“Manejar el silencio es más difícil que manejar la palabra”
Georges Clemenceau.

Javier Montes Camarena * Locutor y Periodista <> www.enlacemanzanillo.com

Déjenme decirles que: Deseo que mis lectores hayan tenido una cálida Navidad y, que 2019 esté lleno de salud, felicidad y éxito.

¿Qué nos depara 2019 a los porteños? ¡Uff! Amenazan turbulencias y locuras. Por lo pronto, respire profundo, las estupideces, las mentiras y las prepotencias del poder municipal seguirán en Juárez 100.

Pero el problema del poder municipal no es de una demente, si así se pudiera decir, sino, de quienes le sostienen la parihuela en su desfile triunfal. Su corte de descerebrados, los obsequiosos, los lambiscones, los aduladores y, los padrotes que son aviadores.

Esos son quienes para congraciarse con la alcaldesa Griselda Martínez, buscan enemigos hasta debajo de las piedras con tal de presumir eficacia y lealtad. Esos son los apoyadores de sus locuras.

Rúben Blades artista de la canción nos pone a pensar con su reflexión: “El poder no corrompe, el poder desenmascara”. Siempre nos han dicho que: “Los pueblos tienen los gobiernos que se merecen”.

Pero como sea, me adhiero a la frase de Montaigne: “Por muy alto que sea el trono, siempre está usted sentado sobre el culo”.

Ejemplos hay muchos; a pesar de los 80 días de no gobernar la AMLÓPOLIS (antes Manzanillo), situación que nos explica que la Griselda no manda, hace mandados. Lo suyo es mentir, insultar, ni siquiera ofrece explicaciones satisfactorias ya que, para todo, invoca a Andrés Manuel López Obrador como el salvador del puerto.

Aquí sí; como gritaban los comunistas en la guerra de España: No pasarán. Aquí tampoco las Asociaciones Civiles contra el cáncer, niños autistas, asilo de ancianos, niños sordos, ayuda para infectados del Sida, madres solteras o los uniformes y zapatos escolares para los niños y niñas, no pasaron.

No pasaron. Canceló Griselda Martínez todos los programas sociales. Hasta allá ha llegado su locura. Y, en su desenfrenada locura, fue más allá; al calificarlos a todos ellos de Limosneros, insultándolos, degradándolos, ofendiéndolos, no reconociendo su labor en favor de la ciudanía que menos tiene y requiere del apoyo y la asistencia municipal.

“Eso se acabó, aquí no va a haber cabida para los Limosneros”: dijo tajante la mujer loca llena de prepotencias y altanerías con un odio indescriptible, no entendiendo; que el odio no tiene ideología. Sólo lacera, lástima, divide, enfrenta, polariza y, finalmente rompe.

Me queda claro que la AFI-Morena Griselda Martínez está en la antesala de la pira, hoy, la hornilla está encendida y, la clientela porteña, enfurecida en contra de una mujer que ha hecho de sus locuras, el desconcierto de su pírrica victoria.

Hoy, esa loca con poder ha hecho desaparecer los blancos y negros y, ha enmarcado en GRIS su transitar por Juárez 100, con ella, no hay adversarios políticos, no hay empresarios ni hoteleros honestos, con ella, todos son rateros, corruptos, son, sus enemigos.

Quien no es incondicional de sus estupideces, es, un rival peligroso.

Son tiempos raros. De locura. De estupideces. Los que ganaron, llevan ya 80 días en Juárez 100 y muestran día a día su irresponsabilidad, su corrupción, sus majaderías, vengadores de huecas soflamas que no atinan a ver que la realidad los rebasó.

Manzanillo (hoy la AMLÓPOLIS) puede, debe mejorar, pero nadie debe subestimar el poder de una caja de cerillos en manos de una loca alcaldesa del partido MORENA.

En Fin, Griselda Martínez es como las escopetas viejas, solo para desgracias.

Ahí se ven.

ENLACITOS

Los que saben, saben: Toda una catedra sobre leyes y reglamentos municipales dictó la regidora Martha Sosa Govea en la última sesión del Cabildo el pasado lunes 31 de diciembre 2018 que dejaron a la alcaldesa Griselda Martínez y, a sus inútiles y levanta dedos regidores de Morena con la boca abierta.

Los regidores Martha Sosa y Virgilio Mendoza vienen actuando frontalmente en defensa de los intereses de los manzanillenses, denunciando actos ilegales y de corrupción de la comuna porteña. Bien.

En seco: Vaya atorón le dio la regidora Martha Sosa a la locuaz alcaldesa Griselda Martínez quien dijo que ella “mandaba” en el ayuntamiento, su locura acabó cuando la regidora Sosa Govea le recordó que, es el Cabildo en pleno el que decide y ordena, ella, solo ejecuta el mandato del órgano colegiado.

Así o más claro, lo dicho: Griselda no manda, hace mandados.

Es Pregunta: ¿Quién es el regidor del ayuntamiento de Manzanillo que aparte de ser doble cara y un verdadero sinvergüenza es agente inmobiliario y comparte las ganancias de sus tranzas con la alcaldesa AFI- Morena?

Me puedes leer en: www.colimaxxi.com – www.lealtad.com – ipuntocom.mx – lineasdelgadas.com – G8 Independiente.

Javier Montes Camarena

Locutor y Periodista.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.