Rogelio Guedea

PARACAÍDAS por Rogelio Guedea

La iniciativa de solicitud de crédito por más de 700 millones de pesos que pretende el gobierno del Estado ha desenmascarado un problema subyacente: el de las participaciones federales a nuestra entidad y, en general, a todas las entidades del país. Si uno de los argumentos del gobierno del Estado es pedir el crédito en virtud de que su presupuesto no le alcanza debido a la reducción de las participaciones federales, los opositores políticos de Morena han replicado con un argumento contrario: han sido, de hecho, más de las asignadas con anterioridad. La guerra entre que son más y son menos, la cual se ha litigado mediáticamente, no hace sino confundir a la población y polarizar los ánimos políticos entre el gobierno del Estado y el grupo de Morena (incluida la superdelegada Indira Vizcaíno), quien también se ha pertrechado en contra del crédito a cualquier costo. A este desaguisado se ha agregado ya recientemente la declaración del edil capitalino Locho Morán en el mismo sentido del gobierno del Estado: las participaciones federales se redujeron y para el caso del municipio esta reducción alcanzó los 30 millones de pesos. En este punto han coincidido  el gobierno del Estado y el municipio de Colima, pese a que la superdelegada Indira Vizcaíno y el grupo de morenistas en el Congreso del Estado (Vladimir Parra el más visible) lo siguen negando. Ahora ya son dos dichos (el del gobierno estatal y el del gobierno municipal) contra la sola posición de una fracción de Morena. ¿A quién creerle? Yendo más de los límites de nuestra entidad, es posible comprobar que la situación de otros estados es similar a la nuestra: los estados y municipios están recibiendo menos participaciones federales. No es algo privativo de Colima. Además, desde 2019 se anunció que en el Presupuesto de Egresos de la Federación el monto asignado para 2020 se reduciría en un 0.5% con respecto al año anterior. ¿Por qué se niega, entonces, que estas participaciones han sido superiores? Si a esto agregamos el tema de la pandemia, la necesidad entonces de aumentar el presupuesto se impone necesaria y, por tanto, la necesidad de un crédito a largo plazo como el que busca solicitar el gobierno del Estado no es en este momento un delirio de la corrupción sino una simple respuesta a una emergencia sanitaria que empieza a hacer estragos en la población. Según declaraciones del propio gobernador Nacho Peralta, el gobierno del Estado está abierto a discutir el tema y parece que incluso hay apertura para modificar el monto a pedir (según las prioridades de la entidad), pero se ha topado con la cerrazón morenista y con una forma de propaganda de tipo populista que se ha emprendido por parte de los legisladores para legitimarse en el ánimo de la población. Decir no a un crédito millonario por parte del Estado y en perjuicio de la sociedad es, por supuesto, la mejor forma de hacer campaña pre-electoral, aun cuando sea esto una forma también de la irresponsabilidad legislativa. El gobierno del Estado ha intentado por todos los medios convencer a la ciudadanía de que el crédito es indispensable para darle viabilidad a varios proyectos de suma trascendencia para nuestra entidad (en el ramo de la salud, la seguridad y del patrimonio arquitectónico), y aunque la estrategia no ha sido la más idónea (creo que una sociedad tan confundida de todo y de todos es incapaz de discernir correctamente), por lo menos han transparentado el destino que tendrá ese recurso, con lo cual no sería nada difícil que pueda ser fiscalizado incluso por los propios congresistas de Morena y por aquellos organismos responsables de ello. ¿Por qué han antepuesto cualquier pretexto para no hacerlo? Lo han hecho porque saben que eso no tiene plusvalía política y está bien que continúen en su afán, sin embargo: cuando sean gobierno (porque hay probabilidades de que llegue Morena a la gubernatura) y tengan una necesidad imperiosa de pedir un crédito millonario también para darle viabilidad a su administración, entones los propios argumentos que han vertido en su favor ahora en contra de este crédito millonario serán sus propios enemigos.

 

 

 

 

Rogelio Guedea

Poeta y académico

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.