Alex Berber

Comm Politics

            Con motivo del cuadragésimo cuarto aniversario del Sindicato de Trabajadores al Servicio del Gobierno del Estado (STSGE), una breve y deslucida presencia del gobernador Ignacio Peralta Sánchez en el festejo de los burócratas, delineó lo que será la nueva relación entre los trabajadores gubernamentales y las cartas fuertes del gabinete estatal.

            Flores Castañeda, quien hace unas semanas irrumpió con una victoria incuestionable en la elección del nuevo líder de los burócratas estatales –pese a los pataleos de muchos actores externos a esta relación entre el sindicato y el patrón–, ha planteado un escenario congruente, acorde a las necesidades financieras de unas supuestamente necesitadas arcas, que incluso desde Palacio de Gobierno ya buscan revitalizar con un nuevo impuesto, el llamado “placazo”.

           El líder de los trabajadores del Estado, a sabiendas de que los discursos fatalistas sobre las finanzas buscan victimizar a la actual administración de Ignacio Peralta, ha hecho bien en tomar la iniciativa de darle celeridad a la Reforma Integral de pensiones y jubilaciones, ampliamente necesaria en el escenario por venir, ya que se acerca la prejubilación de cientos de trabajadores estatales, que se sumarán a la carga financiera de los ya pensionados, de alrededor de $300 millones de pesos anuales.

            Ignacio Peralta, empero, durante su breve estadía en el festejo de “sus trabajadores”, tuvo el buen tino de reconocer que la base sindical es fundamental para lograr los objetivos impuestos en el “Hipster-Plan Estatal de Desarrollo 2016-2021” (perdón, lo de Hipster es mi cosecha), recordando que los operadores día a día de los servicios de su administración pertenecen casi enteramente al gremio sindicalizado.

            También los propios trabajadores del aparato estatal saben de la importancia de esta reforma; no por nada fue abrumadora la victoria de un viejo lobo de mar como Martín Flores en la reciente elección interna. Previo a estas negociaciones que definirán la nueva relación sindical, hay una sentida inquietud de los agremiados por injusticias laborales que viven sus compañeros no sindicalizados, de las que abundan quejas en todas las dependencias; más que nada, hay una tensa calma por la idea que ha permeado entre todos los sectores del gremio: que el gabinete peraltista ve las prebendas sindicales como “gastos innecesarios”.

            En tanto, el gobernador Ignacio Peralta, quien llegó al festejo sindical sin el líder del “Club Meiners”, su secretario de Administración y Gestión Pública, Kristian Meiners Tovar –el mismo al que el ex líder de los trabajadores, Víctor Vázquez Cerda, casi le hace una huelga por no cumplir con el corrimiento escalafonario–, seguramente será el más interesado en apresurar esta reforma de pensiones. Desde antes de llegar a la gubernatura, demostró que más allá de la seguridad o el fomento de la economía, su interés ha sido resguardar en demasía las arcas del estado.

            Pase de salida…

Versiones indican que el documento del “Hipster-PED”, o sea el Plan Estatal de Desarrollo 2015-2021, fue elaborado por la empresa consultora “Integralia” de Luis Carlos Ugalde, famoso por ser el consejero presidente del renombrado IFE que le dio el gane a Felipe Calderón en la oscura e impugnada elección presidencial de 2006, quien por cierto, también es chico ITAM, egresado de Economía.

            Pase de salida 2…

            Una de las peores ideas que tuvo el gobierno de Mario Anguiano fue subastar gran parte de su flota vehicular, para dar la impresión de que así mitigarían alguna de tantas crisis financieras; pues la administración peraltista revivió la hazaña, y este 31 de agosto subastará 157 vehículos en el Complejo Administrativo. Si subastar estos cascajos vehiculares es mala idea, peor es comprarlos; regularmente, en las dependencias gubernamentales dejan los servicios de mantenimiento vehicular para “la mejor ocasión”, y esos pecadillos son lo menos cuando se trata del uso, o mal uso, de la flotilla vehicular pública.

            Pase de salida 3…

            ¿Alguien ha sabido algo de Mely Romero? La ex senadora, ahora subsecretaria de Desarrollo Rural de la SAGARPA, ha desaparecido del mapa colimense. A menos que reviva, y pronto, no se le augura un buen panorama para 2018, cuando la desgastadísima administración de Enrique Peña Nieto será castigada en las urnas; en una de esas, ni siquiera podrá aspirar a la alcaldía de Cuauhtémoc, donde la acusan de olvidarse de su terruño.

Alex Berber

Autor del libro "El hacedor de goles ha muerto"

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.