TAREA POLÍTICA POR José Luís Santana Ochoa.

El dueño de la franquicia en el estado de Colima del Partido Movimiento Ciudadano, Leoncio Morán Sánchez, quien dice que no es político , imagínense si lo fuera, ha aplicado al pie de la letra la misma estrategia de su maestro y guía, Enrique Alfaro Ramírez, lobo político vestido con ropajes ciudadanos que va derecho a la gubernatura de Jalisco 2018/2024 después de haber acabado con los partidos Revolucionario Institucional, de la Revolución Democrática  y Acción Nacional, con los que hizo alianzas políticas en el pasado que le permitieron infiltrárseles como quinta columnista para llevarlos a su propia destrucción y erigirse él mismo como la única opción electoral en la vecina entidad. Allá nomás sus chicharrones truenan.

En Colima el ciudadano Leoncio Morán Sánchez le ha complicado la existencia al partido que en el año 2003 le dio acogida llevándolo a la presidencia municipal de Colima, en 2005 a la candidatura a gobernador en la elección extraordinaria, y en 2006 a la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión, pero que en 2015 no lo hizo como él quería candidato a la gubernatura sino al ave de las tempestades electorales Jorge Luís Preciado Rodríguez. Ayuntado con Pedro “El más priista de los panistas” Peralta Rivas y el  primo  de éste, José Ignacio, el ciudadano Leoncio hizo cera y pabilo al PAN de Preciado Rodríguez y Compañía.

Hace tres años el ciudadano Leoncio se emberrinchó porque su entonces todavía partido, Acción Nacional, no lo nombró candidato a gobernador, negativa que fue el pretexto que buscaba  para irse con todo y chivas  hacia los pastos color naranja del partido Nueva Alianza propiedad del ex gobernador veracruzano Dante Delegado Ranauro, quien hizo triple alianza con el Partido Acción Nacional y de la Revolución Democrática que conformaron la coalición nacional “Por México al Frente” a la que Leoncio por sus pistolas reventó a nivel local no antes de asegurarle a su aliada Doña María Elena Abaroa López de Romero de Solís la cabeza de la fórmula de dos candidatos a senadores de la República por la mencionada coalición PAN/PRD/MC. ¡Y así quería que el candidato presidencial de ésta, Ricardo Anaya García, le hubiera levantado la mano en su reciente visita a Colima¡

A un mes de las elecciones del domingo 01/07/2018 hay claros indicadores de que al ciudadano Leoncio le están fallando sus cálculos alegres según los cuales la señora de Romero de Solís llegaría al Senado aun perdiendo pero quedando en segundo lugar. Y es que al no quedar alineada la candidatura de Doña María Elena con las de los diez candidatos panistas a presidentes municipales y los dieciséis a diputados locales, ella no ha podido cubrir toda la geografía estatal. Con los únicos acompañantes competitivos que tiene: el propio Leoncio Morán Sánchez que busca ocupar por segunda ocasión la alcaldía de Colima,  y Felipe Cruz Calvario que va por un tercer turno al bat en la de Villa de Álvarez, a la ilustre dama simple y llanamente no lo está ajustando el gusto pa’ los pesares.

Doña María Elena Abaroa López de Romero de Solís se quedará vestida y alborotada por culpa de las maromas de quien la hizo candidata en la ventajosa primera posición, el ciudadano Leoncio Morán Sánchez, a quien en esta jugarreta le salió el tiro por la culata. Para terminarla  de hundir, acaba de romper lanzas con el candidato presidencial de la coalición “Por México al Frente”, Ricardo Anaya Cortés. ¡Lástima Elenita ¡ Pero el que de plano está frito y refrito es el segundón pésimo imitador del dicharachero Jorge Luís Preciado Rodríguez, mal cantante y de poca gracia, Luis Humberto Ladino Ochoa.

Si el domingo 01/07/2018 el ciudadano Leoncio Morán Sánchez gana la presidencia municipal de Colima, y su aliado Felipe Cruz Calvario hace lo propio con la de Villa de Álvarez, entre los dos tendrán el liderazgo de la mitad de la población del estado, base más que suficiente para que el primero de los nombrados se lance a la conquista de la gubernatura de Colima 2021/2027 con mayores probabilidades de ganar que las que tuvo en sus participaciones de 2015 y 2016, porque los próximo tres años los partidos perdedores andarán todavía arrastrando sus cobijas.

EL ACABO

  • El rival a vencer en la contienda por la presidencia municipal de Colima sigue siendo el panista alcalde con licencia, Héctor Insúa García, quien tiene en Walter Oldenbourg Ceballos (PRI/PVEM) y Leoncio Morán Sánchez (MC) a dos fuertes rivales. Roberto Chapula De La Mora (PANAL) no levanta, y Rafael Briceño Alcaraz sigue en la hamaca soñando que del cielo moreno le va a caer la mortaja.
  • El Leoncio Morán Sánchez que en 2003 irrumpió exitosamente en el escenario político municipal de Colima como candidato de alcalde, no es el mismo que el Leoncio Morán Sánchez de ahora quince años después, en tres lustros ha aprendido muchas malas mañas; tampoco los electores de entonces son los de 2018.
José Luís Santana Ochoa

Analista político

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.