“Al igual que ayer, el hombre y su bienestar son el centro de nuestros afanes. Como entonces, ahora nuestro quehacer y compromiso se inscriben en la transformación del mundo y la sociedad, en su mayor diversidad y exigencia, en sus más altas aspiraciones y potencialidades”.

Luis Donaldo Colosio Murrieta

Sigue resonando, veinte años después, el estruendoso impacto de la Taurus 38 que dio muerte al candidato presidencial del PRI en 1994, Luis Donaldo Colosio Murrieta. Como cada aniversario luctuoso, las frases célebres  no se hacen esperar, los discursos cargados de nostalgia y reconocimiento al extinto político hacen acto de presencia en el inmejorable escenario para hacer gala de la idolatría a Luis Donaldo, y en consecuencia del compromiso con la democracia y la cultura del esfuerzo, banderas que enarbolaba el sonorense. Como si repitiendo una y otra vez las palabras de Colosio, fueran a hacer realidad sus promesas, anhelos y causas: democratizar al PRI.

Luis Donaldo Colosio y los postulados que impulsó en un malograda campaña a la presidencia fueron el sustituto, renovación o actualización perfecta de algunas de las ideologías revolucionarias del partido que fueron convirtiéndose en letra muerta ante el arribo de la tecnocracia al gobierno federal y el consecuente impulso de las medidas neoliberales de los años 80´s a la fecha. Desafortunadamente sus discursos, quedaron en eso, únicamente en declaraciones bien intencionadas, no en un ejercicio real de gobierno.

A veinte años de la muerte de Colosio, y tras un capítulo de la vida política mexicana que estuvo caracterizada por el derramamiento de sangre de integrantes de la elite política, en lo que se sospecha fue un reacomodo de fuerzas propia de un escenario de coyuntura electoral, quedan todavía vigentes los postulados del oriundo de Magdalena de Kino, pero también muchas  interrogantes y acusaciones, como las que señaló el finado ex integrante (y cómplice y posterior detractor) de esa elite , Mario Ruiz Massieu, quien dijera :“Los demonios andan sueltos … y han triunfado”, frase sentenciosa que caracterizó no solo a la época convulsa que vivió el país, sino a la impunidad total en la actualidad, de quienes la perpetraron.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.