista, son imputables ciento por ciento a Jesús Silverio y a José Ignacio, a nadie más.

Los patrocinadores del incompetente José Ignacio llevan ya más de un año cargándole todas las pulgas a la vergüenza de Tinajas, Mario Anguiano Moreno, quien en corto se queja ya de que el arreglo fue que lo traerían como perico a toallazos únicamente durante la campaña electoral para desmarcarlo del entonces candidato de la coalición PRI-PVEM-PT-PANAL a la gubernatura del estado, pero una vez lograda la victoria, lo dejarían en paz y a otra cosa mariposa, compromiso que no le cumplieron, al contrario, intensificaron contra él los tisnadazos al grado de obligarlo a pasar a la ofensiva para demostrarles que manco no está y que puede también regresar sus golpes. La denunciada vinculación del procurador general de justicia del estado con uno de los dos cárteles que se disputan la plaza estatal, fue uno de ellos.

Tras haber recocido el estado de guerra que entre dos cárteles se libra en Colima y que los niveles de violencia como pueden bajar puede subir; y el escandaloso desvío de recursos a través del ‘nachotarjetagate’ para abandonarles 3 mil quinientos pesos mensuales a cientos promotores de la campaña nachista en la elección extraordinaria de gobernador del estado que fungieron como de jefes de zona, tema que por cierto los columnistasnachoperalta@gmail.com han ignorado, le llegó ya a José Ignacio el momento de abrir el segundo de los tres sobres que le dejó Mario Anguiano Moreno con el notario público Ramón Pérez Díaz, el que le recomienda cambiar funcionarios para enviarle a la ciudadanía el mensaje de que está haciendo algo para evitar que la panga casi sexenal de su gobierno continúe haciendo agua. Por cierto, dos que tres columnistasnachoperalta@gmail.com se atrevieron ya a recomendarle correr a quienes no le funcionan.

Los columnistasnachoperalta@gmail.com también urgen a José Ignacio que saque de la nómina estatal y de las delegaciones federales, a bien identificados gustavistas-silversitas-anguianistas, para quedarse solamente con peraltistas puros de corazón. Aunque no se atreven a dar nombres y apellidos de ellos, la quema de judas tendría que empezar con el Jefe de Coordinadores del Ejecutivo Estatal, Rubén Pérez Anguiano, y el Delegado en Colima de la SEDESOL, Carlos Cruz Mendoza. ¿O no?

Como ni culpar de todos los males de Micaela los líderes de la depredadora pandilla gustavista-silverista-marista ni los cambios que llegará a realizar José Ignacio mejorarán la situación de desastre que vive Colima, la solución final vendrá de “Los Pinos” vía Secretaría de Gobernación en la forma de una cordial invitación al joven valor a incorporarse al gabinete peñanietista en su último tercio. Al tiempo.

 

EL ACABO    

  • Desesperado porque la libre competencia lo está sacando de la jugada, Alexandros Sklavenitis, dueño de la empresa maniobrista de carga y descarga que opera en el puerto de Manzanillo, Stevendoring Servicies de México, S.A. de C.V., en lugar de aplicarse a mejorar su competitividad como tal para salir avante en el mercado, recurre a la vía fácil de litigar su patética situación en el periódico de su amigo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.