Víctor Hugo Mora seguirá siendo entrenador y ya se tienen a dos refuerzos.

Recién terminaron el torneo como sub-campeones de la Liga Premier de la Segunda División Profesional al perder la final vs Linces de Tlaxcala en penales.

e12

Hablar de trabajo y constancia  nos remiten inmediatamente a buenos resultados, símbolo de esto es el excelente trabajo que el club Loros de la UdeC ha logrado en los casi 5 años de establecidos en la ciudad y con ello, el desarrollo de un pilar importante en el banquillo, pasando por diferentes etapas hasta consolidarse como un bastión sólido en la estructura del club, hablamos del entrenador Víctor Hugo Mora.

El ex jugador profesional, conocido también como “Patito”, inició su carrera futbolística en las reservas profesionales de Leones Negros de la UdeG a los 17 años, para posteriormente ser convocado a la Selección Mexicana Juvenil dirigida en ese entonces por Juan de Dios Castillo y compartiendo vestidor con jugadores de la talla de Oswaldo Sánchez, Rafael “Chiquis” García entre otros, que al futuro serían figuras en el fútbol mexicano.

e11

Regresando de ese andar por el TRI juvenil, se integra al primer equipo de Leones Negros de Primera División con el DT Aníbal Ruiz, pero por cuestiones extradeportivas venden el equipo y la mayoría de jóvenes, entre ellos “Patito”, son mandados a jugar al Bachilleres llegando a la final de ascenso vs Cruz Azul Hidalgo donde sucumben.

Mora es mandado a jugar Cancún 6 meses y regresa a Guadalajara para integrarse de nuevo a las filas de Bachilleres, pero ahora en Segunda División, donde lograrían el ascenso a lo que antes era 1ª y ahí permanecería dos años.

Al terminar el torneo, Hugo, es pedido por el técnico Jesús Bracamontes para ir a jugar a la filial de Chivas en Tijuana, donde estuvo dos años y medio entre Chivas-Tijuana y Nacional-Tijuana.

e10

Llegaría para el 2002 al equipo de Cihuatlán, recién ascendido a 1ª. Jugaría cerca de un año para los jaliscienses antes de enfilarse a la recta final de su carrera donde pasó por las filas del Zacatepec, Leones de Morelos y finalmente el Querétaro. Ahí saldría campeón de liga en la 2004-2005 venciendo a León, obteniendo el derecho de disputar la final de ascenso a Primera División, perdiéndola contra el San Luis, dando fin a su carrera como futbolista profesional.

Ya hablando del trabajo de Hugo Mora en el banquillo de Loros, nos remonta al año 2008 donde la dinastía Mora, conformada por Octavio como entrenador, Octavio Jr y Hugo como auxiliares, llegan a la ciudad de Colima con un equipo plagado de buenos jugadores a instalarse en la UdeC, logrando apenas en su primer torneo llegar a la final de la Segunda División que a la postre perderían contra todos los pronósticos que los daban ya como campeones.

REVISTA COLIMAXXI : ¿Profe, como es esa primera etapa con Loros?

HUGO MORA: Pues mira llegamos a Colima, y en esta primera etapa nos fue muy bien, llegamos a la final Vs Mérida y con estadio lleno y prácticamente todo a favor, perdimos el campeonato y eso que veníamos con todo, después de haber dejado en el camino a equipos importantes como Pachuca en semifinales, que en ese entonces contaba con jugadores como el “Gullit” Peña o el portero Yarbrough, que ya están en primera división. Estaba todo dado para nosotros y perdimos en penales.

Morita, como también es conocido, nos relató la transición de pasar de ser jugador a entrenador y que muchas veces cuesta ver el fútbol de diferente manera, pues se trae una inercia muy marcada de seguir pensando como jugador.

REVISTA COLIMAXXI : ¿Qué tan cierta es la dificultad de pasar de ser jugador a entrenador?

HUGO MORA: Es totalmente diferente ser jugador a ser director técnico, la verdad aprendí mucho con mi hermano y con mi sobrino, yo realmente lo que hacía era “visorear” (sic) a los equipos rivales, detectar jugadores de peligro, ver videos y traerle los reportes a mi hermano de todos los contrarios a los que nos enfrentaríamos y eso me ayudó mucho para poder afianzarme después como entrenador. Y aparte en cancha le ayudaba después de los entrenamientos a hablar con los jugadores y eso en parte me ayudó a conocerlos y entenderlos, y más porque yo ya había sido jugador.

Seguida de la exitosa etapa como auxiliar al lado de su hermano Octavio, Hugo se aísla un poco de Loros de la liga Premier y es invitado por el dueño Jimmy Goldsmith a formar parte ahora de Loritos de la Liga de Nuevos Talentos también de la Segunda División, acompañando a Salvador Ramírez, con un equipo totalmente diferente al de la liga Premier.

REVISTA COLIMAXXI : Viene, un nuevo reto en su carrera como entrenador ahora con el equipo de Loritos, ¿ cuál era la diferencia en comparación con Loros?

HUGO MORA: Pues para empezar eran los sueldos, el hambre del jugador. En Loros ya algunos jugadores se habían conformado con lo que habían hecho y logrado, estaban ya en una zona de confort  y con Loritos eran en su mayoría muchachos de aquí de Colima que querían triunfar y aparecer, no tenían sueldos grandes, aparte estudiaban y eran parte de la UdeC y eso creo nos abrió mucho la mente a creer en ellos. En liga Premier encontrabas mucho talento, mucha calidad y en Talentos era más garra, más dinámica, más corazón.

Mientras Hugo Mora estaba en Loritos, fue el también ex jugador profesional, Gastón Obledo, quien tenía el mando de Loros, pero debido a sus constantes roces en vestidor con el plantel y a una forma no del total agrado del dueño Jimmy Goldsmith, lo cesan del cargo y es donde Hugo Mora recibiría la gran oportunidad de dirigir a Loros.

REVISTA COLIMAXXI: ¿Cómo toma Hugo Mora el nombramiento como entrenador de Loros?

HUGO MORA: Pues primero déjame comentarte, que cuando mi hermano salió de la institución, Jimmy me pidió que me quedara, me dijo que tenía planes para a mí a futuro y yo eso lo tomé como un reto. Estuve, como te comenté en Loritos y toda esa preparación me sirvió para que si algún día, me daban la batuta de Loros, estar capacitado. Cuando sale Gastón de Loros, me habló Jimmy y me dijo que si yo tenía mi título de entrenador, le dije que sí y me dijo que ya era nuevo entrenador de Loros y la verdad si me cayó de sorpresa, tuve que dejar a Loritos y faltando cuatro fechas para que terminara el torneo de la Premier, ganamos los cuatro partidos, calificamos a la liguilla y nos echaron en semifinales, en un partido dramático frente a Chivas, en lo que yo consideré un buen debut como entrenador.

Pero  a pesar de tener la oportunidad de dirigir a los emplumados, de llevar un buen proceso desde auxiliar hasta entrenador y de contar con el respaldo de los jugadores, había una piedra más en el camino y aunque en esta ocasión era él quien había tomado la decisión de dejarlo dirigir, también era cierto que en cualquier momento podría ser su verdugo, el dueño del equipo Jimmy Goldsmith.

REVISTA COLIMAXXI: ¿Profe, como es trabajar con un personaje como Jimmy Goldsmith?

HUGO MORA: Si mira, es complicado porque es una persona muy pasional y se molesta mucho, porque a él siempre le gusta ganar y ganar bien, cuando las cosas se salen de orden y no funcionan se molesta. Yo ya lo conocía de tiempo atrás en mi etapa de jugador y eso me ayudó a saber llevar la relación con el ahora de entrenador y por esa confianza que existía la comunicación era fluida, pero no es fácil, tan no es fácil que gente que no lo conoce le cuesta mucho trabajo, como fue con Gastón (Obledo).

Además el plantel yo ya lo conocía, conocía a los jugadores, el sistema y por eso yo creo que él tomó la decisión de darme las riendas del equipo.

Ya en su segundo torneo al mando de Loros, vuelven a llegar a la semifinal contra Tecamachalco y caen de nueva cuenta, marginándolos de llegar a su segunda final ante la tristeza de los aficionados que se dieron cita al Estadio Olímpico. La base del equipo seguía y para su tercer torneo, ocurre lo que muy pocas veces se ve en el fútbol, un plantel calificado a la liguilla, pero que por decisiones del mismo Jimmy, declinaba su participación de la fiesta grande, argumentando falta de humildad y una baja de juego del cuadro en general.

REVISTA COLIMAXXI: Calificados a la liguilla, con un plantel poderoso y sabiendo que en la liguilla todo puede pasar. Jimmy dice no y Loros no participa en la fiesta grande…

HUGO MORA: Fue un torneo muy complicado, empezamos muy bien, íbamos de líderes generales, nos topamos con Yahualica para mantener el liderato y perdemos ese partido, desde ahí hubo mucha molestia por parte de él (Jimmy) y por parte mía, incluso yo estuve a punto de salir del equipo, me dio la confianza de terminar el torneo y después de ese partido estuvo evaluando también a los jugadores y caímos al segundo lugar y el equipo ya no empezó a funcionar bien, hubo varios problemas. Faltando cuatro fechas para que terminara el torneo, teníamos manera de calificar pero lo concluimos mal, tan es así que de esos cuatro encuentros ganamos solo uno, empatamos dos y perdimos el último de local, pero antes del último partido, el ya había tomado la decisión y la tomó porque según él no veía esa hambre de triunfo, esa entrega esos deseos y llegó el momento en que perdió la confianza en nosotros y no participamos.

Pese a la controversia que se generó con esa polémica decisión, el futuro de Hugo Mora era incierto, pues así con la misma fortuna con la que llegó, era con la que podía ser destituido y más conociendo a Goldsmith.

Lo ratifican, pero ahora con un nuevo proyecto, un equipo conformado en su mayoría por jóvenes de Colima, que se elegirían a través de visorías en el Estado y con la consigna de crear ese lazo con la UdeC y la afición de Colima.

REVISTA COLIMAXXI: Lo ratifican Profe y le tienden en la mesa el nuevo proyecto, ¿Por qué tomarlo, sabiendo  que había más contras que pros?

HUGO MORA: Si mira, antes de eso, la idea de Jimmy era formar la Selección Benito Juárez de Colima y apoyar al sector amateur, desligándose totalmente del fútbol profesional, pero por algo no llegó a un acuerdo con los directivos y por eso se decidió seguir con Loros. Me dijo que quería seguir con el plantel pero con puro jugador de Colima, que si yo creía que se podía realizar, sin poner en riesgo la categoría, porque el temor de él era descender. Le dije que si se podía y que no íbamos a descender, entonces se empezaron a hacer las visorías y de alrededor de 170 jóvenes, escogimos a 16 que eran colimenses y que estudiaran aquí en la UdeC y estos chavos a largo plazo nos demostraron que si habíamos tomando la decisión correcta, tan fue así que de los 5 refuerzos que se trajeron, terminaron jugando nada más dos, gracias al empeño y dedicación de los jóvenes que se eligieron en las visorías.

Yo soy una persona de retos, como jugador lo fui y ahora como entrenador me gustó ese reto que se me presentó porque tenía la confianza, yo ya había visto mucho jugador de aquí de Colima que no se le daba la oportunidad y aparte la base de chavos que venían de Loritos, que eran todos de Colima, me respaldaban y me animaban a seguir con el proyecto.

A casi 4 años de su llegada a Colima, el conjunto emplumado era un cuadro de cuidado, un equipo competitivo que se había ganado un respeto en la liga premier. Después de haber jugado el primer torneo con el plantel totalmente renovado y habiendo llegado hasta la liguilla, sorprendiendo a propios y extraños, el nivel de exigencia para el torneo siguiente iba a ser mayor y Mora lo sabía.

REVISTA COLIMAXXI: ¿Cómo fue el torneo posterior de donde debutó con el cuadro joven?

HUGO MORA: Pues con mayor exigencia y más con un equipo de Jimmy que quiere siempre lo mejor, la misma afición ya nos pidió más porque se dio cuenta que el equipo estaba para eso. Nos armamos mucho mejor, vino gente que fue bien analizada y a integrarse al buen plantel y excelente grupo que había ya, la verdad esperábamos que nos fuera bien, pero no tanto, pero cuando tú tienes confianza en ello, se te dan las cosas.

Y tal como lo dijo, el más reciente  torneo fueron líderes generales todo el campeonato, consolidándose como la mejor ofensiva del torneo y teniendo en sus filas al campeón y sub campeón de goleo, invictos como locales y siendo el tercer mejor visitante, llegando a la final, dejando en el camino a los Coras de Tepic y a los Ocelotes de la UNACH.

REVISTA COLIMAXXI: Dígame honestamente, ¿qué pensó cuando en el partido de vuelta de cuartos de final frente a Tepic les hace el 1-1 en el segundo tiempo, y el marcador se ponía 5-2 en contra, faltando menos de media hora para que terminara el encuentro y ustedes con la urgencia de tres goles?

HUGO MORA: No mira, la confianza, yo nunca perdí la confianza en ellos, después de los números que obtuvimos en el torneo, mi confianza era enorme, los números te respaldan, lógicamente después de perder 4-1 en Tepic todos nos daban por muertos y confianza en remontar claro que la tenia, lo que me preocupaba era el ánimo del equipo pero ya hablando con ellos me di cuenta que todos estábamos convencidos de poder revertir el marcador. Cuando cae el 1-1 como comentas, pues si es preocupante porque era otra vez remar contracorriente y anotar 3 goles de nuevo, pero cuando hacemos el 2-1, vi el reloj y quedaba casi media hora para terminar, entonces pensé que si se podía lograr el marcador y así fue, fue un premio a lo que hicimos todo el torneo.

REVISTA COLIMAXXI: Se viene la semifinal, con un rival más complicado, los Ocelotes de la UNACH, y donde se saca una ventaja mínima en el partido de ida para viajar a Chiapas, pero la sorpresa es que se plantan bien de visita, no les prestan el balón y dan cátedra para ganar 3-1 y acceder a su segunda final.

HUGO MORA: Si, fue una ventaja muy corta para ir a jugar allá, incluso a la afición la sentí desmotivada cuando terminó el partido aquí, pensó que ya no íbamos a pasar y a la mejor ya no creyeron en nosotros. Y cuando jugamos allá el equipo empezó a hacer lo que hicimos todo el torneo, a presionar a quitarles el balón, tan es así que yo creo que fue el mejor partido que dimos de visitante. Ellos pensaban que con el calor y el clima nos iban a matar pero realmente estábamos igual que en Colima y a final de cuentas el equipo respondió muy bien, se hicieron los goles suficientes y en los momentos adecuados y el resultado fue el pase a la final.

REVISTA COLIMAXXI: Profe hablando de justicias, sabemos que en el fútbol la justicia no existe, a veces se gana jugando mal y se pierde jugando bien, pero ahora estaban el primer y tercer lugar en la final, Linces de Tlaxcala era el rival y se saca una buena ventaja de 3-1 como locales en juego de ida, ¿quedó conforme?

HUGO MORA: Era un rival complicado, era gente de Pachuca que han tenido muchos ascensos y campeonatos en Segunda División y la molestia de este partido fue porque dejamos de hacer goles y sacar mayor ventaja, se iba ganando 3-0, pero tuvimos para haber liquidado aquí la serie y en vez de haber quedado 4 o 5-0, ellos hacen el 3-1 al minuto 70 y con ese gol les dimos vida y esa fue mi molestia, porque cuando tu le das al rival oportunidad de que se levante lo puede hacer y verte tú ahora en condiciones adversas. Salí muy molesto porque yo siento que aquí debimos de haber finiquitado la final.

REVISTA COLIMAXXI: ¿Terminan equivocándose ustedes o acertando ellos?

HUGO MORA: El equipo estaba bien plantado, estábamos atacando bien y el primero gol de ellos es un contragolpe donde nosotros perdemos el balón y cometemos 4 errores en la misma jugada y nos hacen el 1-0. Después de eso tuvimos 3 o 4 oportunidades de gol, donde generalmente nuestros delanteros las metían y ahora fallamos las jugadas más fáciles increíblemente y ahí está el problema, les dimos vida a ellos, cuando tuvimos que matar no matamos. Desagradecidamente en los tiempos extras no tuvimos alguna jugada muy clara para acabar con el partido y en los penales nos ganaron.

REVISTA COLIMAXXI: Finalmente Profe, como resume este último semestre con Loros. Se terminó como lideres generales, tienen en sus filas al campeón y subcampeón de goleo, invictos como locales, y un sub –campeonato con sabor amargo, ¿Cómo define este último torneo?

HUGO MORA: Pues todo fue el compromiso de los jugadores, el ímpetu que se mostraba y que desde el principio nos pusimos objetivos, el primero fue ganar la copa Ramón Barreda y se ganó, después les dije que teníamos que ganar 10 partidos para calificar sin problemas y lo hicimos, ya en la liguilla teníamos que demostrar que queríamos ser campeones y creo que se demostró, lamentablemente me da tristeza por todo el esfuerzo que se hizo tanto de directiva como de la gente que trabajo en el campo, los jugadores, fue un año donde buscamos todo, fueron sacrificios, derrotas, momentos difíciles, momentos buenos, momentos malos, pero a final de cuentas habíamos librado todos los obstáculos, desgraciadamente no pudimos ser campeones.

Finalmente Hugo Mora comentó a ColimaXXI que ya dejo la tristeza a un lado y se siente motivado para seguir adelante con el equipo, llegan dos refuerzos para sumarse a las filas del plantel y encarar de nueva cuenta el siguiente torneo con mayor hambre de triunfo, esperando levantar la copa en 6 meses.

REVISTA COLIMAXXI: Gracias Profe por el tiempo y a nombre de todo el equipo de Revista ColimaXXI, reciba un afectuoso abrazo y lo mejor para este 2014.

HUGO MORA: Muchas gracias Edwin, te agradezco y esperemos que así sea, reciban también un caluroso saludo de mi parte.

Por Edwin Martínez

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.