El nuevo espacio cultural fue invadido por la música de Salvador Ochoa.

Con adaptaciones propias en distintos géneros, el joven músico deleitó a los asistentes.

Acordes de guitarra resonaron en todo el lugar. En punto de las 10 de la noche, con un cover de $10 para el músico, Alcuiz se vistió de gala para entonar las piezas de Silvio, Serrat y Sabina.

trova

En un ambiente cómodo y hogareño, la trova se hizo presente en el café-libroespacio Alcuiz. Este centro cultural –inaugurado a finales de enero del presente año– se encuentra ubicado en el centro de la ciudad, en Reforma #125.

El trovador Salvador Ochoa se presentó el pasado viernes 28 de marzo acompañado de un amplio repertorio que incluía canciones de Silvio Rodríguez, Joaquín Sabina, Facundo Cabral y demás exponentes de la trova hispanoamericana.

trova 2 trova 1

La velada trovera estuvo cargada de complicidad y risas entre el trovador y el público. Poco más de veinte asistentes se dieron cita en el lugar; suficientes para llenar las mesas y aplaudir cada una de las interpretaciones del trovador.

Salvador Ochoa, Chava, es un músico nacido en Colima pero con raíces michoacanas. De manera modesta, confiesa que su gusto por la guitarra comenzó desde los 13 años, aunque entró en el mundo de la trova cerca de los 16. Por ello, lleva ya 7 años deleitando al público colimense en distintos bares y espacios de la ciudad: La Finca, La Trova e incluso Sanborns son algunos de los restaurantes en los que ha trabajado.

La noche del último viernes de marzo, sin embargo, fue distinta. Se llevó a cabo en un ambiente mucho menos laboral, lejos de todo contrato; por el contrario, el talentoso músico se sintió entre amigos, bromeando e intercambiando todo el tiempo opiniones sobre su propia música.

<<Hasta a mí me aburre escuchar trova todo el tiempo>> comentó entre risas el joven intérprete tratando de zafarse de seguir tocando. Ante ello, los asistentes aplaudieron y pidieron una más de Sabina u otra de Delgadillo para seguir escuchándolo.

Pero la noche dio un giro y no fue completamente dedicada a este género musical. Chava Ochoa también dejó espacio para interpretar canciones de rock. Café Tacuba y María se hicieron presentes. Una de las piezas más ovacionadas por el cercano público fue Ring of fire, canción popularizada por el cantante estadounidense Johnny Cash. El simple hecho de variar y cantar en inglés fue aplaudido y coreado por los espectadores.

Entre cervezas y risas se fue consumiendo la velada, al ritmo de 19 días y 500 noches y demás canciones sabineras.

trova 6 trova 3 trova 4

Por Alejandro Ponce de León P.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.