El tema  que dio la nota en distintos medios de comunicación locales y nacionales,  fue sin duda la aparición de múltiples mantas en el estado de Colima , mismas que con letras rojas y negras se leían: “Nacho, no vivimos ni felices ni seguros. Vete. Art. 39 Constitucional, el pueblo te lo demanda”. Como cada ocasión, en el tema de la semana de Revista Colima XXI,  nuestros columnistas hicieron en sus análisis y artículos mención de este polémico suceso. Aquí les dejamos la síntesis de lo que comentaron al respecto:

Mantas nacho


Rogelio Guedea-1
Rogelio Guedea

El fracaso del gobierno nachoperaltista es, pues, directamente proporcional a este hartazgo que padece la comuna colimense y es, al mismo tiempo también, directamente proporcional al deseo del gobierno de crear grandes cortinas de humo para distraer la atención de la población sobre lo esencial: un gobierno estatal que no ha respondido a la promesa de seguridad y felicidad prometida por el mandatario en campaña, de ahí el verdadero origen de las mantas que aparecieron hace una semana pidiendo su renuncia.


Jose-Luis-Santana
Jose Luis Santana

Los ciudadanos colimenses tienen derecho a exigirle a Nacho que se vaya con su desentonada música a otra parte o a pedirle que resista y continúe en el cargo hasta el día último de noviembre de 2021, y a expresar sus  exigencias y peticiones por todos los medios a su alcance, incluida la colocación de lonas. ¿Qué chingados tiene entonces que investigar la Procuraduría General de Justicia del Estado a quienes decidieron ejercer su derecho constitucional de petición? Es pregunta, no se enojen. Lo que menos importa es la procedencia de las lonas, Nacho, el objetivo que “se busca” es muy claro y preciso: Tu salida del cargo al que nunca jamás debiste haber llegado.


abelardo ahumada
Abelardo Ahumada

Y otra cosa interesante que sucedió al respecto, es que si bien las fotografías de esas lonas se difundieron en las redes sociales, no apareció ninguna publicada en los medios impresos de mayor consumo en la entidad. ¿Querrían ellos defender al gobernador o evitarle un enojo? O, como se dice coloquialmente, ¿querían tapar el sol con un dedo, o negar el contenido y el significado de los mensajes que éstas enviaron?


Javier Montes Camarena
Javier Montes Camarena

José Ignacio Peralta Sánchez, dizque Gobernador del estado recibía así el inicio de su calvario de Semana Santa y, con tan sólo un año cinco meses de no poder en el poder, a Ignacia la Cevichera (así conocen los colimenses a su (des)gobernador) lo clavaron a gatas en la cruz, las lonas afamadas fueron su desgracia, su Tía La Gobernadora madre como “Ponciana la conductora”, enmudeció, su pasquín calladito se quedó.

Las lonas colocadas en puntos estratégicos de la ciudad capital han deshecho a placer por los rincones de Casa de Gobierno, sólo faltó la música de la “Sonora Santanera” para completar el tremendo baile que le puso la sociedad encabronada a quien hoy el libro Guinness ha decidido llamar “Ignacia la Cevichera” por su contribución culinaria al Ceviche más grande del orbe.


Adalberto Carvajal Berber
Adalberto Carvajal Berber

 Casi dos semanas ha estado la opinión pública (hoy pomposamente llamadas las redes sociales) especulando sobre la autoría material e intelectual de las infames narcomantas con las que se exigió la renuncia de Ignacio Peralta porque, evidentemente, el gobernador no ha cumplido su magna promesa de campaña: vivir felices y seguros. Troles presuntamente vinculados al aparato de comunicación social del gobierno (si no lo son, los verdaderos voceros oficiales del régimen deberían empezar por desmarcarse de los comentaristas oficiosos que diseñan estrategias por su cuenta) acusaron al senador Jorge Luis Preciado de haber costeado las mantas, y a un grupo de panistas (algunos de ellos vinculados a Pedro Peralta Rivas, primo y operador político del mandatario) de colocarlas.


Luis Antonio Barbosa Zamora
Luis Antonio Barbosa Zamora

El pueblo colimense se encuentra bastante sumergido en una psicosis traumática por los acontecimientos que se vienen dando  a partir  de que José Ignacio Peralta Sánchez asumió el poder de  la presente administración gubernamental, no ha podido o a lo mejor no ha querido entender que tiene que cambiar de formato para gobernar como lo prometió en campaña “vivir felices y seguros”, cosa que hasta la fecha el pueblo le reprime a través de mensajes escritos en varias lonas que fueron distribuidas en diferentes puntos de la capital del estado, donde el pueblo manifiesta su inconformidad por la forma en que dirigiendo los intereses del pueblo colimense.


LA MANERA DE OPINAR DE… José Gilberto Ibáñez Anguiano
José Gilberto Ibáñez Anguiano

Mención aparte merece el ya bastante comentando tema de las lonas que aparecieron en diferentes puntos de la zona conurbada Colima-Villa de Álvarez y en Manzanillo. En ellas señalan: “Nacho, no vivimos ni felices, ni seguros. Vete. Artículo 39 Constitucional. El pueblo te lo demanda”, Nacho apareció en ellas porque está en la lona patas pa’ arriba aunque se empeñe en negarlo. Pues la neta del planeta sobre este tema. Los pollos oyeron cantar el gallo y no supieron ni por dónde. ¡Ah que “Pollo” Cruz tan descabezado¡ Mejor ponte a arreglar el cochinero que tienes en la Coordinación de Comunicación Social del Gobierno del Estado y luego le hacen al detective, al Inspector Ganget. ¡Bruto¡ dejaste entrever que  tú y tu gavilla de macuarros, como investigadores, se mueren de hambre. Mejor sigan saqueando las finanzas estatales. Es lo mejor que saben hacer.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.