Por: Eduardo Bravo*

Columna: Ajedrez político

Fuera máscaras, les dijo el presidente Andrés Manuel López Obrador a los conservadores, que para conservar sus privilegios, se hacen llamar demócratas y liberales, cuando en realidad son miembros del viejo régimen. 

Los eternos rivales políticos, el PRI, PAN y PRD, firmaron un convenio de coalición para unirse en torno de “Sí por Colima”, o mejor dicho “Sí por la corrupción”, ya que el único objetivo de esta coalición, es mantener sus privilegios políticos y de clase en el estado.

Si por Colima, es una reproducción de lo que a nivel nacional hicieron el PRI, PAN y PRD, al conformar Si por México, con el objetivo de detener a la cuarta transformación y conservar sus privilegios qué surgen de la corrupción y la compra de voluntades. 

En Colima el viejo régimen está desesperado,  porque en las próximas elecciones peligran sus 80 años de poder y de saqueo de las arcas públicas estatales, los ejemplos más recientes de sus negocios fue la aprobación de 750 millones de pesos para el C5 y los 60 millones para el nuevo libramiento.

La principal batalla del presidente Andrés Manuel y de la cuarta transformación, es acabar con la corrupción y el neoliberalismo, tarea nada fácil, pero avanza a pasos agigantados, ante este panorama a los conservadores los une la misma misión, detener al presidente y a su gobierno.

Todos Unidos contra Morena (Tumor), es la principal consigna de una minoría rapaz de privilegiados, que desean poder seguir llenándose los bolsillos, con recursos públicos, qué son del pueblo, sin importarles el sufrimiento y las necesidades de las mayorías. 

El PRI gobierno y el grupo universidad, tienen terror de perder la joya de la corona y sin importar ideologías, historia, son capaces de unirse con sus principales  rivales, para juntos frenar a Morena en Colima y evitar a toda costa que el proyecto de la cuarta transformación llegue al estado.

Termino con la siguiente anécdota, en el 2003 cuando era gobernador de Colima el priista Fernando Moreno, metió a la cárcel al que en esos momentos se desempeñaba como diputado del PAN, Jorge Luis Preciado, por el delito de difamación, y ahora en su firma de coalición resultaron ser los mejores amigos de la historia. 

*Autor de la columna “Ajedrez Político”, Licenciado en Ciencia Política, por la Universidad de Colima, analista independiente en temas sociopolíticos y colaborador en diferentes medios digitales.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.