TAREA POLÍTICA por José Luís Santana Ochoa

El dirigente nacional del partido Movimiento de Regeneración Nacional, Alfonso Ramírez Cuéllar, declaró el viernes 24 de julio de 2020 en San Cristóbal de Las Casas, Chapas, que la militancia morenista “no quiere una alianza” con el rémora Partido Verde Ecologista de México (PVEM) de cara al 2021, sabedor de que MORENA vale más solo que con tan nocivas compañías, de que yendo con los señoritingos verdes le saldría más caro el caldo que las albóndigas,

 “En algunos estados, de plano nadie quiere ir con el PVEM (Como en Colima, por ejemplo). En la mayoría de los casos la gente no quiere alianzas con el PVEM”, sentenció claro y contundente  Ramírez Cuéllar provocando el aplauso y los gritos de aprobación de los asistentes que nada quieren saber de su exgobernador fifí Manuel Velasco Coello ni de los señoritingos verdes que lo acogieron.

“Qué bueno que estamos en Chiapas. Ni la militancia ni la ciudadanía ve muy bien esa alianza, pero debemos de esperar el debate, aunque lo vemos muy complicado”, celebró Don Alfonso, quien si viniera a reunirse con sus colimeños camaradas de partido escucharía de ellos el mismo rechazo a la intentona de los aliados verdes del ex gobernador priista Mario Anguiano Moreno de  agandayarles a los morenos  la gubernatura de Colima que estos ven a su alcance, a tiro de piedra, en las elecciones del primer domingo de junio de 2021.

Si bien, en palabras de Alfonso Ramírez Cuellar, en principio sus huestes están preparadas para ir solas a la próxima contienda electoral,  “Morena tiene la idea de mantener en algunas entidades una coalición con el Partido del Trabajo (PT), el ‘aliado natural’, el tema será debatido por nuestros militantes y resuelto por el concejo nacional para discutir cómo nos vamos a presentar en las elecciones. Hay otros partidos con los que la mayoría de la militancia no quiere nada (como el PVEM, por ejemplo), por lo que tenemos que respetarlo”.

Hay que recordar que en las elecciones de 2018 el PT fue con MORENA mientras que el PVEM repitió con el PRI, maridaje éste que prohijó la escandalosa corrupción del gobierno de Enrique Peña Nieto y Luis Videgaray y Castro, hijos de Carlos Salinas de Gortari, pecaminosa connivencia que tiene marcados de por vida  a los verdes así se hayan amancebado, concluida la contienda presidencial anterior, con la 4T en la Cámara de Diputados y el Senado de la República. Para evitar el contagio corruptor de los verdes, su mala fama pública, la dirigencia nacional de MORENA ha decretado sana distancia con ellos.

Y es que priistas y verde ecologistas, como hermanos siameses que fueron, participaron en las grandes operaciones orquestadas para robarle miles de millones de pesos a los mexicanos, como todos los días denuncia en sus conferencias mañaneras el presidente de la República Andrés Manuel López Obrador, quien les perdonó  a los verdes sus probadas corruptelas porque se arrepintieron, de dientes para afuera,  y le juraron que nunca jamás volverán a cometer trapacerías.

Hasta ahora los satanizados de corrutos por el líder moral de la 4T han sido ex legisladores federales y ex gobernadores priistas y panistas, y el gobernador de Puebla que fuera perredista, Luis Miguel Barbosa Huerta, pero metidos en el ajo también están prominentes verde ecologistas que hasta ahora no han sido exhibidos por el equipo de propaganda al servicio de AMLO, pero de que también pecaron como lo hicieron azules y tricolores ni duda cabe, por eso los morenos no quieren ir con ellos ni a misa ni a los comicios de 2021.

En Colima el PVEM está más fuertemente ligado al PRI de José Ignacio Peralta que la hiedra a la pared. El respaldo que sus tres diputados le dieron para que logrará la aprobación por parte del Congreso del Estado del crédito de 750 millones de pesos es prueba de ello. Hay que recordar que en el sexenio de la ignominia Peña Nietista, tuvo como senadora a Itzel Ríos de La Mora, partícipe en la danza millonaria de las Reformas Estructurales impulsadas por Enrique Peña Nieto. La propaganda de la 4T únicamente incluye a priistas y panistas, no verde ecologistas que también tuvieron vela en los arreglos en lo obscurito para concretarlas. ¿O no?

EL ACABO

ü Los niños y las niñas verdes respaldaron en su momento al panista ex presidente de la República, Vicente Fox Quezada, para que le fuera bien a México. Después, se ayuntaron al priista Enrique Peña Nieto para que le fuera mejor; y ahora, se amancebaron con el 4Teísta Andrés Manuel López Obrador para que al país le vaya óptimo. Sus cambios de color de chaqueta del azul al tricolor y de éste al guinda, han sido porque “aman a México y a su gente por quienes vale la pena buscar la conciliación”, no por intereses monetarios como muchos malpensados creen.

ü A pesar de que el mismo rémora Partido Verde Ecologista de México, en el Senado de la Republica 2012/2018,  se pronunció por una “reforma energética de vanguardia, en la que, con poco riesgo y poco dinero, el resultado sea ganar”invitando de paso a “perder el miedo a rodearse de los mejores y competir para ganar-ganar” porque, en palabras de sus senadores  Ninfa Salinas ( hija de Rogelio Salinas Pliego) y Pablo Escudero,  “los seres humanos se sienten bien cuando se rodean de cosas buenas y energía y crecimiento no pueden desasociarse”, la 4T le pasa por alto que  haya respaldado, junto con el PRI y el PAN , la reformas de Enrique Peña Nieto.

ü Por amor a México, el PVEM está hoy con AMLO como ayer estuvo con EPN y antes de antier con FOX.¿O no?

José Luís Santana Ochoa

Analista político

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.