Sergio Jiménez Bojado

LA frase que se le atribuye a Cervantes que puso en boca del Quijote de “ladran, Sancho, señal que cabalgamos”, es perfectamente aplicable a lo que en este momento está ocurriendo con López Obrador, y las intrigas y difamaciones del PAN y del PRI en su contra. Es posible que la frase acuñada por el PAN y que repite invariablemente su presidente Ricardo Anaya, de que es “un peligro para México”, perdió completamente su efecto, y ahora, en clara y pública alianza con el PRI, tratan, desesperadamente, de crear nuevas difamaciones.

Y por supuesto, si ante el hecho de que en todas las encuestas y mediciones realizadas resulta que si las elecciones fueran en este momento, Andrés Manuel López Obrador sería el Presidente de México, para el PAN y para el PRI, el actual presidente de Morena resulta una verdadera pesadilla, por el crecimiento diario de las cifras de mexicanos a su favor.

No le apuestan a poder probar nada de lo que lo acusan, pero sí le apuestan al impacto mediático de asociarlo con Javier Duarte, el archicorrupto ex gobernador de Veracruz, pues saben muy bien que en política, la difamación tiene valor por su impacto inicial. Es ridículo creer que Andrés Manuel tenía relación con Duarte, cuando el CISEN, Gobernación y todo el sistema de inteligencia y espionaje del Gobierno Federal, lo sigue con lupa en toda su historia de vida, para poder exhibirle lo que sea. Y no han podido. Ahora resulta que el PAN y el PRI coinciden en esta frívola “denuncia” contra Andrés Manuel López Obrador.

De manera superficial ante los medios, el PAN y el PRI aparecen como partidos antagónicos, e incluso, en estados donde gobierna el PAN, los priistas de abajo se sacan los ojos contra los panistas y viceversa… pero sólo los de abajo; los de arriba desayunan, viajan y frecuentan los mismos sitios. No son económica ni social ni políticamente distintos. Promueven el mismo modelo económico inhumano. Cuando Andrés Manuel López Obrador los define como la Mafia del poder, se refiere a eso, a sus determinantes lazos materiales que los convierte en una misma clase social. No es por tanto extraña su convergencia de unidad ante quien les amenace de perder poder y privilegios.

Andrés Manuel López Obrador es, en la historia del México contemporáneo, el primer contendiente que amenaza toda esa gigantesca red de intereses que creó, primero el PRI en casi 70 años de sucesivos gobiernos, y luego reforzó el PAN en sus dos periodos sexenales.

Por eso no les importa desdibujarse haciendo hoy causa común contra Andrés Manuel y Morena, como tampoco les va a importar mucho a los demás partidos ya desdibujados de por sí, como el PRD, que no escatima alianzas para no perder privilegios políticos. Que las derechas se unifiquen no es novedad, pero que las pretendidas izquierdas se sumen con PAN o PRI, como es el caso del PT y PRD, sí es lamentable, y a costa de su capital social y político.

El hartazgo de la población contra los partidos y contra el quehacer político tiene que ver, fundamentalmente, porque casi todos ellos dejan un fuerte tufo a corrupción y desaseo. La alianza entre las derechas sólo pone al desnudo lo que realmente son, pero la alianza del PRD con el PAN o PRI, termina con la ilusión de miles de trabajadores y campesinos, que sí vieron en el PRD una opción de izquierda para luchar en este país.

La posición de Morena de no hacer alianzas, excepto con el pueblo, y de mantener en alto su Proyecto Alternativo de Nación, de pugnar en los hechos por una austeridad republicana, con una implacable posición de disminuir salarios en todos los niveles de la burocracia dirigente, de denunciar los despojos pretendidos y realizados, como las reformas de Peña Nieto que entregan nuestros recursos al capital financiero internacional, de construir soberanía, generando nuestra propia riqueza, convierte a Andrés Manuel López Obrador y a Morena en una amenaza, pero no para México, sino para la mafia que tiene secuestrada a esta Nación.

Sergio Jimenez Bojado

Luchador social y Presidente del Comité Ejecutivo Estatal Morena.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.