Si tenemos algo que reconocerle al Sr. Gobernador Impuesto del Estado de Colima, es su poca capacidad para mantener el orden y la seguridad pública, desde que tomó posesión de su cargo ilegitimo hasta la fecha.

Desde entonces hasta el día de hoy a lo largo y ancho de nuestro estado todos los días se han registrado por lo menos un asesinato con arma de fuego, los asaltos a transeúntes, robo a casa  habitación y robos de autos han ido en aumento, el consumo de drogas se ha disparado, el descubrimiento de fosas  clandestinas donde se han encontrado cadáveres incluso de menores de edad tiene horrorizados a los ciudadanos del Estado y ahora hasta tenemos que aguantar los rencores y venganzas  entre los personajes de la política, que también lo arreglan corriendo sangre, y el gobierno su única respuesta es que “están trabajando arduamente” pero en realidad solo fingen trabajar arduamente, porque la situación de la inseguridad en Colima va a la alza, y lo podemos comprobar en los datos que nos dice que el número de asesinatos en lo que va del año 2016 ya superó los asesinatos que se registraron en todo el 2015, entonces he aquí mi pregunta:

     ¿Sr. Gobernador en verdad está trabajando arduamente para salvaguardar la seguridad de la ciudadanía en nuestro Estado?   

     Y en mi humilde opinión la respuesta a esa pregunta es un rotundo NO, ¿Por qué? Es simple: como ya lo mencione líneas  arriba, la inseguridad va en aumento, día con día se registran más delitos de diferente índole, y si en verdad el gobierno estuviera trabajando por la seguridad, la tendencia del índice de delitos al año iría a la baja, también podemos notar que en cuestiones de la delincuencia organizada y narcotráfico, no están haciendo absolutamente nada incluso podríamos deducir que existe un acuerdo entre los grupos de la delincuencia con el Gobierno del Estado, puesto que las muertes por pugnas entre carteles  del narcotráfico son las que más se han registrado, esto me hace recordar las palabras de Arnoldo Ochoa en su carácter de Secretario General de Gobierno cuando se quisieron lavar las  manos diciendo que la  violencia no era falta de trabajo del Gobierno de Estado, si no que era resultado de las fricciones entre grupos de delincuencia organizada, pero ese argumento desde mi visión es invalido y absurdo, porque es responsabilidad del Gobierno verificar que no entren armas al territorio Colimense, porque es su responsabilidad que a Colima no llegue la droga, porque es su responsabilidad desmantelar los puntos de venta de narcomenudistas, porque es su responsabilidad crear programas eficaces para el combatir el consumo de drogas en los jóvenes, es su responsabilidad asegurar el acceso a una educación de calidad, es su responsabilidad crear las condiciones necesarias para que la ciudadanía tenga la oportunidad de  tener un empleo con sus prestaciones y con un buen salario, y esto último es lo que motivaría a la sociedad a alejarse de vicios y de actividades ilícitas, pero claro, esto sería desastroso  para los poderosos hombres y mujeres que están detrás del gobierno, porque algunos les quitarían un gran ingreso que tienen gracias al consumo y venta de drogas, otros perderían mucho dinero al acceder a pagar a sus empleados lo que realmente se merecen, y otros más perderían la oportunidad de seguir robando el erario público, porque la sociedad cada día sería más intelectual y difícil de engañar.

Esta es la verdadera -RESPONSABILIDAD- que prometía Nacho Peralta, ser cómplice de los poderosos y adinerados, hacer que Colima siga caminando por el camino de la mediocridad, la  violencia, las adicciones y la pobreza, ser -RESPONSABLE- en repartir el erario público entre sus padrinos y su partido, ser responsable en dejar trabajar a la delincuencia organizada  y de seguir dejando a la sociedad de Colima inmersa en la pobreza, al fin de cuentas lo único que importa es que los ricos tengan más dinero y los pobres se los sigan regalando.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.