José Gilberto Ibáñez Anguiano

LA MANERA DE OPINAR DE… JOSÉ GILBERTO IBÁÑEZ ANGUIANO.

La alcaldesa porteña de Villa de Álvarez, Yulleny Guylaine Cortés León, escapó de la pobreza extrema personal y familiar gracias a los altos ingresos que ha obtenido en los cargos de diputada federal plurinominal, diputada local de mayoría relativa y el actual de presidenta del populoso municipio conurbado a la capital del estado. Fue su ex amiga Esmeralda Cárdenas Sánchez quien le consiguió la jugosa chamba en la Cámara de Diputados a condición de que se mochara con un porcentaje de las dietas, pero la ambiciosa  Yulleny Guylaine a las primeras de cambio incumplió el compromiso dejando chiflando en la loma a su benefactora. Como suela pasar, pudo más el dinero que el aprecio.

Con los ahorritos y las relaciones políticas que hizo desde su cargo de diputada federal, la Cortés León,  muy echada pa’delante, contendió para ganar una diputación local de mayoría relativa y luego en 2015 la presidencia en la que lleva ya veinte largos meses que han sido muy pesados e insoportables para los villalvarenses que no ven la hora de librarse de ella y del soberbio y prepotente viejerío  que tiene copado el  80% de los cargos de primer nivel en su administración en una clara inequidad de género en perjuicio de los hombres y de las damas que no comparten sus ideas.

No contenta con utilizar su poder para ejercer tan obvio nepotismo a favor de su colectivo, se comporta además de manera autoritaria y  despótica, trae a los regidores de su propio partido como pericos a toallazos: los ningunea, agrede y reprime valiéndole madres los principios del respeto a la persona humana y del servir y no servirse. Ahora sí que nomás sus chicharrones truenan y háganle como quieran que ella tiene más blanquillos que gallina echada, reta y alega.

Siempre rodeada de sus incondicionales funcionarias del mismo bando y de reporterillos boletineros a su $ervicio, Yullenny Guylaine va dejando a su alocado paso cada día más y más compañeros de partido y ciudadanos en general lastimados y dolidos, prestos a cobrarle sus afrentas en la próxima ocasión que vuela a presentárseles como candidata a un puesto de elección popular. En las urnas la ajusticiarán si se atreve a contender en 2018.

Como si estuviera para merecer seguir viviendo como emperatriz a costillas del pueblo.

A pesar de que los villalvarenses trinan porque Cortés León les triplicó  el cobro del predial y los servicios públicos dejan mucho que desear, no se diga las obras que brillan por su ausencia y las pocas que ha realizado se las ha asignado a su hermano constructor,  de su actitud siempre rijosa y compulsiva, de pisotear a quien se le atraviesa en su atrabancado paso.

Como si estuviera para merecer seguir viviendo como emperatriz a costillas del pueblo, la mujer empecinada está en imponer a su compañera sentimental como candidata del PAN a sustituirla, pues ella, Yulenny  Guylaine, ya se ve como senadora de la República.

Por cierto alcaldesa, ya andamos en el tema de los billetes, ¿Qué ondas con los pasados  Festejos Charro Taurinos de Villa de Álvarez en honor a San Felipe de Jesús?, ¿hubo o no hubo utilidades?, porque la neta, ya han transcurrido  tres meses de haberse realizado y pues nada de nada ha informado usted  al respecto. ¡Aguas, aguas¡ no los vayan a querer desviar para su próxima campaña.

La cuñada de Felipe Cruz Calvario que desde hace rato ya llegó a su nivel de incompetencia, aunque hay muchos que aseguran que en realidad nunca salió de ella, está peleada con medio mundo, hasta con su sombra, empezando por los propios panistas.

Ella, pendenciera,  no tiene ningún respeto ni consideración por los dirigentes estatales y municipales de su partido, ¡vaya¡ ni siquiera cumple con la entrega oportuna de las cuotas de sus funcionarios al partido que le ha dado tanto sin retribuirle nada a cambio.

Con sus malos modos y nefastas actitudes, la insoportable porteña que se avecindó en Villa de Álvarez para abusar de la hospitalidad y buena fe de sus habitantes,   anda al más puro estilo de la cantante Alaska… ¿A quién le importa lo que yo haga?, ¿A quién le importa lo que yo diga? ¡Yo soy así, y así seguiré, nunca cambiaré. ¡Pásela bien!.

José Gilberto Ibáñez Anguiano

Representante de la Asociación Regional de Periodistas, Editores, Locutores y Cronistas Deportivos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.