Alex Berber
Comm Politics
 
            Una de las historias de la administración peraltista en el Gobierno del Estado que más han indignado en este arranque de 2017, es sin duda la de los 24 despedidos del Instituto de Atención a los Adultos en Plenitud (IAAP), orquestada por el que fuera nombrado director de este organismo a finales de 2016, Oscar Gaitán Martínez, de paso, uno de los pocos miembros del gabinete ampliado que es priista hasta los huesos.
            Pues bien, en la última semana, desde la remoción sorpresiva de estos trabajadores, que fue “justificada” por la Secretaria de Desarrollo Social, Indira Vizcaíno, al señalar que era una estrategia “para ahorrar”, más detalles se han ventilado de lo que ha sido un episodio vergonzoso para la administración de Ignacio Peralta, y un ligero reflejo de esa política de “reingeniería” que han implementado los magos de la administración y las finanzas estatales, Kristian Meiners y Carlos Arturo Noriega.
            Desde hace un par de meses, poco después de su llegada a la dirección del IAAP, algunos trabajadores relatan que hubo avisos nada discretos de parte del director de este instituto, quien en reiteradas ocasiones llegó a referirles de manera nada cortés: “esto en cualquier rato se acaba eh, vayan buscándole”, en plena referencia a que sus posiciones laborales pendían de un hilo, sin que hubiera justificación alguna para tal aseveración.
            Y esa es la parte light. Resulta que desde la llegada de Oscar Gaitán al IAAP, hubo cambios drásticos en el funcionamiento de este instituto, uno de los más relegados en cuanto a la eficiencia gubernamental, considerando que ha habido periodos de casi años completos en los que han sido incapaces, por ejemplo, de gestionar y garantizar el pago de los apoyos bimestrales a las personas de la Tercera Edad.
            Si de por sí la actividad del IAAP distaba mucho de ser brillante, pues resulta que en los meses de administración del nuevo director, se restringió en demasía la utilización de los vehículos para las labores de sus trabajadores, hubo cambios drásticos en el padrón de beneficiarios, y curiosamente, en un municipio de administración municipal panista como Tecomán, el padrón bajó de más de 400 beneficiarios a no más de 60. ¿Casualidad?
            Aunque quisiera que ahí acabara esta faena, ahí les va la estocada final. A principios de este mes, después de cuatro quincenas en que los trabajadores no habían recibido pago alguno, los 24 trabajadores afectados fueron citados a una reunión grupal. Al llegar el día y la hora, fueron llamados uno por uno, y a cambio del cheque que contenía el pago de las cuatro quincenas, les obligaron a firmar su baja, porque el cheque también incluía una ligera indemnización, pero no la liquidación correspondiente.
            Hasta la fecha, el director del IAAP, ni nadie del personal administrativo, los ha recibido para explicarles la verdadera razón del despido. Algunos trabajadores no buscan la reinstalación, sólo necesitan una constancia de despido, para solicitar meses de gracia al pago de créditos bancarios.
           
            Pase de salida…
 
            El titular de SEFOME, Carlos Domínguez Ahedo, flota gracias al Puerto de Manzanillo y el trabajo de la API. Dado que no hay inversiones en la entidad y la decadencia económica es resentida incluso por los “PeñaBots”, al golfista y “enólogo” de la socialité no le quedó más remedio que colgarse del aumento en el manejo de TEU´s en el puerto manzanillense, no vaya a ser que la gente se dé (más) cuenta del cero fomento a la economía que hay en nuestra entidad.
           
Pase de salida 2…
 
Varios ex presidentes de Canacintra coinciden en que la cámara de la industria de la transformación en Colima está acabada. El mejor ejemplo es la reelección de Sean Osmin Hamud al frente de la misma, con una votación irrisoria, para la que solía ser una de las cámaras mejor posicionadas en la entidad, con verdadero peso político hacia el exterior y entre sus agremiados. Nos dicen que ahora predomina la transformación, pero “de la masa a la tortilla, y de la tortilla al taco”.                            
Alex Berber

Autor del libro "El hacedor de goles ha muerto"

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.