José Luis Santana Ochoa

TAREA POLÍTICA

La entrega de “un paquete de bastones para beneficiar a un importante número de vecinos de varias localidades que se dieron cita este viernes (20 de enero de 2017) en las instalaciones del DIF municipal Cuauhtémoc”, por parte del diputado federal Luis Fernando Antero Valle, del brazo del alcalde de su misma filiación Rafael Mendoza Godínez, fue el pretexto para que quien controla la bolsa de mínimo 60 millones de pesos que del “Ramo 23” este año le fueron asignados a su nombre y a los de la diputada de mayoría relativa por el Segundo Distrito Electoral Federal, Eloísa Chavarrías Barajas; y la diputada federal plurinominal Gretel Culin Jaime, se adornara con sombrero que también a ellas  les pertenece en 2/3 , con la buena nueva para los cuauhtemenses de que él solito logró “que se canalicen para Cuauhtémoc importantes recursos para obra pública, 20 millones de pesos el año pasado y 30 millones para este 2017”.

Lo que no dijo el líder invicto en contiendas electorales plurinominales fue que en el primer paquete la mitad de los recursos, 10 millones de pesos, provino del dinero que le fue asignado a una de sus  compañeras colimenses de bancada y de partido, misma aportación que sumada a otra igual hecha por Eloísa le permitieron a Luis Fernando canalizar este año 30 millones de pesos para el municipio de sus amores. En dos años el angelito ha manejado a placer 50 millones de pesos tan sólo en uno de los municipios más pequeños del estado. La única explicación a tan preferente trato es el arreglo en la trastienda que hizo con el alcalde Rafael para ordeñarle a tal cantidad el módico 10% a través de constructoras amigas, tal como el propio Mendosa Godínez acusa y se queja.

Llegó tarde el Santa Claus azul con su carga no cuantificada de bastones de a 60 pesos cada uno (hubieran estado mejor las tradicionales burras de otate), sillas de ruedas que le costaron 200 pesos la piezay ponchos de a cincuenta, pero la oportunidad de la entrega no era lo importante sino adornarse que él solito, Luis Fernando Antero Valle,  casi de su bolsa, en 2017 trae para Cuauhtémoc 30 millones de pesos, 10 más de los que ‘bajó’ para el mismo municipio el año pasado. En su afán de adjudicarse nomás para él tan grande mérito, Don Luis Fernando terminó beneficiado a las diputadas federales Gretel Culin Jaime y Eloísa Chavarrías Barajas, quienes contribuyeron con 2/3, 20 millones de pesos, a la bolsa de 30 millones de pesos  discrecional y personalmente manejada por su muy largo compañero de partido y de bancada, y por lo mismo las libera de cualquier sospecha de malos manejos.

Gracias al burdo proceder de Luis Fernando Antero Valle, más clara que el agua de CIAPACOV queda la prueba, la evidencia, de que ni Gretel Culin Jaime ni Eloísa Chavarrías Barajas tienen vela en los enjuagues del primero en Cuauhtémoc,  pero a pesar de ello se las estaba llevando al baile. En la misma frecuencia de la corrupción institucionalizada, el alcalde  Rafael Mendoza Godínez  le agradeció al diputado federal Luis Fernando Antero Valle “el apoyo decidido para el municipio, detallando que además de la entrega de bastones, cobijas y sillas de ruedas, también ha logrado que se canalicen para Cuauhtémoc importantes recursos para obra pública, 20 millones de pesos el año pasado y 30 millones para este 2017”.

Además de la indebida ganancia económica que se está llevando en el municipio al que le ha cogido tanto carriño y es correspondido de la misma manera, Luis Ferando Antero Valle está siendo inequitativo con otras administraciones municipales panistas como las de Colima y Villa de Álvarez, por ejemplo, a las que dejó fuera del reparto agrario.  En su salud lo hallará cuando en 2018  intente  ir a la cabeza de la fórmula de dos candidatos del PAN al Senado de la República, lugar de privilegio que  aun perdiendo pero quedando en segundo lugar  le permitiría llegar al paraíso en la tierra que es la Cámara Alta del Congreso de la Unión, mientras que su compañera segundona de fórmula de quedaría chiflando en la loma. Por lo que el tiempo encoja, el ganón Luis Fernando Antero Valle continuará  haciendo su ‘guardatito’ para que próxima eventual campaña electoral no lo coja desprevenido.

 

EL ACABO

  • El Coordinador de la Bancada del Partido Acción Nacional en la Cámara de Diputados, Marko Cortés Mendoza, debe intervenir más rápido que inmediatamente en el ‘affaire” del manoseo que su colega Luis Fernando Antero Valle ha venido haciendo desde 2016 de los fondos provenientes del “Ramo 23” en Colima. Si espera a que la lumbre le llegue a los aparejos, con nada se quitará la quemada. Lo mismo debe hacer el rey de los moches azules a nivel nacional, Alfredo “El Cerillo” Anaya Cortés, presidente del CEN del PAN. Avisados están.
  • El alcalde de Cuauhtémoc, Rafael Mendoza Godínez, sospecha que el Congreso del Estado le quiere “dar cuello” dizque  por la licencia que pidió durante la campaña extraordinaria a la gubernatura en la que apoyó al panista Jorge Luis Preciado Rodríguez. ¡Y le van a dar!, pues muy cierto es que el culo avisa.
José Luís Santana Ochoa

Analista político

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.