La laguna María se ha convertido en uno de los destinos favoritos de los turistas. Es un lugar que no puede faltar en la lista de los lugares más bellos de Colima. Se localiza en el cráter de una antigua caldera volcánica y se encuentra  a 40 minutos de la capital, y a 22 kilómetros al norte de Comala, municipio donde se sitúa. Un lugar que por años  ha sido testigo de una leyenda que aún sigue viva y que habita en los alrededores; una leyenda, que le da ese toque de misterio, que la hace especial.

            Jorge y María era una pareja que vivía en la hacienda de San Antonio hace muchos años. Ella era una mujer muy celosa y Jorge un hombre que disfrutaba salir a pasear, en busca de las fiestas que los pueblos cercanos celebraban. En una ocasión, él duró varios días fuera de casa, provocando el enojo de su esposa María; esta estaba tan molesta, que envuelta en la desesperación decidió invocar al diablo y venderle su alma a cambio del amor eterno de su amado.

            Los días pasaron, y cuando él decidió regresar a casa se llevó una gran sorpresa al no encontrar a María, por lo que salió  rápidamente a buscar  al cura de la hacienda de San Antonio, que junto con los vecinos, ayudaron a rastrearla. Indagaron por los contornos del lugar, y con un machete en mano iban abriendo brechas que la maleza escondía, hasta que el mismo camino los llevó hasta la orilla de una laguna.

            A lo lejos se podía observar un sepulcro, del que segundos después saldría flotando el cuerpo de su esposa para finalmente caer en medio del agua. Es a partir de ese extraño suceso que se le conoce como “La María”.

            Algunos dicen; los más veteranos, que han visto luces y movimientos extraños dentro de la laguna por la noche, pero nunca sabremos la veracidad de estos hechos hasta que lo comprobemos con nuestros propios ojos. Hasta entonces, no debemos de tener miedo, porque más allá de las historias de terror que se cuentan, la Laguna María es un lugar maravilloso en la que no existen barreras entre el humano y la naturaleza, es contacto puro.

Es posible pasar un par de días ahí, el lugar cuenta con un hotel con las comodidades necesarias para dormir; o si eres de los que prefiere estar al aire libre, hay un área especial para que los espíritus aventureros disfruten de la naturaleza.

El restaurante está abierto en días festivos, sábados y domingos de 8:00 am a 5:30 pm. Mientras que el acceso a la laguna está disponible desde las 8:00 am hasta las 9:00 pm. A su alrededor encontramos palapas,  sombrillas  y asadores de los cuales podemos hacer uso cuando queramos.

La laguna tiene una profundidad de 30 metros y un diámetro de 1.5 km, en la cual puedes pasear en lancha y pescar. A su alrededor abunda una gran vegetación, conformada principalmente por arboles de fresnos, zapotes e higueras; que por ser tan enormes parecen cuidarla.  También habitan una gran diversidad de aves de las que se estiman son más de 100 especies diferentes.

Además, desde ciertos puntos se puede apreciar el majestuoso volcán de Colima, y si quieres explorar más allá  puedes caminar por los senderos que te llevarán hacia el mirador. El recorrido es brusco, emocionante y divertido y en el camino te encontrarás animales como mapaches, armadillos, venados. Por la noche, puedes apreciar el espectáculo que las estrellas y la luna te regalan. ¡No te arrepentirás!

http://www.rutasdelvolcan.com/videos/531-leyenda-laguna-la-maria

https://www.youtube.com/watch?v=B4aNe87jtK8

Andrea Montserrat Arreola Ramírez

Estudiante de la carrera de Comunicación

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.