Dura polémica y controversia generó la reforma a diversos ordenamientos que obligaría, de haber entrado en vigencia, a los motociclistas a utilizar un chaleco con los dígitos de su matrícula en la espalda.

Esta medida impopular, que generó el rechazó y movilización de los clubes de motociclistas para protestar en contra de su implementación, puso en la opinión pública a dilucidar qué tan “representativos” son nuestros representantes populares. Ya que sin consenso, consulta, ni previo aviso, se animaron a aprobar una medida que afectaría los derechos de una buena cantidad de colimenses.

Al final de esta historia aparece el gobernador del estado a dar marcha atrás a esta medida con sus facultades constitucionales a través del veto legislativo. Sin duda, la sociedad civil organizada pudo abatir este desatino político, y aunque un poco tarde, cupo la cordura en el ejecutivo estatal. No habrá chaleco.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.