TAREA POLÍTICA por José Luís Santana Ochoa.
Para nadie es un secreto la rivalidad política existente entre las morenas legisladoras federares Gricelda Valencia De La Mora y Claudia Valeria Yáñez Centeno y Cabrera, de un lado; y del otro, Indira Vizcaíno Silva, la “consentida del profesor” que despacha como presidente  de la República , Andrés Manuel López Obrador. A la representante en la entidad del gobierno de la “Cuarta Transformación”,  Gricelda y Claudia Valeria le profesan un odio jarocho. Su animadversión contra ella no es cosa nueva, lleva ya tiempo, pero a últimas fechas ha sido más abierta, menos sutil.
El primer round de su pela fue por la disputa de las candidaturas en las elecciones de 2018; el segundo, por el control del Partido Movimiento de Regeneración Nacional en Colima; el tercero,  por las posiciones de poder en el Congreso del Estado; y el cuarto, de cara al 2021, de nuevo por la dirigencia estatal de MORENA y el paquete de candidaturas a cargos de lección popular en el que va de por medio la gubernatura 2021/2027 que creen traer ya en la bolsa. El tiro entre las tres mujeres morenistas mencionadas en el párrafo anterior apenas empieza, lo mejor está por venir. ¡Hagan sus apuestas¡
“Es innegable que se cometen actos cobardes que dañan la integridad de las mujeres, sobre todo cuando se cometen en sus peores formas: agresiones físicas y sexuales. Quiero decirte, Silvia, que como mujer cuentas con mi respaldo y acompañamiento”, fueron las palabras de solidaridad de género expresadas por Vizcaíno Silva  que encolerizaron a Valencia De La Mora, defensora de oficio del golpeador de mujeres alcalde de Armería, Salvador Bueno Arceo:
“En Colima hay muchas denuncias pendientes por corrupción y se tienen que esclarecer vengan de donde vengan. Está el caso Altozano, la ex Zona Militar,etc. Como bien dice mi presidente de la República , nadie por encima de la ley, nadie al margen de la ley”, le reviró la senadora Gricelda que lleva meses enarbolando la bandera “Altozano”  para golpear a  la representante en Colima de “su presidente”, y quien  lidera la carrera por la candidatura de la “Cuarta Transformación” a gobernadora del estado.
Claudia Valeria interpretó la visita sorpresa que de pasadita hizo a Colima el domingo 14 de julio de 2019 el presidente Andrés Manuel López Obrador, como “ una acción para ver la manera como trabajan los delegados”, dejando caer de paso el dardo envenenado de que “en la entidad hay quejas de que no llegan los apoyos y que Vizcaíno Silva sabe cuáles son sus funciones y lo que tiene que hacer”, y no lo hace, habría que colegir.
Como palabras sacan palabras, e Indira dejada no es, más rápido que inmediatamente le respondió a Claudia Valeria con la frase de su padrino Andrés Manuel: Abrazos, no balazos . “Querida diputada: el compromiso y vocación de servicio es una característica de los servidores de la nación y quienes integramos el equipo del  #GobiernodeMéxico. Te invito a que, conociendo las reglas de operación de los diversos programas, si encontraras algún caso de dudas o retrasos lo hicieras llegar de manera puntual a la Delegación para garantizar  la correcta atención y pronta respuesta de los mismos. Nuestro compromiso, y el de todos los que integramos la 4T, como tú, es unir esfuerzos para la mejor atención a los ciudadanos”, le puso en su Face Vizcaíno Silva a Yáñez Centeno y Cabrera.
Como los dueños de la franquicia MORENA en el estado creen que en las elecciones de 2021 obtendrán la misma cosecha de votos y victorias que levantaron en 2018 sin haber sembrado, la rebatiña por los cargos partidistas y de elección popular ha iniciado ya y pronto alcanzará su apogeo. Que nadie se asuste ni se espante de que todos se den contra todos duro, tupido y mucho, pues lo que creen que está en jugo bien vale unos buenos tiros. ¿O no ?
EL ACABO
  • Para Carlos César Farías Ramos, diputado local del Partido del Trabajo que desconoció como su militante al todavía presidente municipal de Armería, Salvador Bueno Arceo, “la intención del responsable de la Fiscalía de exponer al alcalde fue para desprestigiarlo (¿más de lo que ya estaba?) como integrante de la Cuarta Transformación y con él a todos los integrantes de esta alianza”, perversa maquinación a la que se prestó, es de suponer, Silva Saucedo Rivera, quien puso su cara para recibir tremendo cachazo de su violento marido.
  • El más contrariado por la reconciliación pactada entre el alcalde de Armería y la presidente del DIF en ese municipio, es Adrián, el muy comunicativo estilista de Tecomán.
José Luís Santana Ochoa

Analista político

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.