Javier Montes Camarena

“La política debe ser la capacidad de decisión para encarar los problemas, no la debilidad para darles la espalda .” ¿entendiste inútil? Popular.

Javier Montes Camarena . www.enlacemanzanillo.com  – G-8  Independiente.

Déjenme decirles que: Esta no es hora de echar cohetes, menos lo es de levantar varas.

Es la primera quincena de Junio y ya es Día de Muertos en Colima, ni duda cabe. Los asesinados, descuartizados, ejecutados todos son velados en la Casa Mortuoria de la calzada Galván sede oficial del (des)Gobierno de José Ignacio Peralta Sánchez.

Hoy, de oficio se reparten esquelas, pésames, condolencias y se celebran misas en Catedral, mientras en los 10 municipios de Colima a cubetadas se lava la sangre. Tantos son los muertos (46 en tan sólo cinco días) que, poco a poco, se pierde la capacidad de asombro.

Quizá por eso, ante el innegable fracaso de Nacho Peralta y su ¿estrategia? Policial-militar montada en un pésimo diagnóstico, el Gobernador se da el lujo de impartirles a los miembros del Ejército Mexicano conferencias magistrales sobre “La política del Estado de Colima en materia de Desarrollo y Seguridad”. Imagínense la cara de ¡Wath! que pusieron los verdes ante tal aberración de Nachito.

 Cómo la ven, Nachito Peralta  queriéndole vender chiles a Clemente Jaques.

En Colima ya a nadie se le puede pedir resignación o “cautela” ante el desenfrenado tiro al blanco con humanos, Nacho no puede ni podrá ante el reto de pacificar al estado, el no entiende que no entiende, realiza “diálogos” por la seguridad, pero algo de trampa hay en ello.

Su Gobierno invita a quien quiere, expone lo que quiere decir; no lo que se quiere escuchar; y, en el remate, justifica lo que viene haciendo y reitera que seguirá haciendo lo mismo: Nada. ¿Cuál es el sentido de ese diálogo, si la rectificación no cabe?

Sobre el particular, vale señalar que la crítica no ignora que la violencia es producto sobre todo de la actuación del crimen organizado, que desafortunadamente hay funcionarios de “primerísimo” nivel estatal, mandos y efectivos militares y policías estatales y municipales muy cercanos  y relacionados en complicidad con los mafiosos.

Hasta hoy el Gobernador José Ignacio Peralta Sánchez ha sido un cero a la izquierda en la búsqueda de la seguridad en Colima, su nulo oficio político sólo ha producido la diversificación del crimen organizado, la intensificación de la violencia, el deterioro del tejido social, la restricción de derechos y libertades fundamentales, la complicación de la inversión y la convivencia familiar.

Aun cuando La Gobernadora Madre (el verdadero poder tras el trono) le recomienda al paniaguado y desgüevado de su sobrino Nachito no hacer caso a la crítica por su falta de estrategia en el combate al crimen organizado, sugiere la remolona Tía Incómoda diversificar la actividad pública para atender los ataúdes que llegan a Casa de Gobierno, lavar la sangre de las calles y banquetas.

Sin embargo, ha llegado la hora de formular una pregunta a Nachito Ceviches: ¿Quién va a cargar los muertos?

Con la mano en la cintura y con su cinismo clásico el secretario General de Gobierno Arnoldo Ochoa González le resulta fácil argumentar que los muertos y sus deudos no cuentan y mucho menos importan porque, en su lógica, la inmensa mayoría de ellos algo tenía que ver con el crimen y entonces no hay de qué preocuparse.

El razonamiento de Nacho Peralta y Arnold Ochoa es simple, esas vidas (como en la canción) no valen ni valían nada.

Las diputadas y los diputados (PRI, PVEM, PT, PRI-Dependientes, Nueva Alianza) “sirvientes” del Gobernador Peralta lo han citado a comparecer al Congreso para que les suelte su “rollo” de sus operativos “patito”. Sin duda las y los legisladores “maiceados” llevarán preguntas a modo, carpetas informativas preparadas con esmero, se escuchará a Nachito decir que todo apunta a la victoria. No pos sí.

Ya va un año seis meses y siguen los días de muertos en Colima, ni duda cabe. Ya se venera el toque de silencio, se repite la incapacidad oficial, se insiste en transitar por un camino que se va alargando porque, en el fondo, se niega saber a dónde lleva, porque a Colima le tocó una vez la de malas: Contar con un Gobernador fragilito, corrupto y bueno para nada.

Ahí se ven.

ENLACITOS

CON EL LADRÓN: El sindicato de trabajadores del ayuntamiento de Manzanillo en unas cuantas horas se aliará al bribón lidercillo corrupto Audelino Flores Jurado, la razón: “Dizque porque es amigo de Ignacia Ceviches y que les va a ir mejor porque es cómplice, perdón, amigo de Nacho Peralta.

Ya verán cuando los tenga de las orejas y de rodillas “Bosie”  Kristian Meiners Tovar y se empiece a dar la orden de despedir sindicalizados. Avisados están.

CANDIDATO DE A 50 PESOS: Un novelista político porteño le sacó cincuenta pesos al sinvergüenza diputado PRI-Dependiente Luís (Gúichin) Ayala Campos para que publicitara su destape político a Presidente municipal de Manzanillo.

Tarugo el Güichin con 100 pesos ese bandolero de la prensa lo hubiera candidateado a Gobernador.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.