“Ley Uber”por José Luís Santana Ochoa

0

El viernes 18 del mes de marzo anterior, el Congreso del Estado de Jalisco aprobó la iniciativa de reformas a la Ley de Movilidad que para regular el innovador servicio que prestan las empresas de redes de transporte le presentó el gobernador de la entidad vecina Jorge Aristóteles Sandoval Díaz, misma que no limita el número de unidades con las que podrán trabajar las plataformas como Uber o CityDrive ni restringe las zonas en las que los vehículos ejecutivos podrán recoger a sus clientes, incluso en lugares donde exista un sitio de taxis convencionales previa solicitud de un cliente por la vía electrónica.

Si bien la llamada “Ley Uber” se aprobó para todo Jalisco, en una primera etapa solamente se aplicará en la Zona Metropolitana de Guadalajara donde hace dos años entró en funciones el Instituto Metropolitano de Movilidad y Transporte que dirige el prestigiado Doctor Mario Córdova España cuya opinión técnica aportó a los legisladores locales jaliscienses importantes elementos para orientar sus votos. El servicio deberá ser prestado con vehículos de modelos de no más de 5 años de antigüedad, el cobro al usuario podrá ser con tarjeta de crédito o en efectivo y las plataformas pagarán un permiso de 35 mil pesos para circular y una cuota anual de mil 600 pesos por unidad, ingresos que debieran aplicarse al mejoramiento integral de la movilidad de la conurbación tapatía.

En el significativo logro legislativo de los jaliscienses prevaleció el interés de los usuarios de tal modalidad de transporte sobre el proteccionismo que durante décadas los gobiernos federal y estatales les han brindado a los concesionarios de taxis y autobuses urbanos de pasajeros. Mientras que Jalisco ya resolvió, y lo hizo bien, el tema de la autorización del servicio que prestan los llamados automóviles ejecutivos, Colima apenas se encuentra en la etapa de los berrinches de los flotilleros de taxis graciosamente beneficiados por los gobernadores en turno que ignoran que el año pasado la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) emitió una opinión a todas las entidades públicas estatales sobre el impacto que los servicios de transporte de personas por medio de plataformas móviles tienen en el proceso de competencia y libre concurrencia, como conocer la identidad del conductor y los datos del vehículo previo al abordaje; planificar automáticamente la ruta, lo que elimina la posibilidad de que los conductores se desvíen de ésta indebidamente y cobren un precio o tarifa más elevados; arrojar una tarifa dinámica, de acuerdo con las condiciones de oferta y demanda en tiempo real; facturar según las leyes fiscales correspondientes, y desglosar y transparentar la tarifa dando al usuario información suficiente sobre el cobro.

Por las anteriores y otras razones más, el servicio de plataformas como Uber o CityDrive llegó para quedarse, así es que en lugar de oponerse a él, los grillos acaparadores de taxis y las nefastas organizaciones sindicales deben rezar para que en Colima los diputados locales no repliquen lo que dispone la Ley de Movilidad del Estado de Jalisco en el sentido de entregar de manera automática concesiones de taxis a los choferes que acrediten una antigüedad en el servicio de 10 años, dar un trato preferencial durante las convocatorias para acceder a un permiso a los conductores que tengan un mínimo tres años en las calles y limitar la entrega de concesiones a sólo tres por chofer y la revisión del padrón de permisionarios de taxis con el fin de terminar con los acaparadores. Estas medidas sí que pondrían a los flotilleros y a sus protectores a parir chayotes.

EL ACABO

• ¿Y la Ley Movilidad para el estado de Colima, cuándo? Es pregunta, no se enojen.

• “Empezamos con el pie derecho con la Secretará de Movilidad ya hecha, ese es un gran avance, solo hay cinco secretarias de movilidad en todo el país, se está fortaleciendo para que funcione los seis años, para de una dirección a una secretaría, de transporte a movilidad, de posición política a técnica”, ha declarado su primera titular Gisela Méndez para quien la eventual futura Ley de Movilidad colimota “deberá de contemplar servicios especiales, ejecutivos y de transporte público, para dar certeza a las empresas como Uber, permitiendo paridad y competencia leal”.

• Para la urbanista, “Estas iniciativas llegaron para quedarse, porque están quedándose iniciativas como Uber, porque el usuario quiere mejores estándares de servicio, el usuario está dispuesto a pagar por un mejor servicio, pero debemos dar certeza con la Ley a este esquema de servicios”, verdad de a kilo que se resisten a entender y aceptar quienes le tienen pavor a la libre competencia.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.