Columna “El Burladero” por Fernando Herrera

Acaba de concluir el proceso electoral local en los Estados de Coahuila e Hidalgo cuyo resultado tomó a la ciudadanía foránea por sorpresa por la victoria total del PRI en los escaños de Coahuila y en menor medida sobre 32 de las 84 alcaldías hidalguenses, incluida la de Pachuca, mientras que su más cercano competidor, el PRD, solo obtuvo 7, seguido por 6 que consiguió Morena.

Ante este resultado se demuestran lecciones que se deberán tomar en cuenta por los partidos interesados en hacerse con el poder político para el 2021, claro que podríamos pasar bastante tiempo señalando y explicando a detalle cada una, pero para mayor brevedad dejaré solo estos:

  1. Las olas no son eternas, en algún momento se rompen en las playas o contra las rocas terminando solamente por salpicar un poco.
  2. El enfrentamiento a gran escala entre las tribus morenistas por la dirigencia nacional de su partido ha logrado afectar las estructuras estatales y municipales, las cuales demostraron que ni con la completa atención de sus dirigentes lograron conseguir significantes conquistas.
  3. El actuar de muchos actores locales ha dejado a desear para que sus resultados no se hayan podido comparar con el 70% de popularidad que goza el presidente.
  4. Toda gloria es efímera, el sentimiento de invencibilidad que tenía el partido gobernante fue un factor para su pequeña derrota electoral, por tanto el PRI no debe de crecerse con una victoria menor, ningún partido debería.
  5. Si la ola priísta que se dio en Coahuila se replica a otros Estados es una seria señal de como el hartazgo y la falta de calidad en los candidatos vendrían generando una poca saludable homogeneidad en los ámbitos de representación pública al estilo de décadas pasadas.
  6. El autoproclamarse vocero del pueblo no significa conocer el sentir de la población.

Existen muchos puntos todavía para analizar pero como lo mencioné sería muy tardado, por eso los termino ahí, no sin antes dar a entender que cada elección es distinta, las condiciones de una no necesariamente serán aplicables en otras, los factores locales y nacionales influirán en el resultado de una contienda y no todos los días habrá alguien que los lleve de la mano a la meta.

Por cierto, aquellos que dicen que realmente Morena no perdió y el que perdió fue el PAN, deben de saber que tajantemente son perdedores aquellos que no lograron la victoria y todos los que estén en el poder, sea el partido que sea, la ciudadanía les cobrará en las siguientes elecciones si vuelven a desconectarse de ella y no realizan un trabajo político eficiente.

*Estoconazo*

La defensa de las fiestas y culturas no puede darse únicamente de manera política, si bien ese punto es importante y decisivo en diversas ocasiones, es más productiva la enseñanza y promoción de las tradiciones para evitar que estas mueran y puedan irse enriqueciendo con el paso del tiempo.

Fernando Herrera

Licenciado en Ciencia Política y Administración Pública por la Universidad Autónoma de Guadalajara y Secretario de la Peña Libre “Tomás Abaroa”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.