““Con una clara visión republicana, estaré de acuerdo en regresar a este recinto, si así lo deciden los diputados y diputadas, para continuar con el análisis del período de gestión”. Esas fueron las palabras exactas que de viva voz pronunció José Ignacio Peralta, el pasado domingo primero de Octubre, al entregar ante esta Soberanía su Segundo Informe de Gobierno, nos dijo también que la política de control y cuidado de su  administración está logrando algo extraordinario, que se veía casi imposible en los primeros meses.

Dijo además que el documento del que en dicho acto se nos hizo entrega a las y los legisladores, en nuestro carácter de representantes de la sociedad colimense, contenía una visión exhaustiva del trabajo institucional realizado, así como el recuento integral de las acciones y obras efectuadas en el año. Agregando que sus secretarios estrían atentos a la convocatoria de este Congreso estatal para aclarar cualquier tema sobre el informe rendido; pues bien, ese día ha llegado, y aquí estamos en la glosa del segundo informe de labores del mandatario estatal.

Como punto de partida, es necesario qué como representantes populares, consideremos si hablamos de instituciones confiables y efectivas, al hacer alusión a los datos entregados por el mandatario estatal a este Honorable Congreso, pues como es de todos conocido, la falta de resultados en algunos rubros de la administración pública del Estado; así como el desinterés del Titular del Poder Ejecutivo para acudir ante este Congreso en las múltiples ocasiones en que se ha solicitado su comparecencia, para que en coordinación con las fuerzas políticas aquí representadas construyamos una mesa seria de diálogo y reflexión, en beneficio de los colimenses, han sido el común denominador de su gestión al frente de los destinos del Estado.

En efecto, en este Colima en que nos tocó vivir existe ausencia de resultados, de  desarrollo, de oportunidades, de generación de empleo, de crecimiento en el área turística, pero sobre todo existe ausencia de disposición del mandatario en funciones para salir juntos de esta mala racha

El Poder Legislativo como institución, es una institución sólida, fuerte, constante y receptora de las necesidades de la ciudadanía. “Un poder que no sólo se encarga de darle trámite a los procesos legislativos sino también, un poder que propone”, pero que a la vez vigila celosamente el desempeño de nuestro gobernante.

En ese contexto, las acciones emprendidas por la administración estatal encabezada por Ignacio Peralta, deben analizarse bajo un escenario global de interdependencia. Quedando manifiesta la disposición de los integrantes del Grupo Parlamentario del Partido Acción Nacional por atender temas integrales para paulatinamente dar cumplimiento al estado de bienestar que demandan los colimenses”.

No obstante, encontramos temáticas sensibles como el otorgamiento de seguridad en los bienes, pero sobre todo en las personas, que deberían ser prioritarias para todo gobernante, sin embargo y tristemente, consideramos que Colima se encuentra inmerso en un clima en donde, hay que reconocerlo, pareciera que no está garantizado al cien por ciento el Estado de Derecho.

Creemos oportuno señalar que el gobierno de José Ignacio Peralta nos queda a deber en muchos aspectos esenciales: los resultados aún son meras aspiraciones, se necesita un énfasis mucho mayor en temas torales, como lo es la Seguridad.

Por otra parte, y concediéndole a la Administración de José Ignacio Peralta el beneficio de la duda, podemos afirmar que el juicio de este segundo año de gestión no puede arrojar resultados concluyentes respecto de  éxito o fracaso. Sin embargo, nuestra obligación es la de no tolerar ningún acto tendiente a la discrecionalidad, el abuso o la corrupción, pues automáticamente nos convertiría en cómplices y traidores a la confianza y responsabilidad que ha depositado en nosotros el pueblo de Colima”.

Lo que más nos preocupa es el deterioro del tejido social, y en ese sentido no vemos los resultados de la inversión superior a los más de mil millones de pesos en el rubro de seguridad.

Son en realidad muchas las promesas no cumplidas a los ciudadanos, hoy por hoy, que lejano y que falaz se escucha ese“VAS A VIVIR FELIZ, SEGURO”, que a bombo y platillo pregonaban, el hoy Gobernador y todo su equipo de colaboradores, pues hoy en día son más los ciudadanos que se sienten inseguros al percibir que en nuestro Estado han aumentado distintos índices delictivos, tales como ejecución, robo a casa habitación, a vehículos y transeúntes.

Podríamos afirmar en forma clara y contundente que la administración de Peralta Sánchez le ha fallado a Colima, ante esta situación, mí Partido reproduce el clamor de miles de ciudadanos que se sienten defraudados con el actual gobierno por el incumplimiento de su deber de garantizar condiciones para vivir en paz.

Por lo anterior, en esta Glosa las distintas fuerzas políticas representadas en el Congreso mediante fracciones parlamentarias, al intervenir, realizaremos diversos cuestionamientos directos, de los que en el mejor de los casos, en teoría, obtendremos una respuesta igualmente directa, sin embargo, si el Gobernador insiste en esa postura de “Autismo Político”, asumida desde que protesto su encargo hace ya dos años, sin la oportunidad de propiciar reflexiones que conduzcan a evaluaciones objetivas tendientes a la mejora de procesos, mediante el trabajo coordinado y consensuado entre ambos poderes, poco o casi nada  podremos dejar en claro.

Concluyo mi intervención transcribiendo lo citado por nuestro mandatario en la entrega del informe de mérito, y dijo así: “Hoy Cumplimos el compromiso establecido con la sociedad al destinar más de mil millones de pesos a la seguridad, fueron desarticulados diez peligrosos grupos delictivos dedicados al secuestro, el robo y la delincuencia organizada, se realizaron 136 detenciones relevantes, relacionadas con delitos de alto impacto, realizamos más de dos mil operativos de seguridad”

Tenemos ya dos años ocupando el primer lugar en homicidios dolosos, y al cierre de este 2017, superaremos las cifras de 2016; tenemos desde el mes de septiembre de 2015 con el semáforo delictivo referente a homicidios en color rojo, las ejecuciones no cesan, a dos años de este fallido Gobierno han asesinado a tres funcionarios de primer nivel y ayer a jóvenes en pleno evento deportivo, le pregunto Procurador, ¿Qué avances hay en materia de estos hechos? Hechos que según el gobernador  son “Aislados”, lo cierto es que JIPS no es la persona que dijo haría de este Estado un buen lugar para que nosotros, nuestros hijos, y los hijos de nuestros hijos vivan felices.

¿De los  mil millones que supuestamente JIPS invirtió en seguridad, en que rubros de procuración se invirtió, cuanto, donde y cuando?, y aparte de esos “Grandes logros que mencionó”, ¿dónde están los resultados que necesitamos los colimenses para ahora si VIVIR FELICES, SEGURO?

¿Cuántos muertos más valen este gobierno?

Al ser uno de los estados peor catalogados en índice de paz ¿donde se genera la violencia?

Sin embargo, de nosotros depende, si a partir de hoy trabajamos por hacer propicio un cambio en los destinos de este nuestro Estado, asumiendo  con compromiso nuestras responsabilidades para materializar con ánimo ese sano equilibrio de poderes que son pieza fundamental en el éxito de toda democracia, estaremos del otro lado, sino lo hacemos, sin duda alguna estaremos perdidos, por lo menos los próximos cuatro años que dure el fallido gobierno.

Es cuánto.”, concluyó Ladino Ochoa.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.