Miguel de la Madrid Hurtado nació el 12 de diciembre de 1934 en la ciudad de Colima, Colima. Cuando tenía dos años el pequeño Miguel, su madre y su hermana menor se trasladaron a la ciudad de México. Formado en escuelas confesionales, ingresó a la Facultad de Derecho de la UNAM, en donde fue alumno destacado de José López Portillo y, al mismo tiempo, trabajó como pasante en el Banco Nacional de Comercio Exterior. En 1957, con mención honorífica, obtuvo el título de abogado con la tesis “Pensamiento económico de la Constitución de 1857”. Ese mismo año contrajo matrimonio con Paloma Cordero, con quien procreó cinco hijos. Dos años después comenzó a impartir clases de derecho constitucional en la UNAM. También fue investigador del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la misma casa de estudios.

En octubre de 1981, la VI Asamblea Nacional del Partido Revolucionario Institucional PRI lo proclamó su candidato presidencial para el periodo 1982-1988, contra Jorge de la Vega Domínguez y Javier García Paniagua también aspirantes al cargo. Este último, hijo del general Marcelino García Barragán, se disgustó y renunció a la presidencia del Comité Ejecutivo Nacional del PRI.

En la contienda electoral se disputaron la Presidencia el PRI, el Partido Popular Socialista PPS y el Partido Auténtico de la Revolución Mexicana PARM, cuyo candidato común fue De la Madrid, y los siguientes partidos y candidatos: Por el Partido Acción Nacional PAN, Pablo Emilio Madero; por el Partido Socialista Unificado de México PSUM, Arnoldo Martínez Verdugo; por el Partido Demócrata Mexicano PDM, Ignacio González Gollaz; por el Partido Socialista de los Trabajadores PST, Cándido Díaz Cerecedo; por el Partido Revolucionario de los Trabajadores PRT, la primera candidata presidencial, Rosario Ibarra de Piedra; y por el Partido Social Demócrata, Manuel Moreno Sánchez.

Inició su gobierno durante una de las crisis económicas más importante del siglo XX. La caída de los precios internacionales del petróleo en junio de 1981, trajo consigo la rápida reducción de los ingresos de exportación, el aumento de la deuda exterior a más 80.000 millones de dólares, la acelerada fuga de capitales, la pérdida de la reserva de divisas, la creciente devaluación del peso y el incremento de la inflación ya cercana al 100%; a lo cual el gobierno de José López Portillo había respondido con la moratoria en el pago de la deuda exterior, la nacionalización de la banca privada y la implantación del control de cambios a partir del 1º de septiembre de este mismo año.

En el campo de la economía, elevó a rango constitucional el sistema de economía mixta con rectoría del Estado y participación corresponsable de los sectores privado y social en el desarrollo nacional.

Durante su gobierno se atenuaron las medidas de nacionalización de la banca y control de cambios mediante la devolución de un 33% de las acciones a manos privadas y la eliminación parcial de ese control.

El gobierno delamadrista estableció, en enero de 1983, el Programa Inmediato de Recuperación Económica PIRE, el sistema constitucional de planeación democrática y en mayo siguiente, el Plan Nacional de Desarrollo PND (antes Plan Global de Desarrollo), con el aval del FMI. El Plan se propuso cuatro objetivos: 1. Conservar y fortalecer las instituciones democráticas. 2. Vencer la crisis. 3. Recuperar la capacidad de crecimiento. 4. Iniciar los cambios cualitativos que requiere el país en sus estructuras económicas, políticas y sociales.

Al final de su periodo, el déficit del sector público estuvo en niveles similares a los de 1982; la inflación ascendió a 131% (en 1987 llegó al 159.2%, la más alta tasa de inflación registrada en la historia de México); la economía se contrajo, pues ante la entrada de mercancías extranjeras baratas, cerraron las pequeñas y medianas empresas (principales generadoras de empleo) e inclusive algunas grandes; sólo el 35% de la fuerza de trabajo estuvo empleada en el sector moderno de la economía y creció el empleo informal; los salarios reales fueron 40% menores a los de 1980, la deuda externa aumentó en más de un 30% y se pagaron en promedio más de 12,000 millones de dólares anuales por concepto de intereses. La devaluación acumulada respecto al dólar fue de 3,270% de diciembre de 1982 a diciembre de 1988.

En el ámbito social, su gobierno enfrentó los sismos del 19 de septiembre de 1985 en la ciudad de México, que ante la pasividad e ineficacia del gobierno de la ciudad encabezado por Ramón Aguirre Velázquez, provocaron la organización popular del Distrito Federal, pues durante las primeras horas posteriores al desastre, De la Madrid rehusó la ayuda internacional y no permitió que el ejército colaborara en las labores de rescate, lo cual le mereció severas críticas de la población.

También tuvo que resolver la destrucción de Cancún, Quintana Roo, por el huracán Gilberto.

Después de dejar la presidencia de la República, Miguel de la Madrid ocupó el puesto de director del Fondo de Cultura Económica, empresa editorial del gobierno mexicano, de 1990 a 2000.

El 1º de abril de 2012, Miguel de la Madrid Hurtado falleció de enfisema pulmonar en el Hospital Español de la ciudad de México. Al día siguiente se le rindió un homenaje de Estado en el Patio de Honor de Palacio Nacional. Entre los asistentes estuvo el expresidente Carlos Salinas de Gortari.

Miguel de la Madrid Hurtado publicó, entre otros, los siguientes libros: El pensamiento económico en la Constitución mexicana de 1857, México, UNAM, 1957; La soberanía popular en el constitucionalismo mexicano y las ideas de Rousseau, México, UNAM, 1962; Estudios de derecho constitucional, México, Porrúa, 1980; La política de la renovación moral, México, Diana, 1988; Las Razones y las Obras, Crónica del sexenio 1982-1988; Las Elecciones de 1988; Cambio de Rumbo, FCE, 2004 y El ejercicio de las facultades presidenciales, Porrúa-UNAM, México, 1999.

Por Rodolfo Julián Del Moral Rivera

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.