TAREA POLÍTICA por José Luís Santana Ochoa.

Se equivocaron quienes pensaron que el predecible comerciante de la política partidista, Leoncio Morán Sánchez, tranquilizaría su ánimo siempre rijoso – compulsivo con el suculento paquete de candidaturas que le tocó como integrante de la Colación “Por Colima al Frente”; al contrario, se engalló e indebida y desaseadamente intervino la nominación de los candidatos del Partido Acción Nacional metiéndole ruido alentando falsas expectativas en tres o cuatro suspirantes a él muy cercanos a quienes ha dejado como novias de rancho. ¡Genio y figura…¡

Además de la cabeza de la fórmula PAN/PRD/MC de candidatos a senadores de la República y la diputación federal plurinominal, a la franquicia sin militantes de Morán Sánchez, demasiado generosos, sus coaligados le dieron tres diputaciones locales de mayoría relativa y dieciséis regidurías, a pesar de lo cual maniobró para tratar de meterle al PAN dos o tres candidatos a presidentes municipales afines a él. Como no logró este propósito, rompe con la Colación “Por Colima al Frente” pretextando que el plurinominalero Jorge Luís Preciado Rodríguez agandalló todas las candidaturas locales panistas, agandalle que es cierto pero no le compete juzgar al también gandalla Leoncio Morán Sánchez, pues de gandalla a gandalla se dan duro y tupido uno al otro, tal para cual.

Al  saltimbanqui de la política colimeña cuya más reciente ocurrencia es contender por la alcaldía de Colima abanderado por el partido de su propiedad, Movimiento Ciudadano, cuando en 2015 rechazó serlo por Acción Nacional porque ya se había comprometido con el priista José Ignacio Peralta a servirle de esquirol, sus jefes políticos le asignaron la misión de impedir que el alcalde panista capitalino, Héctor Insúa García, logre ser reelegido por los colimenses para un trienio más. Como se cree “El Merecumbé”, querido de las electoras y apreciado de los electores, Leoncio se dice seguro de ganar el domingo 01/07/2018 la elección que pinta en cuatro cuartos, una en la que todo puede suceder, en la que no hay nada seguro para nadie, menos para el lenguarico tendajonero de la céntrica calle Madero de la capital del estado.

En ninguna elección anterior hubo tanto político loco suelto como en esta del 2018 en la que los hay de todos colores, sabores, olores y siglas partidistas. Ahora sí que ni a cuál irle, pero entre ellos destaca sobremanera Leoncio Morán Sánchez, un caso digno de estudio serio y a profundidad para los psicólogos y psiquiatras del “Zoon Politikón”. Sería interesante conocer también los motivos de quienes, conociéndolo, lo siguen para donde se le antoje arrancar.

Las locuras rupturistas de Leoncio Morán Sánchez dañaron grandemente las posibilidades de triunfo de sus tres candidatos emecistas a diputados locales de mayoría relativa al privarlos con sus arranques del voto duro panista que necesitaban para ganar; también, a sus cofrades que iban en lugares seguros de las listas de candidatos a regidores. A su atormentado líder deben reclamarle el que los haya privado de comer con manteca los próximos tres años, a nadie más.

Por cierto, lochistas que instalados ya estaban en candidaturas a regidor y uno de los tres apuntados para legisladores locales se niegan a seguir al flautista de Hamelin temerosos de que los desbarrancará como les pasó a las ratas de la fábula alemana. Ellos prefieren quedarse donde están, si los dejan, para aprovechar el voto duro panista.

 

EL ACABO

  • Al puritano Leoncio Morán Sánchez no le gustaron las nominaciones panistas a diversos cargos de elección popular y “el agandalle que sobre las mismas ha tenido el senador de la República, Jorge Luis Preciado Rodríguez”, mismas que contrastan con la transparencia y democracia con las que el dueño de la franquicia emecista asignó las suyas propias. ¿O no?
  • Según la presiente del CDE del PRI, Julia Jiménez Angulo, tales postulaciones “no son definitivas, pues no han sido avaladas aún por la Comisión Permanente ni por la dirigencia nacional del PAN”. ¿Será?
  • Lo único cierto es que a tres meses y diez días de las elecciones del domingo 01/07/2018, los exaltados ánimos de los líderes del panismo colimense no logran serenarse. ¡Y como Don Teofilito… ¡
  • El mérito de que el PAN en Colima se encuentre “fragmentado y confrontado internamente” (y todo lo que termine en ‘ado’ como madreado, por ejemplo), no es solamente de Jorge Luis Preciado Rodríguez, sino también de Pedro “El más priista de los panistas” Peralta Rivas y del esquirol de la alternancia en la gubernatura del estado, Leoncio Morán Sánchez.
José Luís Santana Ochoa

Analista político

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.