Fue 14 de Febrero y Escuela Sínica (así, con S) celebró algo más que el amor: el lanzamiento de su tercer álbum: La Fiebre de Diógenes.

Escuela Sínica demuestra que no importa el género, ni el ser artista independiente, en Colima se pueden crear producciones con gran calidad. La Fiebre de Diógenes lleva, en cada beat, en cada rima, denominación de origen colimota. Calidad que no tiene nada qué pedirle a las producciones de los grandes mc’s españoles.

Con instrumentales de Tato Atk, Diógenes de Sínica le escribe al dolor con “Torbellino” y “Descanso verdadero”, al orgullo con “Shiraz”, “Just Chillin”, “El Mal del siglo”, “Brutality”, y “El Retorno del Maestro”, al perdón con “Perdón a la mexicana”, “Carta Sellada” e “Indulto”.

Aunque existencial, como lo es todo el rap, La Fiebre de Diógenes es una producción más personal pero a la vez con composiciones muy digeribles tanto lírica como rítmicamente. Le pega al amor, a la depresión, y a los nexos que tienen estos dos: soledad, tristezas, ausencias, nostalgia, fobias. Lo hace, claro, desde una visión cínica, desde un pensamiento diogénico que se sentencia con: “la sobriedad, mi amor platónico”.

Alguna vez escuché a alguien decir: “cuando estoy triste, escucho a Wagner para hacer más intenso el sentimiento”. Pues bien, también puede servir la Fiebre de Diógenes para el mismo efecto.

Acerca de Escuela Sínica.

Escuela Sínica es una agrupación colimense de rap. Diógenes de Escuela Sínica es un cantautor y escritor inmerso en la corriente Hip Hop, que se balancea sobre instrumentales inspiradas en Jazz, Blues, Soul y ritmos latinos. “La Fiebre de Diógenes” es el tercer disco independiente grabado y masterizado por Bial Handiclap. El arte del disco corre a cargo de Irregular Visión.

Escucha el disco en:

Spotify

Google Music

Apple Music

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.