PERFILES POLÍTICOS  por Antonio Barbosa Zamora (periodista independiente)

El fuereño Director del Centro del INAH en Colima, Héctor Álvarez Santiago, con su cerrazón y prepotencia, ha provocado la justa indignación de los vecinos del predio ubicado entre las calles Allende, Aldama, Gral. Núñez y Filomeno Medina en la ciudad de Colima, en donde hasta el temblor del 21 de enero de 2003 funcionara el colegio religioso de las venerables Madres Adoratrices que durante muchos años trabajaron a favor de niñas y jovencitas pertenecientes a lo más ganado de la aristocracia colimense, es decir, la gente bonita de Colima. Con su prepotente actuar también está deteniendo la revitalización de tan importante área del Centro Histórico de la capital del estado.
Después de que durante 15 años el predio en cuestión, unos cinco mil doscientos metros cuadrados, estuvo invadido por malandrines que se dedicaban a quemarle la cola al diablo, al robo y quema de cable eléctrico para extraerle el cotizado material de cobre, y a otra serie de fechorías, con la complicidad de las autoridades policiacas que siempre prestaron oídos sordos al llamado de auxilio de los vecinos, hubo inversionistas dispuestos a recuperar tan importante espacio, pero fueron parados en seco los trabajos de demolición y retiro de escombro por Héctor Álvarez Santiago dizque según él porque entre las edificaciones hay una “bonita” capilla con supuesto valor histórico, cuando la misma está a leguas de ser una joya arquitectónica y no data más allá de unos cincuenta años de haber sido construida con cemento armado.
El Director del Centro del INAH en Colima y sus talquedos amigos confunden valores históricos y culturales con la añoranza de los tiempos idos de la educación religiosa en Colima que imponía la moral y las buenas costumbres invocando la disciplina extrema y la fe ciega. Héctor Álvarez Santiago no tiene ningún sustento elegal para oponerse a la completa demolición de las construcciones del predio en cuestión hasta dejarlo como campo de futbol para que ni las cucarachas puedan esconderse. Él lo sabe pero se hace como que la virgen le habla porque, para granjearse la aceptación social de las élites conservadoras de la capital del estado cuyos apellidos todo mundo conoce, se comprometió con ellos a salvarles la “bonita” capilla donde generaciones de ellos recibieron los sacramentos de la Santa Madre Iglesia Católica, Apostólica y Romana, importándole una pura y dos con tal fastidiar a vecinos del predio en cuestión y a los inversionistas.
El Gobierno del Estado y el H. Ayuntamiento de Colima deben llamar al orden al fuereño funcionario para que se deje de jaladas, se ponga serio y no se preste a los intereses de quienes siempre han frenado el desarrollo de la capital del estado para que nadie más que ellos se beneficie. Ya estuvo bueno de aguantar los abusos y excesos de los fuereños investidos de poder para obstaculizar el desarrollo de Colima.
Ojalá que Héctor Álvarez Santiago se diera una vuelta por Manzanillo para que conozca la verdadera historia y cultura que guarda el Puerto fundado en 1530 por el capitán Gonzalo de Sandoval con el nombre de “Bahía de Tzalagua”. Si el interés del INAH por conservar la historia y la cultura fueran genuinos, no hubiera permitido el saqueo de vestigios arqueológicos por gente extranjera y nacional como lo hizo rey del estaño Atenor Patiño en el puerto las Hadas en 1974, y más tarde en la construcción del Hotel Karmina, hoy Barceló, que también fue objeto del robo en despoblado de vasijas, ollas y monos, con la complacencia del Instituto Nacional de Antropología e Historia que nunca protegió dichos sitios.
Si verdaderamente existiera preocupación de parte del INAH, rescataría el museo de Arqueología e Historia de la Universidad de Colima ubicado en el campus Manzanillo que tiene catorce años Inhabilitado y cerrado al público en general porque también el mismo del 21 de enero de 2003 lo dejó inservible, y que igual que como sucedió con Colegio de las Madres Adoratrices, es una escalofriante cueva llena de murciélagos y uno que otro bicho rastrero, sin que hasta la fecha ninguna autoridad de los tres niveles de gobierno invierta un solo peso para rescatar lo que un día fue el museo de Arqueología e Historia orgullo de la U de C.
PERFILAZOS
• De nueva cuenta el club de pesca de Manzanillo vuelve a estar en el ojo del huracán. Lo acontecido en el pasado 64 torneo Internacional de pesca del pez vela, que se llevó a cabo los días del 23 al 25 de noviembre del 2017 en las instalaciones del hotel “Las Hadas”, sede oficial del torneo internacional, se menciona que el comité organizador entregó la premiación por equipos otorgando el primer lugar al que le correspondía el segundo y viceversa.

La polémica no se hizo esperar a tal grado que a punto estuvieron de llegar a los golpes entre los dos equipos que se vieron afectados por una decisión mal tomada por los jueces del evento (descalificando al primer lugar por equipos), quienes se refugiaron en uno de los puntos de la convocatoria que al calce dice claramente: “las decisiones emitidas por parte de los jueces y el comité organizador estas serán inapelables”. Lo grave del asunto es que, hace más de una década, el comité organizador del club de pesca ha permitido marrullerías, atropellos y triquiñuelas por parte de los participantes y alguno que otro directivo, ante esta serie de anomalías, el club de pesca de Manzanillo perdió totalmente la honestidad y credibilidad, esto origino muchos participantes que venían del extranjero y del interior de la república mexicana se ahuyentarán de las garras del deshonesto club de pesca de Manzanillo.
Los pescadores de antaño tomaron la decisión de no regresar jamás a la capital mundial del pez vela por tanta canallada permitida por parte de los organizadores del evento internacional de pesca. ¿Hasta cuándo la vieja guardia del club de pesca tomaran cartas en el asunto metiendo en orden a la nueva generación de pescadores inexpertos en la organización de este tipo de eventos donde está en juego los intereses económicos y personales, los cuales repercuten deportivamente y turísticamente en la esmeralda del pacifico?

Luis Antonio Barbosa Zamora

Analista Político

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.