TAREA POLÍTICA por José Luís Santana Ochoa*

Miles de electores colimenses se quedarán sin la oportunidad de evaluar en las urnas el domingo 1 de julio de 2018 a sus diez alcaldes porque a lo sumo tres de ellos tienen lo que necesitan para pretender la reelección. Como ninguno de los siete restantes se atrevió a emigrar hacia el poder legislativo local o federal, “partirán por la ruta que no tiene final”. Otra vez será.
Poco más de dos años de gestión fueron más que suficientes para que los ciudadanos se dieran color de la calidad de alcaldes que eligieron el domingo 01/06/2015, y de la que los partidos políticos que los postularon se supone han tomado nota ya. Los más frustrados de que sus respectivos alcaldes no intenten repetir plato el trienio 2018/2021 son sus propios funcionarios que están viendo volar sus ilusiones de otros tres años de buenas chambas en un mercado laboral donde las mismas escasean, pero también los ciudadanos que no tendrán la oportunidad de evaluarlos en las urnas el domingo 01/07/2018.
Como aquellos alcaldes que han resultado un fiasco nunca jamás van a entender y aceptar que se han ganado a pulso la repulsa ciudadana, y que lo mejor para ellos será tocar retirada y aceptar el debut y despedida simultáneos, cínicos a más no poder, harán todo lo que a su alcance esté para seguir viviendo del presupuesto en un cargo de designación municipal, estatal o federal. Si las cúpulas de los partidos políticos quieren evitar la derrota electoral el domingo 01/07/ 2018, deberán dejar fuera de la contienda a sus elementos indeseables cuyos nombres y apellidos todo mundo conoce.
Después de tanto brinco para instaurar en la Ley la relección inmediata de alcaldes para aprovechar las experiencias exitosas ganadas en la curva de aprendizaje de su primera incursión como tales, tal vía en Colima será poco transitada porque la mayoría de los alcaldes resultó para olvidar, tanto, que partidos y ciudadanos le apostarán a los buenos por conocer y no a los malos por conocidos. Así, a partir del 15 de octubre de 2018 habrá caras nuevas en las más de las diez administraciones municipales. Ahora sí que fue mucho ruido para tan pocas nueces. Las más de éstas resultaron vanas.
De los tres alcaldes panistas con méritos y cara para presentarse de nuevo ante los electores y pedirles sus votos que les permitan reelegirse para el trienio 2018/2021, el capitalino Héctor Insúa García registró ya su precandidatura ante el CDE del PAN el domingo anterior, en nutrido y entusiasta evento matutino arropado por sus amigos y simpatizantes a quienes les dijo que había prestado oídos sordos a las muchas voces que le aconsejaron no enfrentar a grupos políticos que tenían intereses en el municipio, “rompí inercias mafiosas de algunos líderes sindicales, medios de comunicación y algunos empresarios”, y como según encuestas para medir su aceptación está arriba en las preferencias electorales , y no abajo como arrancó hace tres años, ahora va con más fuerza por la reelección.
Si finalmente Héctor logra la por él ansiada candidatura, le espera una contienda tan competida como la anterior cuando salió airoso apenas por una decena de docenas de votos, pero para su segundo turno al bat llegaría mucho mejor posicionado de lo que estuvo en el primero, con mayor experiencia en la administración pública municipal, más oficio político y fortalecido por los embates sistemáticos y tendenciosos hasta la ignominia de la prensanachoperalta@gmail.com.
Desde luego que Héctor Insúa García no es monedita de oro, pero nadie le cuestiona su vocación de servicio, honestidad, trasparencia y entrega al trabajo. De sus aciertos y errores mucho debe haber aprendido en sus dos primeros años de gobierno y muy a tiempo está de cambiar ciertas actitudes personales y de algunos de sus colaboradores que les han creado innecesarios roses y malentendidos con la gente que en adelante deben evitar a toda costa.

EL ACABO
• Las virtuales candidaturas de José Manuel Romero Coello (PRI/PVEM) y Roberto Chapula De La Mora (PANAL) le aportarán atractivo a la disputa de la presidencia municipal de Colima, pero también provocarán confusión en los electores porque en las de presidente de la República, senadores y diputados federales irán coaligados. ¿Cómo le van a hacer para armonizar su competencia por lo local y su hermanada colaboración con tricloreles y verde ecologistas en lo federal? Les va a pasar lo mismo que en 2015 cuando PRI y PVEM fueron ayuntados por la gubernatura pero compitieron por alcaldías y diputaciones locales.
• Los corruptos e incompetentes funcionarios peraltistas no renuncian a sus cargos porque cobardes no son, o lo que igual, los valientes no renuncian.
*#Columnistas G8 Independiente

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.